Natalie Portman y su embarazo, protagonistas del videoclip de James Blake

En la recta final del embarazo, son muchas las mujeres que protagonizan una sesión de fotos profesional o que organizan una baby shower antes de la llegada del bebé. Pero Natalie Portman ha ido un paso más allá para guardar en el recuerdo las últimas semanas antes del nacimiento de su segundo hijo. La actriz es la protagonista del nuevo videoclip del cantante James Blake.

Publicado este lunes, durante los poco más de cuatro minutos del vídeo de la canción, Natalie Portman aparece mostrando su embarazo tanto sumergida bajo el agua vestida con un bikini negro como fuera de ella mientras se acaricia la barriga. La oscarizada intérprete rodó en Los Ángeles el videoclip, rodado en blanco y negro por Anna Rose Holmer (The Fits), pocos días antes de dar a luz a su segundo hija, Amalia, nacida el pasado 22 de febrero. Es el primer videoclip del disco del cantante británico, The Colour in Anything, que publicó el pasado mes de mayo. El propio cantante, compositor y productor ha compartido el vídeo con sus 281.000 seguidores de su cuenta de Twitter. Un cantante de 28 años que con su música que fusiona electrónica y soul ha encandilado a estrellas como Madonna, Beyoncé o Kanye West.

En las imágenes, Portman, de 35 años, en un momento comparte plano con un niño, aunque no se le ve el rostro ni se ha revelado si el pequeño es su primer hijo, Aleph, nacido fruto de su relación con el coreógrafo francés Benjamin Millepied, a quien conoció en 2011 durante el rodaje de Cisne negro. Un recuerdo con la canción de fondo de quien es uno de sus compositores favoritos, como ella ha declarado en alguna ocasión.

MedLumics capta 34,4 millones para lanzar un producto contra la arritmia

MedLumics, compañía en la que Caixa Capital Risc e Ysios Capital invirtieron en 2011 para el desarrollo de tecnologías médicas cardíacas basadas en fotónica, ha captado 34,4 millones de euros para llevar al mercado su producto AblaView, dirigido al tratamiento de la fibrilación auricular en el ámbito de las arritmias cardíacas.

Se trata de la mayor ronda de financiación en la historia del sector de la tecnología médica en España y una de las mayores de Europa en el último año, según han informado este lunes en un comunicado MedLumics, Ysios Capital y La Caixa.

La ronda ha sido liderada por Edmond de Rothschild Investment Partners (EdRIP), y entre los nuevos inversores se incluyen también Seroba Life Sciences e Innogest Capital, además de Ysios Capital Partners y Caixa Capital Risc.

Por dicha ampliación de capital, se incorporan al consejo junto con el fundador, Eduardo Margallo, y el representante de Ysios Capital, Josep Lluís Sanfeliu, Olivier Litzka en representación de EdRIP, Claudio Rumazza por Innogest y James Greene por Seroba.

La fibrilación auricular es una de las principales dolencias en el ámbito de las arritmias: se estima de 33,5 millones de personas sufrían arritmias de este tipo en 2010, y la prevalencia sigue creciendo por el envejecimiento de la población.

AblaView supone un salto cualitativo en el tratamiento de esta enfermedad, ya que por primera vez los médicos dispondrán de un dispositivo que les permitirá ver el efecto de sus terapias en tiempo real y de forma directa.

Bruselas quiere evitar que la carne brasileña afectada llegue a Europa

La Comisión Europea ha asegurado este lunes que ha tomado medidas para que la carne vendida fraudulentamente en Brasil no llegue a suelo europeo. “Las autoridades brasileñas han confirmado que los establecimientos involucrados en el escándalo han suspendido sus exportaciones a la UE“, ha afirmado el portavoz Enrique Brivio. El escándalo sobre la comercialización de carne en mal estado, que afecta a 29 empresas, se dio a conocer este viernes, cuando la policía brasileña puso en marcha una megaoperación para acabar con una trama de procesadoras de carne e inspectores agropecuarios que autorizaba la venta de productos no aptos para entrar en el mercado, algunos de ellos incluso caducados o podridos. 

La respuesta de Bruselas pretende tranquilizar a los consumidores europeos, aunque el portavoz matizó que de momento no hay ningún aviso para retirar del mercado carne brasileña: “no hay ninguna alerta específica sobre carne brasileña en el mercado europeo, pero hemos pedido a los Estados miembros estar vigilantes e intensificar los controles de carne procedente de Brasil”, remarcó. Desde que se diera a conocer el caso, la Comisión ha estado en permanente contacto con sus homólogos brasileños. “Hemos solicitado detalles sobre los productos los establecimientos implicados que estaban ya en camino de ser comercializados. En otras palabras, estamos tratando de asegurar que todos los establecimientos implicados en el fraude han suspendido sus exportaciones a la UE“, precisó el representante comunitario.

Los intercambios entre Brasil y la Unión Europea se rigen por las normas internacionales de la Organización Mundial del Comercio, aunque los socios europeos negocian un acuerdo con los países de Mercosur, entre los que se encuentra Brasil. A este respecto, el portavoz de Comercio también ha señalado que no permitirán que este pacto debilite los criterios que exige Europa en la materia. “El acuerdo de libre comercio no va a debilitar sino reforzar nuestras exigentes normas de calidad y seguridad alimentaria”, aseguró. El responsable europeo garantizó que “cualquier futura exportación tendrá que cumplir con los altos criterios de calidad de alimentos y los altos estándares de la legislación europea y haber pasado un sistema creíble de certificación y control”.

Pese al mensaje de calma lanzado por las autoridades europeas, las organizaciones de productores que operan en Europa han exigido “salvaguardar los estándares de seguridad” y señalaron que los países del Mercosur “no tienen los mismos estándares que nosotros”.

El país sudamericano es el mayor exportador mundial de carne bovina y de pollo, el cuarto en el segmento de cerdos y las ventas externas de esos tres representaron en 2016 el 7,2% de ese comercio, con 11.600 millones de dólares. El año pasado, Brasil exportó 2.500 millones de dólares en carne de res, pollo y derivados a la UE. En los dos primeros meses de 2017, las ventas únicamente de carne de res ascendieron a 42 millones de dólares, según la asociación de exportadores brasileños. Esta cifra solo es superada por los envíos a Hong Kong y China.

El CSI de las cacas de perro

La presencia de excrementos caninos en las calles de Málaga se va a controlar con pruebas de ADN obligatorias para todos los perros, que rondan los 100.000 en la ciudad. Los propietarios tendrán que asumir el análisis genético de sus mascotas, que en el momento en que queden regularizados portarán al cuello una chapa con su nombre y un número identificativo. La medida, recogida en la nueva ordenanza de Bienestar, protección y tenencia responsable de animales aprobada este lunes en comisión municipal, también persigue frenar el abandono y maltrato de los perros.

Los resultados del perfil de ADN, cuya realización tiene un coste aproximado de 35 euros, se añadirán a los datos que ya constan sobre ese animal de compañía en el registro municipal gracias al microchip. Todos los dueños de mascotas están obligados a efectuar el chequeo genético y, en caso de no hacerlo, se enfrentarían a una multa por una falta leve de entre 110 y 130 euros, ha recordado el concejal de Sostenibilidad Medioambiental de Málaga, Raúl Jiménez. “No se persigue multar por multar, pero para que la medida funcione bien, tiene que ir acompañada de elementos sancionadores”, ha puntualizado.

La intención del Ayuntamiento no es ir calle por calle en busca de cacas de perro. El servicio ordinario de recogida de animales y aves será el encargado de controlar la vía pública, en función del barrio que esté en su ruta de trabajo, y cuando se tope con un excremento, lo cogerá y lo enviará a analizar. Esta prueba le costará al Ayuntamiento 18 euros. Una vez realizado el examen, los resultados se podrán cotejar con el estudio de ADN que existe del perro. Cada dueño, además de recibir una placa para su mascota, tendrá un carné con 19 marcadores genéticos.

Málaga es la primera gran ciudad española que obliga a la realización de pruebas de ADN canino, una medida que funciona en algunos municipios del Levante español como Xàtiva. “Sabemos que se produce una bajada drástica de excrementos caninos en la calle”, ha apuntado Jiménez sobre su efectividad. La ordenanza ha sido aprobada por la comisión de Sostenibilidad Medioambiental con los votos a favor de PP, PSOE y Ciudadanos y la abstención del resto de grupos. Una vez que reciba luz verde en el próximo pleno, será publicada en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP). Desde ese momento, los propietarios tendrán un plazo de seis meses para acudir al veterinario y someter a su animal a una extracción de sangre que será enviada a un laboratorio, encargado de elaborar el perfil genético.

Para cumplir el nuevo servicio, está prevista la inclusión de una partida de 200.000 euros en el Presupuesto municipal que cubra el gasto de la operación en los casos en los que los propietarios no cuenten con medios económicos, algo que se controlará junto al área de Derechos Sociales. Los perros acogidos en refugios y protectoras y los que estén en proceso de adopción están exentos de someterse a esta norma hasta el momento de su cesión definitiva. También lo están los perros lazarillo y los destinados a labores de seguridad.

El estudio de la ordenanza se ha prolongado durante un año y medio y ha contado con la colaboración de colectivos animalistas, asociaciones veterinarias y criadores. El texto contempla que las mascotas puedan acceder a cualquier tipo de establecimiento público, salvo que exista una prohibición expresa por parte de su titular. Esto será así siempre que el local no esté dedicado a la elaboración, almacenamiento o manipulación de alimentos. Se vetan también los collares que se consideran “de castigo” y la exhibición de animales en los escaparates de las tiendas.

Además de nueva norma, el equipo de gobierno del PP, con el apoyo de Ciudadanos, acordó hace unos días incentivar la adopción de perros de la protectora asumiendo los gastos que conlleva todo el proceso: vacunación, esterilización, colocación del microchip y, a partir de ahora, el examen genético. El objetivo es ir dando pasos para alcanzar el sacrificio cero de mascotas. En 2016 ingresaron en las instalaciones municipales 1.473 perros, de los que 1.047 fueron entregados por sus dueños y 426 recogidos en la calle. El año pasado se practicaron 547 eutanasias en Málaga, un 14% menos que en 2015. Los sacrificios se han reducido un 50% desde 2011.

Malta: caza de brujas antiabortista

Miriam Sciberras coloca su móvil sobre la mesa y pulsa el botón de grabar. “A veces los periodistas me cambian las palabras”, se excusa desconfiada. La principal líder antiabortista maltesa es dentista, y acaba de realizar un empaste en su clínica de Zabbar, una pequeña localidad de la que fue vicealcaldesa situada a 10 kilómetros de la capital, La Valeta. Basta observar a su alrededor para encontrar pistas sobre sus convicciones. Un crucifijo en recepción, revistas cristianas en la sala de espera o una imagen religiosa tras el asiento del paciente. Como responsable de la Life Network Foundation —­Fundación Red de Vida—­ ha acudido a los tribunales para revocar la legalización de la píldora del día después argumentando que incumple el código penal y la ley de protección del embrión. “No es contracepción sino una forma de aborto encubierto. Y eso en Malta es ilegal”, zanja.

La llegada del anticonceptivo a las farmacias del país con mayor porcentaje de católicos de Europa —­más del 90% de su población—­ tiene la firma de la Women Rights Foundation —­Fundación por los Derechos de las Mujeres—­. El pasado verano 102 mujeres se unieron en torno a la asociación para hacer causa común por su legalización. Su combate llevó a las autoridades médicas a aprobarla y se ha convertido en símbolo de cambio. Al frente de todas ellas está la abogada Lara Dimitrijevic. “Los agradecimientos que hemos recibido han sido apabullantes. Ha empezado un proceso imparable: las mujeres maltesas se han dado cuenta de la sociedad patriarcal en la que vivimos”.

El discurso optimista de Dimitrijevic recuerda al del diputado laborista Evaristo Bartolo poco después de que Malta se convirtiera en el último Estado de la UE en decir sí al divorcio hace tan solo seis años, en un ajustadísimo referéndum —­en todo el mundo solo Filipinas y el Vaticano mantienen la prohibición—­. La ley maltesa solo permite a las parejas pedir el divorcio si llevan separadas al menos cuatro años, pero supuso un auténtico terremoto para un país poco acostumbrado a dar barniz humano a un sistema legal de arquitectura divina. “El sol está brillando en la isla”, anunció entonces el parlamentario. La aprobación de las uniones civiles de parejas del mismo sexo, que las equiparó a las casadas —­posibilidad de adoptar incluida—­ en 2014 supuso otro hito para los defensores de derechos, y el Gobierno ha anunciado que estudia cambiar el término para pasar a llamarlo matrimonio.

Pero los rayos encuentran todavía densas nubes que traspasar en Malta, el Estado más pequeño de la UE con apenas 420.000 habitantes repartidos en sus tres islas —­similar a la población de Murcia—­. La Iglesia rechaza cualquier cambio en la restrictiva ley del aborto, y los laboristas malteses, que en el Parlamento Europeo forman parte del Grupo Socialista y llevan en el poder desde 2013, no han mostrado intención alguna de cambiar una norma que obliga a sus ciudadanas a hacer las maletas si deciden no seguir adelante con la gestación a pesar de que su primer ministro, Joseph Muscat, prometió liderar “el Gobierno más feminista” de la historia del país, que actualmente ostenta la presidencia de turno de la UE.

La líder antiabortista Miriam Sciberras en su clínica dental.
La líder antiabortista Miriam Sciberras en su clínica dental. A.S.

La influencia de las organizaciones antiabortistas es indiscutible. Sciberras compara la interrupción del embarazo con el holocausto nazi, deslegitima su legalidad entre los vecinos europeos —­”la esclavitud también era legal”—­, y responde así ante la posibilidad de que alguien pueda no arrepentirse de haber abortado: “También hay asesinos en serie que no tienen remordimientos”. Pese a ello, esgrime su título de máster en Bioética para peregrinar por los colegios malteses dando charlas en escuelas públicas y privadas a estudiantes de 15 y 16 años con el consentimiento de las autoridades para explicar los efectos nocivos de abortar. Aunque lleva años haciéndolo con periodicidad a veces semanal, en los últimos tiempos algo ha cambiado: el runrún de protestas de padres que lo consideran adoctrinamiento ha llevado al Gobierno a iniciar una investigación para determinar si las lecciones de la líder antiabortista tienen base científica. “Explico sus consecuencias objetivamente. Son falsas polémicas. No he recibido quejas”, se defiende Sciberras.

Los tabúes siguen siendo notorios en Malta, y los silencios, sonoros. Ni siquiera la asociación que ha impulsado la legalización de la píldora se atreve a apoyar públicamente la despenalización de la interrupción del embarazo en caso de violación o peligro para la vida de la mujer en el país con las leyes más restrictivas de la UE por delante de Polonia e Irlanda. Solo la pequeña organización Malta Pro-Choice ha reclamado cambiar la ley para acabar con el impacto que la norma tiene en la salud física y mental de mujeres que pueden sumar al trauma de la violación el viaje a un país extranjero para someterse a la intervención.

División en las farmacias

En una sociedad que no reconoce el derecho de la mujer a decidir sobre su cuerpo, el estigma persigue a las compradoras de la píldora, que en ocasiones buscan farmacias alejadas de sus casas para que nadie las reconozca con el riesgo de encontrar un no por respuesta en el mostrador. Aunque la píldora está disponible en la mayoría de establecimientos desde el 14 de diciembre, algunos farmacéuticos rechazan venderla acogiéndose a la cláusula de conciencia. La ley lo permite siempre y cuando informen a la interesada de dónde pueden adquirirla, algo que tampoco complace a los antiabortistas. “Deberían dar información en lugar de decir dónde comprarla, que es lo mismo que venderla tú”, lamenta Sciberras.

La posibilidad de objetar puede provocar que en un mismo local un farmacéutico venda la píldora y su compañero no. La caza de brujas ya tiene instigadores: otro grupo ultraconservador ha pedido a sus seguidores en Facebook que les envíen datos sobre las farmacias que la distribuyen y las que no para crear una aplicación que facilite el boicot a las que venden la píldora.

Para muchos de sus socios europeos, la situación de indefensión legal de las mujeres maltesas ofrece una sensación de lejano déjà vu: la proporción que acude a clínicas de Reino Unido para interrumpir su embarazo —­unas 60 cada año cada año según las autoridades británicas, sin incluir a las extranjeras que viven en el país—­ representan un porcentaje similar al de españolas que abortaba en tierras británicas en 1976, poco después de la muerte del dictador Francisco Franco.

La fuerte herencia católica que hunde sus raíces en la medieval orden de Caballeros de Malta o su condición insular son algunas de las explicaciones que buscan dar respuesta a la excepcionalidad maltesa en materia de derechos reproductivos, aunque las percepciones están cambiando. “La iglesia tenía hasta hace poco mucha influencia en la sociedad, tal vez hoy no tenga tanta”, opina la defensora de los derechos de las mujeres Lara Dimitrijevic. ¿Cree que algún día se legalizará el aborto en el archipiélago? “Todo es posible, pero trataremos de educar para que no suceda”, advierte la antiabortista Sciberras.

El sol todavía no brilla con intensidad en estas pequeñas islas del Mediterráneo situadas 90 kilómetros al sur de la costa siciliana, pero ya lo avisó tras la legalización de las uniones homosexuales la ministra laborista de Libertades Civiles, Helena Dalli. “El caso de Malta demuestra que incluso países a menudo señalados como poco proclives al progreso pueden cambiar rápidamente”.

El Comité de Bioética aconseja dar gratis la pastilla que previene el VIH

El Comité Español de Bioética ha concluido, a petición del Ministerio de Sanidad, que “existen más argumentos a favor de acordar” financiación pública de los tratamientos que previenen que una persona adquiera el VIH mediante una relación sexual de riesgo, “que de rechazarla”. Se refiere el organismo a la conocida como profilaxis pre-exposición (PrEP en sus siglas inglesas, PPrE en español), que consiste en tomar un antiviral de manera permanente, con lo que el individuo queda protegido si tiene un episodio de infección por el VIH. Al estar ya los fármacos en su sangre, se desharían del patógeno antes de que este llegara a asentase en los glóbulos blancos. 

El descubrimiento de este proceso de prevención, consagrado por el estudio PROUD, ha supuesto no solo un avance médico, sino un reto para las Administraciones y un dilema ético. La parte científica es clara: ante esa eficacia, las sociedades médicas como la Sociedad de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) aconsejan que se medique a las personas que tienen relaciones sin protección. Pero esta iniciativa supone un gasto (unos 5.500 euros solo en medicación al precio actual para la sanidad pública), lo que puede comprometer las finanzas de las comunidades. Aunque esto no está claro. El informe del comité reconoce que solo el tratamiento de una persona con VIH cuesta en España actualmente unos 6.000 euros, pero ahí no se incluyen otros gastos sanitarios, ni cuestiones como la posible incapacidad del afectado o el lucro cesante para el Estado si la persona pasa de ser un trabajador activo a un pensionista. 

De hecho, ya en algunos casos (parejas de personas con VIH, personas con un amplio historial de relaciones sin protección detectadas por una sucesión de enfermedades de transmisión sexual) este tratamiento ya se da, pero no de manera uniforme ni establecida.

En cualquier caso, el comité cree que la cuestión económica (con aristas como que el coste de este tratamiento podía llevar a desfinanciar otros, por ejemplo) no es lo importante. Desde un punto de vista ético, el debate está en si se debe financiar un tratamiento que ha demostrado que es el más eficaz para prevenir la infección del VIH.

Pero las preguntas de Sanidad iban más al detalle. Porque se planteaban si sería ético subvencionar este tratamiento incluso si la persona que lo va a recibir no cumple todas las pautas de precaución (siempre se aconseja tomar las pastillas, pero seguir usando preservativo). Y, aún así, la conclusión del comité a favor de la financiación se mantiene.

En su nota de prensa, el comité resume así los condicionantes de su decisión: “El ámbito concreto de la salud al que va dirigido el medicamento, el fracaso que actualmente presentan las estrategias para la erradicación del VIH, la ausencia de medidas alternativas que alcancen los mismos resultados de prevención que la PrEP, la especial incidencia que sigue teniendo la enfermedad en grupos especialmente vulnerables, los cambios en la percepción social sobre el riesgo del VIH y la exigida protección de la salud colectiva”. 

Detrás de esta redacción se esconden algunos hechos destacables, como que, pese a todas las campañas y esfuerzos educativos, cada año se diagnostican en España unos 3.500 contagios del VIH (3.428 en 2015, último con cifras cerradas, pero 2.907 en 2010, por ejemplo), y ninguna de las políticas adoptadas han conseguido bajar esta cifra. También que son los hombres que tienen sexo con hombres (el 53% del total) y los inmigrantes (el 30%) los grupos proporcionalmente más afectados.

Llega incluso el informe a tratar el caso de las personas que conscientemente tienen relaciones de riesgo (y pone el caso del llamado bareback, que significa buscar expresamente relaciones sin condón), y recomienda “un sistema de educación e información que permita transmitir que la mejor arma contra la expansión del VIH pasa, irremediablemente, por la prudencia y prevención”, pero eso “no significa renunciar a las conductas que conforman el propio proyecto de vida, por mucho que este o aquellas no sean compartidos por la mayoría”, añade, y pone algunos ejemplos de otros comportamientos de riesgo (ciertos hábitos o viajar por placer a países con enfermedades endémicas) en los que no se cuestiona que deban recibir tratamiento médico preventivo o posterior.

En su informe, el comité pone dos condiciones: es “indispensable que dicha financiación pública se acompañe del fomento de otras medidas dirigidas a la lucha contra el riesgo de transmisión sexual del VIH, en el marco de una estrategia general de prevención. Igualmente se ha de poner énfasis en la importancia que tienen tanto el counselling en salud sexual como el control rutinario de las personas que reciben la PrEP”.

Y, también, que “dicha financiación pública se acompañe de una minuciosa evaluación a posteriori de los efectos de la decisión y de las evidencias que pudieran ir obteniéndose en el futuro sobre el valor preventivo a medio y largo plazo de la PrEP, así como posibles nuevas evidencias de riesgos o efectos secundarios”.

Julia, una marioneta con autismo, llega a Barrio Sésamo

¿Cómo se puede enseñar lo que es el autismo a los más pequeños de la casa? Esta es la pregunta que se hizo el programa Barrio Sésamo que lleva 50 años en antena en Estados Unidos. Para resolverla, su respuesta e iniciativa ha sido crear una marioneta, Julia de cuatro años, con este trastorno para que los niños sepan y conozcan cómo son los menores que padecen esta enfermedad que afecta a uno de 68 niños en edad escolar, siendo más común en varones, según los últimos datos del Centro de Prevención y Control de Enfermedades de este país (CDC, por sus siglas en inglés). Es una forma bonita de concienciar sobre el autismo infantil y reducir los prejuicios a su alrededor.

El anuncio de esta nueva incorporación lo hizo la guionista del famoso programa infantil, Christine Ferraro, en una entrevista concedida ayer domingo a la cadena de televisión CBS. Julia, la marioneta con autismo, ya sale en los tebeos y libros de Barrio Sésamo. Y ya se anunció su incorporación en el programa en 2015. Pero es ahora que da, definitivamente, el salto a la pequeña pantalla que compartirá con viejos conocidos como el Monstruo de las Galletas (Triki) o Epi y Blas.

“La gran discusión (dentro del programa) desde el principio fue: ¿cómo hacemos esto, cómo hablamos de autismo?’, explicó Ferraro en el programa 60 Minutes. “Fue complicado encontrar un patrón único para el personaje, ya que es una enfermedad que no se manifiesta de la misma manera entre los menores que la padecen”, añadió.

Los Trastornos del Espectro Autista (TEA), entre los que se incluye el autismo, se definen como trastornos del neurodesarrollo que se manifiestan habitualmente en los tres primeros años de vida de un niño. Los bebés con el trastorno pierden el contacto visual, en ocasiones parece que no oyen y tienen algunas hipersensibilidades o cogen rabietas excesivamente fuertes. Una conducta muy característica de los niños aquejados por este trastorno son los comportamientos repetitivos. Aunque, según los expertos, conseguir un patrón único es complicado ya que hay niños libres de trastorno que también pueden presentar algunos de estos síntomas.

“En la primera aparición”, según relató la guionista, “Julia ignorará a Paco Pico (La Gallina Caponata)  -una de las características de los niños con TEA también es su dificultad para relacionarse- . Extrañado por la reacción de la nueva marioneta, Paco Pico pensara que no le gusta a la niña. Problema que resolverán otros personajes de Barrio Sésamo enseñándole que la conducta de esta es diferente y que debe evitar los prejuicios”. Este nuevo personaje tendrá protagonismo en Barrio Sésamo.

El programa infantil siempre crea sus personajes bajo la supervisión de profesionales. Normalmente, con la ayuda de educadores y psicólogos. “En el caso de Julia”, continúa Ferraro, “hemos trabajado también con distintas organizaciones que trabajan con niños con autismo con el fin de decidir qué características debía tener y cómo normalizar este trastorno a los demás niños”.

El equinoccio de primavera pone en guardia a los alérgicos

Los ocho millones de alérgicos que hay en España ya lo saben: la primavera ha llegado y, con ella, las altas concentraciones de pólenes que les provocan picores, estornudos, mocos, irritación… Tras un invierno poco agradable para quienes su alérgeno es el polen de las cupresáceas (coníferas arbóreas o arbustivas), la estación recién estrenada parece venir con fuerza. De momento llega una alta concentración del polen del plátano de sombra, de los que hay centenares de miles por España, sobre todo en las ciudades.

La primavera ha entrado oficialmente en España este lunes, 20 de marzo, a las 11.28 (hora peninsular). Pero, realmente, casi estaba ya aquí. Entre dos y cuatro semanas se ha adelantado la primavera en los últimos 50 años a causa del cambio climático. La combinación en algunas zonas de lluvias abundantes y altas temperaturas a principios de marzo auguran un periodo duro para los alérgicos

Desde mediados del siglo XIX, la temperatura media de la Tierra ha aumentado 1,8 grados; de hecho, 2016 fue el año más caluroso de la historia. Estos casi dos grados de más ya incrementan la concentración de ozono troposférico en la atmósfera, un contaminante con efectos negativos sobre el aparato respiratorio.

Este proceso provoca que se alargue la estación polínica, por lo que proliferan las alergias: hay un 2% más de afectados cada año, según datos de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología. Las enfermedades alérgicas están entre las seis patologías más frecuentes, según la Organización Mundial de la Salud (OMS)

De momento, toca el plátano de sombra, cuya polinización es “explosiva” y se produce desde la segunda quincena de marzo a la primera de abril. La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ya prevé una “amplia concentración” del polen de este árbol desde la segunda quincena de marzo que puede ocasionar un gran impacto para los pacientes alérgicos.

Según ha informado la Comunidad, el periodo de polinización del plátano de sombra es muy corto, de dos a cuatro semanas, aunque los picos de polen se producen casi siempre durante los cinco días primeros días.  Los alergólogos recuerdan que solo en Madrid hay censados 73.000 árboles de esta especie y en Barcelona, unos 57.000.

Alrededor del 25% o 30% de la población es alérgica a algo en España, y, de ellos, la mitad (unos 8 millones) lo es al polen. La media de alergólogos es de 0,85 por cada 50.000 habitantes. En Baleares no hay ningún médico de esta especialidad en la sanidad pública desde hace 4.169 días.

Los alérgicos, de manera genérica, deben evitar el contacto del polen con las mucosas de la boca, nariz y ojos, empleando gafas de sol y mascarillas, y conducir con las ventanillas cerradas y evitando, si es posible, desplazamientos en moto o bicicleta.

Además, Sanidad ha recordado que los fármacos antihistamínicos pueden producir somnolencia y disminución de la atención, lo que debe tenerse muy en cuenta a la hora de conducir y realizar otras actividades que requieran concentración.

En los domicilios se aconseja utilizar el aspirador y bayetas húmedas para limpiar el polvo y evitar, así, la proliferación de ácaros, y emplear filtros de polen en el aire acondicionado de viviendas y vehículos.

Por qué se lo debería pensar dos veces antes de comprar una crema o perfume sorprendentemente baratos

Los datos oficiales no dejan lugar a dudas. Las falsificaciones de cosméticos y perfumes son hoy por hoy un verdadero problema económico y social. Empecemos por los facilitados por la Oficina para la Armonización del Mercado Interior (OAMI), la agencia comunitaria encargada del registro de marcas, dibujos y modelos en la Unión Europea. Según un estudio publicado por dicha oficina en 2015, España está a la cabeza de los países de la UE en falsificaciones de cosméticos en términos relativos, lo que afecta al 17,1% de las ventas del sector. Traducido en términos absolutos, significa que cada año fabricantes, minoristas y distribuidores de nuestro país pierden 949 millones de euros. Esta cifra, que puede resultar fría para muchos, adquiere un significado más cálido si tenemos en cuenta las repercusiones para el ciudadano: entre los directos e indirectos, en toda la UE se pierden 80.000 puestos de trabajo a causa de las falsificaciones. Esto, además del tremendo varapalo a países como España, con casi cuatro millones de parados, implica que los gobiernos dejen de ingresar la espectacular cifra de 1.700 millones de euros en impuestos y a la Seguridad Social. Perdemos todos.

Pero, ¿hay además algún perjuicio directo sobre la salud de quienes consumen cosméticos de imitación? María Emilia Gómez Huerta, del área jurídica de la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU), resuelve: “Sin duda, las falsificaciones suponen un peligro para la salud. Uno de sus problemas más graves es que la forma de fabricarlos y los ingredientes que utilizan no están regulados, por lo que pueden incluir productos químicos que resulten dañinos o estén contaminados”.

Ingredientes no cosméticos

Lidia Maroñas, médico especialista en dermatología de la Clínica Dermatológica Internacional, explica el proceso de control: “La elaboración de un nuevo perfume o cosmético ha de pasar un riguroso examen de seguridad antes de llegar al mercado. Toda la información relativa a su fórmula (ingredientes, producto final y uso) queda recogida en una base de datos europea, a la que tienen acceso las autoridades nacionales de control y los centros de toxicología, para garantizar la transparencia del proceso y la seguridad del consumidor”. Las falsificaciones, evidentemente, no siguen la misma pauta: “Sus componentes no pasan ningún control de calidad ni respetan las medidas de evaluación de seguridad que establece el Reglamento Europeo de Cosméticos, un hecho grave al tratarse de productos que están en contacto con nuestra piel”, considera Carmen Esteban, directora técnica de la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética (Stanpa).

Ana Rocamora, presidenta de la Sociedad Española de Químicos Cosméticos (SEQC) y directora de cosmeticsinMind, compañía de ingeniería cosmética dedicada a la creación de nuevos productos, hace hincapié en los componentes de productos falsificados: “No emplean activos ni de última ni de primera generación. De hecho, los ingredientes que usan suelen ser de calidad no cosmética o incluso caducados. Podrían ser glicerina industrial, propilenglicol, aceites industriales, conservantes no autorizados, colorantes industriales no autorizados, etcétera. Pero el mayor riesgo no viene del ingrediente en sí, sino de la posible concentración elevada de impurezas o mala conservación que pueden tener estos productos”. Rocamora advierte que las sustancias que integran estas imitaciones, probablemente, provengan de empresas de aplicaciones industriales donde la materia prima es más económica porque se le exige menos pureza. Además, se fabrican y envasan en lugares clandestinos que no cumplen las exigencias sanitarias.

“No hay regulación para la fabricación e ingredientes de un cosmético falso, por lo que pueden estar contaminados o incluir productos químicos que resulten dañinos” (Mª Emilia Gómez, área jurídica de CECU)

Con el objetivo de constatar la —mala— calidad de los ingredientes de las falsificaciones, Stanpa solicitó el pasado año un análisis de laboratorio. Se confirmó que la composición de la mayoría de los perfumes y cosméticos falsificados es completamente distinta a la del producto original. Para elaborar estos análisis se utilizó la denominada técnica de Cromatografía de Gases y la Espectrometría de Masas (GC/MS, por sus siglas en inglés), que identifica los componentes de productos falsificados y los compara con los originales. Frente a los más de 80 componentes que contiene un perfume original, la mayoría de las falsificaciones no alberga más de 20 o 25. En alguna de las muestras analizadas se encontraron compuestos prohibidos como el etilenglicol (el ingrediente primario de los anticongelantes para automóviles). Y algo más: las falsificaciones carecen de protección frente a los rayos ultravioleta (UV), lo que puede dar lugar a fotodegradación y generación de sustancias de riesgo para la salud.

Reacciones cutáneas

“Al ser artículos que se aplican directamente sobre la piel, lo más frecuente es que produzcan reacciones cutáneas de contacto en forma de dermatitis, ya sea irritativa o alérgica, por sensibilización a alguno de sus componentes”, describe la dermatóloga Maroñas. Estas reacciones, añade, suelen manifestarse en forma de molestia —picor, sensación de tirantez, escozor—, enrojecimiento o inflamación localizada de la piel en la zona de aplicación del producto y, más raramente, pueden diseminarse, dar lugar a ampollas y poner en peligro órganos internos. De forma ocasional, se han reportado casos de hipersensibilización cruzada, intoxicación, urticaria y cambios permanentes en la coloración de la piel. Rocamora coincide: “Al emplear falsificaciones estamos aumentando el riesgo de irritaciones o deterioro del efecto barrera a largo plazo. Además, debido a que el control de calidad en estas fabricaciones falsas es deficiente o inexistente, puede haber variaciones del pH o mayor facilidad para que el producto se deteriore”.

El hecho de desconocer la composición de un cosmético y el lugar de producción es un gran inconveniente para identificar la sustancia que provoca la reacción y erradicar sus efectos a largo plazo, que no son tan extraños. Según el informe Metal Hazard the Health Risk of Hidden Heavy Metals in Face Make up, publicado en mayo de 2011 por la organización medioambiental canadiense Environmental Defence, productos como sombras de ojos, delineadores, bases de polvos o máscaras de ojos contienen concentraciones peligrosas de plomo, arsénico y cadmio, que en dosis no controladas podrían provocar insuficiencia renal, intoxicaciones y daños en la vista.

“De forma ocasional, se han reportado casos de intoxicación, urticaria y cambios permanentes de la coloración de la piel por el uso de un cosmético falso” (Lidia Maroñas, dermatóloga)

La dermatóloga aconseja consultar con un especialista a la mínima sospecha de reacción a un perfume o cosmético: “Iniciamos tratamiento sintomático de forma ambulatoria con emolientes, corticoides tópicos y antihistamínicos orales para disminuir la inflamación y aliviar las molestias locales como el picor. En casos severos, puede ser necesario el ingreso hospitalario del paciente para mantener una monitorización más estrecha”.

Condiciones lamentables

El inspector jefe del Grupo de la Sección de Delitos contra la Propiedad Intelectual e Industrial de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta, José Luis Gómez Pidal, pone la lupa en los lugares donde se fabrican y almacenan las falsificaciones: “Las organizaciones criminales invierten dinero en investigar y desarrollar los productos que pretenden falsificar. Sin embargo, los lugares donde se desarrollan los productos falsificados carecen de cualquier medida de seguridad o control sanitario. La experiencia de la Policía en la desarticulación de este tipo de organizaciones nos muestra como denominador común que las condiciones en las que se confeccionan los productos falsificados son lamentables: locales insalubres, maquinaria ruinosa, sin control sanitario y un largo etcétera de despropósitos en la creación de productos para uso humano”.

Gómez Pidal asegura que estamos ante una práctica generalizada: “Donde antes solo encontrábamos textil, ahora también hay cosmética y perfumería. Las cifras son abrumadoras”. Un ejemplo: en la operación Tashkent, en 2015, se incautaron más de 120.000 botes de champú. Los motivos vienen de la relación costes y beneficios. “Las falsificaciones dan mucho dinero y suponen baja penalidad”, aclara. Así, las organizaciones delictivas se asocian con frecuencia para conseguir más ganancias.

En enero de 2014, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) quiso alertar sobre esta realidad a través de la campaña de sensibilización Productos falsificados: no apoyes el crimen organizado, en la que aseguraba lo siguiente: “La falsificación puede estar vinculada al narcotráfico, a la trata de seres humanos, al tráfico de armas y a otros graves delitos. Falsear a menudo implica estar conectado con la corrupción, el blanqueo de dinero, la extorsión y el tráfico ilícito de divisas”. Los ahorros que dedicamos a las compras de imitación pueden ir a parar a organizaciones delictivas de amplio espectro, como alerta el inspector Gómez Pidal, que concluye: “El hecho de que gran parte de los productos de perfumería y cosmética falsificados sean distribuidos en mercadillos o por los llamados manteros no significa que el fenómeno sea de baja intensidad, ya que solo estamos viendo la punta de un iceberg que mueve gran cantidad de dinero”.