Un brote de gastroenteritis afecta a 125 alumnos de una escuela de Sant Cugat

Un brote de gastroenteritis ha afectado este miércoles a 125 alumnos de la escuela Avenç de Sant Cugat del Vallès (Barcelona), que tiene 1.186 estudiantes matriculados. Un estudiante tuvo que ser ingresado en el Hospital General de Cataluña, informó el 3/24.

El Departamento de Salud informó de que la Agencia de Salud Pública de Catalunya (Aspcat) está investigando el brote, que supuestamente puede haberse producido por una tóxicoinfección alimentaria —producida por un microorganismo o una toxina del mismo alimento que ha sido contaminado—.

El Departamento de Salud explicó que los síntomas se iniciaron ayer por la tarde con 21 alumnos de primaria y secundaria que presentaban un cuadro de gastroenteritis leve y duración corta con evolución favorable.

Según Salud, la ASPCAT ha actuado desde el momento de la notificación y ha abierto una investigación para determinar el origen del brote. Además, los técnicos de Salud Pública están realizando diversas encuestas epidemiológicas a los afectados y de la inspección en el centro para valorar las condiciones higiénico-sanitarias. También se tomaron muestras de los posibles alimentos implicados que se enviarán al laboratorio.

La ASPCAT también trasladó recomendaciones por escrito a los padres para evitar que el episodio infeccioso se extienda a otras personas del entorno de los menores afectados.

Trump intenta sofocar la rebelión interna contra la reforma sanitaria

La vida en la oposición siempre es más fácil. Tras siete años esperando derribar la reforma sanitaria de Obama, los republicanos han caído víctima de sus contradicciones. Pese a controlar las Cámaras, el proyecto alternativo presentado el lunes ha desatado una revuelta en el partido. Para los halcones se parece demasiado al Obamacare, y para los moderados ahuyenta a sus votantes. La tensión ha llegado a tal punto que el presidente Donald Trump ha tenido que salir a la palestra y hacer suyo el plan. “Lo defiendo orgullosamente”, ha dicho.

Durante años, el Obacamacare unió a los conservadores. Era el símbolo del error demócrata: un combinado de despilfarro e intervencionismo que, a la postre, aumentaba la deuda y ni siquiera mejoraba la calidad asistencial del ciudadano medio. La realidad ha venido a pedir cuentas a los republicanos.

Veintidós millones de personas han adquirido un seguro médico gracias a la reforma sanitaria de Obama y otras 10 millones reciben cobertura con el Medicaid, el programa para los más desfavorecidos. El sistema ofrece además medidas extremadamente populares como la posibilidad de mantener a los hijos en la póliza de los padres hasta los 26 años o la prohibición a las aseguradoras de rechazar o gravar a aquellas personas con problemas médicos previos. Son aspectos que ni siquiera el proyecto conservador se ha atrevido a tocar.

Calculadamente difuso, el plan del presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul D. Ryan, intenta plasmar sobre el papel la consigna liberal de dar peso al individuo frente al Estado. Para ello sustituye el entramado de subsidios e impuestos del Obamacare por un sistema de desgravaciones fiscales destinado a incentivar la compra de seguros en el libre mercado. Y aunque marca ciertas líneas rojas con claridad, como la eliminación de las multas para quien no contrate un seguro, toma distancia en los puntos cardinales. Así, posterga a 2020 la congelación del Medicaid y difiere un año la demolición de la arquitectura impositiva creada por Obama.

Tramitación urgente, consenso lento

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul D. Ryan, vive días agitados. Para tramitar el proyecto ha elegido el camino más rápido. Esta semana tiene que ser revisado por dos comités (el de Medios y Arbitrajes y el de Energía y Comercio) y la próxima ha de votarse en pleno. Pese a esta urgencia, su propuesta no ha logrado el consenso. Y lo que debería haber sido una escenificación controlada y vibrante de la caída del legado de Obama, se ha vuelto una implosión republicana.

“Esto no es lo que estábamos esperando. Es una oportunidad perdida y un paso en la dirección equivocada. Prometimos al pueblo americano que drenaríamos el pantano y acabaríamos con los modos de Washington. Esta ley no lo hace”, afirmó el senador republicano Mike Lee. No estaba solo. El núcleo más duro de los congresistas, formado por una treintena de antiguos legados del Tea Party, opinaba lo mismo. Y también la constelación de asociaciones patrióticas que alimentan la furia antiobamista. “Los republicanos deben rechazar esta ley fallida y poner en marcha un genuino esfuerzo para cumplir sus promesas y crear el libre mercado sanitario”, declaró la muy conservadora entidad Acción para el Legado de América.

Entre los moderados el miedo es justo el contrario. Temen que el plan vaya demasiado lejos. Y a falta de estudios que calibren la cifra de afectados, se resisten a dar su apoyo. “La reforma no puede hacerse al coste de las personas más vulnerables y enfermas”, han alertado en una carta cuatro senadores republicanos.

Bajo este pulso, la tensión en el Capitolio se ha disparado y Ryan ha tenido que salir una y otra vez a defender su proyecto. “Léanlo, es lo que queríamos, es nuestra lista de deseos. He estado 20 años trabajando en ello y es lo que habíamos soñado hacer”, dijo este miércoles.

En su apuesta, Ryan no está solo. La Casa Blanca teme que un estancamiento del plan pueda volverse en contra. Y el propio Trump ha decidido jugársela. Ha abandonado cualquier ambigüedad y ha hecho suya la propuesta: “La defiendo orgullosamente, es lo que pedí”.

A este apoyo explícito, la Casa Blanca ha añadido una amenaza directa a los parlamentarios que se opongan. “El presidente presta enorme atención a lo que se diga y haga”, ha señalado el congresista Patrick T. McHenry tras reunirse con Trump.

Las cartas están sobre la mesa. Con su intervención, la caída del Obamacare se ha vuelto un reto suyo. Su éxito o fracaso también lo serán.

El genio Capablanca, 75 años después

“Por favor, ayúdenme a quitarme el abrigo. Tengo una jaqueca insoportable”, fueron las últimas palabras de Capablanca poco antes de caer fulminado, en el Manhattan Chess Club de Nueva York, adonde acudía con gran frecuencia por las tardes. La hipertensión lo mató -en la sala de urgencias del hospital Monte Sinaí le midieron pocos minutos después 280/140, una barbaridad que le causaría la muerte incluso con los adelantos de hoy- y sin duda acortó mucho su carrera e impidió que su brillantísimo palmarés fuera aún más cegador; 75 años después, esa dolencia ni siquiera tiene por qué acortar la vida si se trata y controla adecuadamente, pero entonces se sabía mucho menos sobre ella.

Los relatos que he leído de aquella tragedia no incluyen una descripción del abrigo, pero puede asegurarse que no se parecía en nada a las prendas raídas o descuidadas tan frecuentes en los guardarropas de un club o un torneo. Hay poco riesgo de equivocarse si uno imagina un lustroso abrigo gris marengo de fino paño de lana, exquisito corte inglés y botones cruzados. Y ese gran contraste tiene una explicación de lógica total: una gran parte de los ajedrecistas de competición viven absortos en su mundo, pensando en la partida que acaban de jugar, en la que disputarán mañana o en una muy interesante que recién vieron; cuidar mucho los detalles de su vestimenta o su imagen en general no encaja bien con esa devoción.

Capablanca, a la derecha, durante su duelo frente a Aliojin, Buenos Aires 1927
Capablanca, a la derecha, durante su duelo frente a Aliojin, Buenos Aires 1927

¿Cómo se explica entonces que Capablanca fuese un galán de película y al mismo tiempo uno de los mejores ajedrecistas en 1.500 años de historia documentada? Porque a partir de su salto a la fama en el torneo de San Sebastián 1911, que ganó contra pronóstico y con gran brillantez, dedicó mucho menos tiempo a su entrenamiento que sus rivales más duros de entonces, y muchísimo menos que las estrellas actuales del deporte mental. Muy adelantado a su tiempo, el cubano cinceló una aureola de casi invencible porque su profunda comprensión de la estrategia era muy superior a lo que se sabía hasta entonces. Sus mejores partidas son un paradigma de la sencillez de los genios: logra que el aficionado crea, durante un rato, que lo muy difícil es, en realidad, fácil. Diversos relatos coinciden en escenas similares a otras que Anatoli Kárpov protagonizó 60 años más tarde: Capablanca se acerca a una mesa donde varios maestros de postín llevan un buen rato analizando una posición compleja; menos de un minuto después, emite su certero diagnóstico, parecido a este: “Para ganar, hay que cambiar las damas, poner la torre en g6 y el rey en e7, y todo se derrumba”.

Gari Kaspárov lo explica muy bien en el primer tomo de su obra monumental Mis Geniales Predecesores (Ediciones Merán, 2003): “En general, el apogeo de Capablanca fue, en mi opinión, en el periodo anterior a su conquista del campeonato [del Mundo, en 1921]. Fue entonces cuando jugó el ajedrez más fresco e interesante, y cuando demostró su colosal superioridad sobre sus contemporáneos. Por esa razón surgió precisamente el mito de su invencibilidad. Nadie podía ver las pequeñas -y, a veces, no tan pequeñas- lagunas de su estilo ultrapuro. Pero esos errores no eran accidentales, y en el encuentro con Alekhine [quien le derrotó en 1927] pasaron a ser trágicos, puesto que echaban por tierra los frutos del enorme trabajo precedente. Capa fue cayendo por culpa de su proverbial pereza, y una cierta negligencia en su juego. Si tenía éxito, ¿para qué esforzarse más?”.

Capablanca junto a su segunda esposa, Olga Chagodaef, en 1939
Capablanca junto a su segunda esposa, Olga Chagodaef, en 1939

En efecto, no pocos expertos están convencidos de que Capablanca hubiese ganado a Alekhine (mejor transcrito como Aliojin) de haberse preparado a conciencia como hizo el ruso, nacionalizado francés. El cubano siguió brillando después, y porfió en pedir la revancha, que Aliojin nunca le dio. Ambos están en la lista de inmortales del ajedrez, pero ese segundo duelo que nunca existió es una de las grandes frustraciones históricas para los aficionados.

El lector poco versado que haya llegado hasta aquí deducirá, con lógica aplastante, que Capablanca era un genio de nacimiento, superdotado para el ajedrez, que no necesitaba entrenarse para deslumbrar con su sabiduría natural; sería, por tanto, un argumento de peso para quienes piensan que los genios nacen, no se hacen. Pero eso es difícil de creer -incluso hace cien años, ser una estrella del ajedrez sin dar un palo al agua rozaba lo imposible-, y de hecho queda muy cuestionado cuando uno lee otra obra monumental -José Raúl Capablanca, a Chess Biography, de Miguel Ángel Sánchez, McFarland 2015, lo más completo que se ha escrito sobre el campeón cubano junto a Capablanca, de Edward Winter, McFarland 1989-, donde un destacado jugador, escritor y organizador de aquella época, Jacques Mieses, dice: “Capablanca dedicó prácticamente todo su tiempo al ajedrez desde el cuarto al vigésimo segundo año de su vida; en ese periodo, 18 años cuentan el doble o el triple”.


El libro editado por McFarland en 2015ampliar foto

El libro editado por McFarland en 2015

Esas frases, publicadas en el diario alemán Berliner Tageblatt tras el resonante triunfo del cubano en San Sebastián 1911, lo cambian todo. Como en el caso del actual campeón del mundo, Magnus Carlsen, todo indica que los genes de Capablanca eran especialmente apropiados para brillar en el ajedrez. Pero, ante la evidencia de que el ajedrez fue un elemento muy importante en la infancia de ambos (en el caso de Carlsen, a partir de los ocho años), es imposible saber si ambos genios nacieron o se hicieron, si el trabajo intenso pesó más o menos que los genes.

Por tanto, buena parte de los epítetos dedicados a Capablanca -El Mozart del ajedrez, La Máquina de Ajedrez, El Invencible- se debían en gran parte a un trabajo concienzudo y muy adelantado a su época, durante 18 años. Su dominio era tal que él mismo y otros astros del tablero dijeron entonces que el ajedrez estaba ya cerca de agotarse, de llegar a ese punto en el que casi todas las partidas entre jugadores de élite terminarán en tablas; por eso, Capablanca propuso que el tablero se agrandase (8×10, en lugar de 8×8) en un agudo debate, que se ha recrudecido cien años más tarde. Entonces surgió la escuela hipermoderna -en lugar de ocupar el centro con peones, se puede presionar con piezas desde los flancos- y apagó el debate; hace unos años surgió la Revolución Carlsen -lo importante no es lograr ventaja en la apertura, sino sacar al rival de territorios conocidos, para que no juegue de memoria- y mitigó un poco el fuego, pero el conservadurismo de la Federación Internacional, que no castiga ni previene los empates cortos, y la aversión al riesgo de numerosos jugadores de élite han vuelto a avivarlo.

Por fortuna para Capablanca y para el ajedrez, el grave obstáculo de su hipertensión fue compensado por un entorno favorable, no tanto en su familia, que hubiera preferido que el joven José Raúl se dedicase a actividades más serias, como en su país. Contrariamente a lo que vivió Carlsen en Noruega, el ajedrez era popular y relativamente prestigioso en La Habana durante su infancia, lo que contribuyó a que el Gobierno le apoyase de diversas maneras; por ejemplo, con misiones y pasaportes diplomáticos. En realidad, Capablanca no fue un jugador profesional en sentido estricto, pero precisamente el hecho de no tener que ganar una partida hoy para poder comer mañana le permitió brillar más. El dictador Fulgencio Batista ordenó que su féretro fuera velado en el Congreso de La Habana como Coronel Caído en Campaña, el máximo honor póstumo en aquel momento, y condecorado al nivel más alto, con la Orden Carlos Manuel de Céspedes.

Además de la casi unánime explicación de por qué perdió el título ante Aliojin, varios testimonios coinciden en la laxitud con que Capablanca vivía la que supuestamente era su principal actividad. Al menos dos testigos aseguran, aunque con algunas diferencias en los detalles, que el grosero error cometido por el cubano en la novena jugada frente a Saemisch del torneo de Carlsbad 1929 se debió a que su esposa viajó sin avisar a esa ciudad checa y se presentó en la sala de juego cuando Capablanca hablaba con su amante, mientras esperaba la jugada de su adversario. Dado lo mala que fue esa jugada, y lo bueno que era Capablanca, tal explicación es una de las pocas que encajan como un guante.

La juez deja libre al anarquista vegano acusado de terrorismo

La juez Carmen Lamela, titular del Juzgado Central de Instrucción 3, ha decretado de oficio este miércoles la libertad provisional con cargos de Juan Manuel Bustamante Vergara, de 26 años, que se encontraba en la prisión de Aranjuez desde hace 16 meses con la acusación de terrorismo en un polémico caso basado en pruebas dudosas, según desveló EL PAÍS en diciembre. Bustamante, también conocido con el apodo de Nahuel, fue arrestado en noviembre de 2015, junto a otros cinco jóvenes, en la Operación Ice contra un grupo anarquista vegano de Madrid llamado Straight Edge. La acusación fue de terrorismo y otros delitos que pueden llegar a implicar penas de más de 30 años.

Sin embargo, los hechos consistían en la quema de dos sucursales bancarias y se sostenían en indicios endebles, como pintadas, mensajes en redes sociales y sustancias sospechosas que resultaron ser productos de limpieza o caldo de lombarda. La clave de la acusación fue la controvertida formulación del delito de terrorismo que, aplicando el nuevo artículo 573 del Código Penal, puede englobar cualquier hecho violento al que se le atribuya la intención de subvertir el orden institucional.

La juez Lamela, que también ha instruido el caso de presunto terrorismo por la paliza a dos agentes de la Guardia Civil en Alsasua (Navarra), sostiene ahora que “teniendo en cuenta el tiempo que lleva privado de libertad” el detenido, “considera proporcional” su puesta en libertad. En su auto, la juez señala que la instrucción del caso está “prácticamente” concluida, pendiente solo de un informe del fiscal. Se espera que Bustamante salga de prisión a última hora de la tarde, según su familia. Tendrá prohibición de abandonar el territorio español y deberá presentarse una vez a la semana ante el juzgado.

Natalia Bosh, madre de uno de los seis jóvenes detenidos ha afirmado sentirse sorprendida por la noticia. “La resolución no responde a ninguna petición previa: la misma magistrada que lo ha mantenido tantos meses alegando falta de arraigo, ahora dice lo contrario. Nos ha sorprendido. No sé si se ha dado cuenta de lo desproporcionado de la medida o del agravio comparativo después de dos semanas viendo como dejan en libertad sin fianza a Urdangarin, Rato, Blesa y compañía”, ha añadido.

El hecho violento que se atribuyó a los detenidos es la quema de dos sucursales bancarias en 2013 y 2015 en Madrid, aunque en el sumario no hay ni una sola prueba de su participación directa. El hecho de que apareciera en el lugar una pintada del grupo dos semanas antes, que colgaran en las redes sociales fotos de bancos con llamamientos a sabotearlos y que uno de los detenidos viva cerca de allí, llevó a los agentes a “la convicción” de que habían sido ellos.

En contra de los acusados, y sobre todo de Bustamante, pesaron también argumentos como que simpatizan con el movimiento okupa y que han participado en manifestaciones como Rodea el Congreso y Marcha por la Dignidad. Bustamante había sido detenido en tres ocasiones, acusado de participar en altercados en estas movilizaciones. El abogado de Bustamante, Eduardo Gómez, ha valorado “muy positivamente” la resolución. “Estamos contentos de que la juez haya estimado por fin lo que llevamos reclamando más de un año y ahora enfrentamos con más esperanza el juicio, del que aún se desconoce la fecha”, ha declarado. 

Straight Edge, algo así como camino recto, es una tendencia que nace en Estados Unidos en los setenta y toma su nombre de una canción con ese título de un grupo de hardcore punk de los ochenta llamado Minor Threat. Nace en los círculos punks y anarquistas como respuesta al abuso de alcohol y drogas predominantes en ese mundo. “La libertad no se fuma, no se bebe, ni se esnifa; la libertad se conquista”, dice la web de este colectivo en Madrid.

¿Cuánto sol es bueno para la salud?

Cada año, los estudios sobre los beneficios de tomar el sol en dosis moderadas se intercalan con los que confirman los riesgos que conlleva hacerlo de forma excesiva. Así, aunque la radiación solar ultravioleta (UV) interviene en el desarrollo de eritema solar, cáncer y envejecimiento de la piel, también reduce la presión arterial, sintetiza la vitamina D y mejora el tratamiento de diversas patologías.

Ahora, el Grupo de Investigación en Radiación Solar de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) ha analizado el tiempo necesario de exposición para obtener las dosis recomendadas de vitamina D sin que eso dañe nuestra salud. Los resultados se han publicado en la revista Science of the Total Environment.

“En España, a pesar de ser un país con muchas horas de sol, diferentes artículos han reportado un alto porcentaje de deficiencia de vitamina D entre varios estratos de la población española”, explica María Antonia Serrano, científica de la UPV y autora principal del trabajo.

La insuficiencia de vitamina D se asocia con un mayor riesgo de sufrir diversas enfermedades en la edad adulta. Dado que muy pocos alimentos contienen esta vitamina, su síntesis en la piel a partir de la exposición solar es la principal fuente natural que existe. Serrano y sus compañeros estimaron el tiempo necesario para obtener las dosis recomendadas –lo que equivale a una ingesta diaria de 1000 UI (unidades internacionales) de vitamina D– en una zona como la ciudad de Valencia, que recibe una gran dosis de radiación UV durante todo el año.

Quemaduras en 30 minutos

El trabajo analizó la irradiancia solar ultravioleta (UVER) alrededor del mediodía (entre las 12:30 h y las 13:30 h) durante cuatro meses del año (uno de cada estación) desde 2003 a 2010. Con estas cifras se calculó el tiempo para producir eritema –enrojecimiento de la piel causado por quemaduras–. Así, los datos subrayan que, en julio, un individuo con tipo de piel III (la usual en la población española) no debe estar más de 29 minutos bajo el sol si quiere evitarlo. Sin embargo, en enero, el mismo individuo puede permanecer en el sol durante 150 minutos.

De la misma forma se obtuvo el tiempo mínimo de exposición para obtener la dosis diaria recomendada de vitamina D. “El problema puede aparecer en invierno debido a los bajos niveles de radiación UV y al hecho de que la gente cubre la mayor parte del cuerpo”, añade la experta.

Mientras en primavera y verano son suficientes de 10 a 20 minutos al sol, en los meses de invierno se necesitarían casi dos horas

En este sentido se comprobó que, alrededor del mediodía en enero, con un 10% de exposición corporal, se necesitan alrededor de 130 minutos para obtener la dosis diaria recomendada de vitamina D. Como este tiempo es menor que el que produciría eritema, no hay riesgo de quemaduras solares. En cambio, en abril y julio, con un 25% de exposición corporal serían suficientes unos 10 minutos para adquirir la vitamina. Y en octubre, por ejemplo, se necesitarían unos 30 minutos.

“Estos cálculos se realizaron para el tipo de piel III, pero si fuera más clara o más oscura las cifras cambiarían”, apunta Serrano. “También hay que tener en cuenta que hemos considerado un porcentaje de cuerpo expuesto habitual para la temporada. Si este fuera mayor, entonces el tiempo de exposición se reduciría”, añade.

Igualmente, el tiempo obtenido para producir eritema se ha calculado para días medios. “Debe tomarse con precaución. Para los días extremos, los tiempos de exposición permisibles serían mucho más cortos”, subraya.

Mantener la vitamina D en invierno

Los resultados muestran que, aunque hay suficiente radiación en países como España, es difícil alcanzar las dosis recomendadas de vitamina D en invierno (de noviembre a febrero) en una latitud media norte, ya que el tiempo necesario de exposición resulta excesivo (130 minutos).

En estos meses, con un 10% de exposición corporal, durante el mediodía solar se necesitarían dos horas de exposición al sol para obtener una dosis óptima de vitamina D –pero a las 10:00 h se requeriría aproximadamente 9,7 horas y a las 16:00 unas 5,7 horas.

La radiación recibida depende de la postura, la forma del cuerpo y la ropa

Por el contrario, en las horas centrales de los días de primavera y verano, con un 25% de exposición corporal, unos 10 minutos de exposición solar alrededor de las 13:00 horas y unos 20 minutos desde las 15:00 hasta las 17:00 h serían suficientes para satisfacer las necesidades diarias de vitamina D.

“Además, la radiación recibida depende de la postura, la forma del cuerpo y la ropa. También debe tenerse en cuenta que todas las áreas de la piel del cuerpo no sintetizan vitamina D con la misma eficiencia”, revela Serrano.

La edad de los individuos también desempeña un papel importante en la síntesis de vitamina D a partir de la radiación UV, ya que con los años hay una disminución de la capacidad de producir vitamina D, teniendo los adultos de mediana edad un 66% del potencial en comparación con los niños.

“Estos resultados pueden ayudar a la adopción de medidas apropiadas para compensar la posible deficiencia, como informar al colectivo médico sobre la conveniencia de aumentar la ingesta de vitamina D a través de la dieta o suplementos”, concluye la investigadora de la Universitat Politècnica de València.

Detenido un hombre que recaudó dinero para tratarse 2.000 tumores

Paco Sanz, un hombre de 46 años que ha estado recaudando fondos para tratarse una enfermedad rara que aseguraba que le había causado 2.000 tumores ha sido detenido este miércoles con sus padres en La Pobla de Vallbona (Valencia).

Una portavoz de la Jefatura Superior de Policía de Madrid ha confirmado a EL PAÍS que Sanz ha sido arrestado por los supuestos delitos de estafa, blanqueo de capitales y apropiación indebida en el marco de una investigación que está bajo secreto.

La detención está vinculada con la petición de dinero para tratar la enfermedad, el síndrome de Cowden, y con el destino real de los fondos recaudados. La policía ha registrado tanto la vivienda de Sanz como el chalé de sus padres, ambos ubicados en La Pobla de Vallbona.

“Desde hace años llevo sufriendo el síndrome de Cowden. Esta enfermedad me ha generado cerca de 2.000 tumores. Sin embargo, intento hacer mi día a día lo más normal posible. He agotado mis recursos y los de mi familia para pagar el tratamiento. Las autoridades me ignoran. Hago todo lo posible por salvar mi vida y la única opción experimental está en Estados Unidos. Gracias a personas como tú, voy a poder seguir con el tratamiento, quizá curarme, o incluso puede que se encuentre una cura que pueda ayudar a otros”, explica en su perfil de Facebook.

Sanz ha utilizado una página web, www.ayudapacosanz.com, que tiene versiones tanto en castellano como en inglés, para canalizar los donativos. “Si quieres ayudarme a salvar mi vida y apoyar las investigaciones para combatir esta enfermedad, haz tu donativo. No importa la cantidad porque cualquier aportación, por pequeña que sea, es de gran ayuda”, se indica en la web junto al número de una cuenta bancaria y otro telefónico para hacer la donación a través de un SMS.

En la web también se ha podido comprar su libro Paco Sanz. Una vida de sueños, una vida de lucha, y consultar el supuesto informe médico en el que le diagnosticaron la enfermedad, que tiene fecha de 20 de noviembre de 2009 y lleva un cuño de la Consejería de Sanidad de la Comunidad Valenciana.

Sanz, que inició su actividad recaudatoria en 2011, organizó hace tres años una gran gala con tal fin en la Universidad Politécnica de Valencia, presentada por el humorista Santi Rodríguez. Este ha deplorado la presunta estafa: “Me siento engañado y cabreado a la vez”, ha escrito en Twitter.

ONG bajo sospecha

Sanz incluye una pequeña autobiografía en su web, en la que destaca su afición por el deporte y su dedicación a la cooperación al desarrollo. El detenido explica en el texto que durante una década colaboró con la ONG Esperanzas Sin Fronteras “en distintos países”. Una ONG del mismo nombre ha sido una pieza clave en la investigación del conocido como caso Blasco, en cuya primera pieza separada fue condenado a seis años de prisión el exconsejero de la Generalitat valenciana Rafael Blasco.

Esperanzas sin fronteras fue la organización elegida por Blasco para construir un hospital en Haití después del devastador terremoto que asoló el país en 2010. Un proyecto que la Fiscalía mantiene que fue un fraude ideado para apropiarse de dinero tanto de la Generalitat como de ciudadanos particulares, que donaron 177.000 euros en una colecta patrocinada por el Gobierno del entonces presidente autonómico Francisco Camps. La pieza del hospital de Haití es una de las dos que continúan abiertas en el Juzgado de Instrucción número 21 de Valencia, en el que los imputados están intentando llegar a un acuerdo con las acusaciones.

“Fue precisamente, volviendo de uno de estos viajes” con Esperanzas sin Fronteras “cuando me di cuenta de que se me caía el pelo… Al ir al médico (y porque él era aficionado a enfermedades poco habituales) me diagnosticó Síndrome de Cowden”, agrega Sanz.

El ahora detenido también constituyó una ONG, la Asociación Paco Sanz para la Investigación del Síndrome de Cowden España, centrada en recaudar dinero para sí mismo.

Ejercicio físico, hasta en diálisis

Los beneficios del ejercicio llegan hasta las salas de diálisis. Después de un ensayo de casi un año cuyos resultados están pendientes de publicación, la Fundación Renal Íñigo Álvarez de Toledo ha puesto en marcha un programa para evaluar las ventajas de la actividad física no ya en las personas que necesitan este tratamiento, sino en los pacientes que se ejercitan durante el mismo. “Son cuatro horas sentados tres días a la semana. Y es una manera de aprovechar el tiempo y de crear hábitos saludables”, dice Ana de Alba, la licenciada en Ciencias del Deporte que prepara los proprogramas de actividades personalizados para los 76 pacientes de tres centros de la fundación que han inaugurado el programa de ejercicios.

Pero no se trata solo de entretener. En el estudio previo se vio que las capacidades cardiovasculares mejoraban, y en la práctica ese avance se registra en más del 70% de los pacientes, dice De Alba. También se ve que se reduce la depresión y la ansiedad, añade Mayte Marín, una de las psicólogas del equipo. “Por ejemplo, el porcentaje de personas sin depresión pasó del 49% al 52% en menos de un año”, explica.

En el centro Los Lauros, en Majadahonda (Madrid), José Félix Herrer es uno de los pioneros. Después de conectarse a la máquina de diálisis, una vez que las variables que esta mide se estabilizan, inicia su ejercicio en el pedalín (como su nombre indica, un juego de pedales estáticos que se mueven sentado en el sillón). “Ya ha debido de llegar más allá de Guadarrama con los kilómetros que ha hecho”, bromea la especialista en deporte.

Emilia Izquierdo hace ejercicio con una pelota mientras recibe diálisis.
Emilia Izquierdo hace ejercicio con una pelota mientras recibe diálisis.

El ejercicio se adapta también para hacerlo recostado.

Los ejercicios son, sobre todo, del tren inferior, para coger fuerza y ayudar en el equilibrio, explica la médico Ana Botella. Hacerlo de los brazos sería complicado, porque es donde muchos tienen la fístula que se conecta a la máquina y no lo pueden mover, lo que crearía asimetrías, explica la experta en deportes. “Empiezan poco a poco, y se va adaptando”, añade De Alba.

Herrer, 59 años, que lleva ocho años en diálisis esperando un trasplante, apunta a que él tiene problemas con las piernas. Pero que están mejorando. “Me cuesta caminar. A los 10 minutos tengo que parar, pero ahora tengo más fuerza”, dice.

Es un claro ejemplo del beneficio físico del programa. Tanto, que Herrer ahora le da al pedalín también en casa. Igual que Emilia Izquierdo, de 92, la veterana del grupo, que repite los ejercicios de articulaciones —cuello, respiraciones, piernas— en la residencia donde vive. Izquierdo lleva 10 años en diálisis, y a ella le han adaptado el programa para que lo pueda hacer tumbada, ya que tiene artrosis y ciática y le duele mucho una rodilla. Eso no impide que haga ejercicios con pelotas y bandas elásticas de piernas y tobillo, “que son muy importantes para ayudarle con su equilibrio”, afirma De Alba.

En otro sillón, Cristina Suárez, de 30 años, se prepara para su diálisis. “Llevo tres años pero todavía no lo acepto. No acepto tener que venir aquí, esperar a un trasplante, el riesgo de que haya rechazo, volver a diálisis”. Para ella, el ejercicio es también una manera de matar el rato. “Me pongo los cascos, y esos 45 minutos se me pasan volando”, dice. Ella ya hacía ejercicio antes, y la rutina no le cuesta. Cuando está sin hacer nada, se engancha al móvil para hablar con sus hijos o le da “vueltas a todo, la cabeza no para”, dice.

El programa solo lleva un año en marcha. En España se calcula que hay unas 200.000 personas con enfermedades renales graves, unos 25.000 trasplantados y 24.000 en diálisis, según datos de las asociaciones de pacientes. La médico Botella explica que el programa no es para todos. Tienen que ser pesonas que lleven bien la diálisis y que no tengan problemas de tensión. Aparte de la movilidad y la depresión, también han observado mejoras en la ansiedad y en los problemas de sueño. Para fomentarlo, la organización celebra este jueves, Día Mundial del Riñón, un acto frente al estadio Bernabeu con el apoyo de la Fundación Real Madrid. El mensaje es claro: el ejercicio es bueno hasta en diálisis.

Portear sí, pero no de cualquier manera

Hoy quiero hablaros sobre porteo del bueno, del ergonómico, del que respeta los tiempos del niño, su desarrollo psicomotor y que además facilita enormemente la vida de los padres. Y es que es indudable que portear se ha puesto de moda y ¡yo ando feliz como una perdiz! Ahora os explico las claves del porteo que seguro para que aprendáis en un plis.

Empecemos por el principio, portear, igual que caminar, tiene múltiples beneficios tanto para el porteador como para el porteado, pero portear con un portabebés no recomendable, es como caminar con tacones, sigue siendo beneficioso, pero no hay quien lo soporte

Portear sí, pero no de cualquier manera

Para ayudar a los padres en la tarea de encontrar información útil, fiable y basada en la evidencia científica, y a la vez, crear una comunidad donde profesionales y familias se enseñen los unos a los otros, nació la web Mamicenter (evolución del grupo de Facebook El médico de mi hij@). En él, profesionales de todos los campos relacionados con la salud infantil atienden a las dudas que nos pueden surgir en el día a día de forma gratuita.

¿Qué necesita un portabebés para ser ergonómico?

  •  Se ajusta punto por punto al cuerpo del niño

Esto significa que la tela con la que está confeccionado el portabebés no debe ser preformada, ni rígida, ha de adaptarse al cuerpo del niño como una segunda piel, porque no se trata de que el niño se coloque en la postura que el portabebés diga, se trata de que el portabebés pueda colocarse en la postura en la que está el niño.

  •  Se adapta a cada etapa de desarrollo anatómico, fisiológico, biomecánico y psicomotor del niño

Haremos primero un recuerdo anatómico. La columna de un adulto, vista de lado, tiene varias curvas fisiológicas, que hacen que parezca una S alargada. La curvatura de la zona cervical se llama lordosis y es una concavidad, en la zona dorsal lo que tenemos es una cifosis, es decir, una convexidad, en la zona lumbar volvemos a tener lordosis y el sacro, que es una fusión de varias vértebras también forma una cifosis.

Columna dorsal

Portear sí, pero no de cualquier manera

Cuando los niños nacen, sin embargo, su columna es una cifosis global, esto significa que forma una gran C desde el cuello hasta el culete, después, con el paso de las semanas y los meses, el niño consigue levantar la cabeza estando bocabajo y se forma la lordosis cervical, más tarde, cuando comienzan a gatear y consiguen ponerse de pie agarrados a algo, se forma la lordosis lumbar y todas estas curvas no se estructurarán hasta pasados varios años.

Por otro lado, está el desarrollo de las caderas, que es otro tema muy importante. Seguro que sabéis que la cabeza del Fémur se articula con la pelvis para formar la articulación coxofemoral, lo que quizás no sabéis con detalle es cómo se forma esa articulación. En la pelvis hay una concavidad conocida como acetábulo, que es donde se aloja la cabeza del fémur para permitirnos cargar el peso del cuerpo, tener estabilidad durante la marcha o dar patadas a un balón.

Portear sí, pero no de cualquier manera

Sin embargo, cuando nacemos, la articulación no está desarrollada, gran parte de la misma es cartílago y ha de desarrollarse de forma correcta. Para esto, lo mejor es mantener las caderas del niño en la postura de ranita (frog position), pues es la posición en la que estamos seguros de que la cabeza femoral se encuentra bien centrada en el acetábulo y por tanto, se va a desarrollar de forma homogénea. Esta postura es precisamente la que adoptan las caderas de forma natural en el vientre materno y la posición en la que se colocan los recién nacidos de forma espontánea.

Arrullar a los niños con fuerza, con las piernas estiradas, y mantenerlos en esa posición durante tiempos prolongados, se relaciona con un mal desarrollo de las caderas y aumenta las probabilidades de sufrir displasia

Pues bien, teniendo en cuenta esto, es lógico pensar que un portabebés ergonómico lo es precisamente, por permitir que el niño mantenga la columna en cifosis global y las caderas en postura de ranita. Además de más cómodo para ambos, es más respetuoso y seguro con el desarrollo global de los niños.

Portear sí, pero no de cualquier manera
  • No permite posturas antiergonómicas, de hiperestimulación o que comprometan la integridad física del niño

Cuando hablamos de posturas antiergonómicas nos referimos fundamentalmente a ir orientado mirando hacia el mundo. Esta postura de por sí ya deja de ser ergonómica por el simple hecho de que si el niño va cara al mundo, no puede mantener la columna en la cifosis global que hablábamos antes, además, las caderas no irán tampoco en posición ranita y para colmo de males, si el niño se siente cansado, asustado o nervioso (hiperestimulado) no tiene forma de protegerse. Mal por partida doble.

Por otro lado, están las posturas que se relacionan con riesgo de asfixia, que estas además de ser incómodas, antiergonómicas y nada recomendables, son directamente peligrosas. Portear a un bebé en posición de cuna no es buena idea pues corremos el riesgo de que el niño haga un doble mentón, cerrando la vía aérea y por tanto, impidiendo el paso del aire hasta los pulmones.

Estas posturas se permiten únicamente cuando queremos amamantar sin sacar al niño del portabebés, pero no se recomienda jamás como postura para desplazarnos de un sitio a otro, el niño llora en el súper, lo coloco en posición de cuna, el pequeño come y vuelta a la vertical.

Portear sí, pero no de cualquier manera

La posición de ranita en vertical es además una postura fenomenal para evitar el reflujo, luchar contra los gases o ayudar a los bebés a que las sustancias de desecho salgan por el final del tubo digestivo, ayudadas de la gravedad y el movimiento.

Y muchos de vosotros pensaréis que los niños no quieren ir orientados hacia el porteador, que a los niños les encanta ir mirando el mundo… en tal caso tenemos una estupenda solución, ponerlos a la cadera. Seguirá siendo una posición ergonómica, le permitirá mirar el mundo por delante y por detrás del porteador y en el caso de estar cansado o nervioso, puede apoyarse o protegerse con el cuerpo del porteador. 

  • El peso del niño está bien repartido en el portabebés. El niño va “sentado” y “contenido” por toda la tela que tiene alrededor

Es muy importante que el niño vaya sentado y no COLGADO. Existen portabebés en el mercado en los que más que sentados, los niños van colgados sobre sus genitales, zona que por supuesto, no está diseñada para cargar peso, pues como ya habrán podido comprobar en muchas ocasiones, es una zona especialmente sensible. Debemos procurar que el niño vaya más bien sentado sobre la tela, con la espalda bien apoyada y con suficiente soporte como para dejarse llevar relajado, e incluso echar un sueñecito, porque quizás no lo sabéis pero los portabebés ergonómicos tienen una especie de polvos de sueño que hacen que los niños caigan sopa en menos que canta un gallo!

  • El portabebés hace un buen reparto de las cargas sobre el/la porteador.

Esto es obvio, cuanto mejor se reparta el peso sobre el cuerpo del porteador, más cómodo resultará para este último y por tanto, más tiempo podrá usarlo. 

  • Está confeccionado en tejidos certificados, que han pasado estrictos controles de calidad, indicando los componentes, los tintes y el peso máximo del usuario.

Portear sí, pero no de cualquier manera

¿Cualquiera puede hacerse un portabebés con una tela bonita? pues sí. ¿Es esto seguro? Pues no. Los portabebés están fabricados con tejidos específicos, con una elasticidad determinada, en una dirección determinada, han pasado prueba de resistencia, se tiñen con tintes no tóxicos, etc. No es recomendable confiar en portabebés que no hayan sido confeccionados con telas específicas para el porteo de los niños. Si tienes dudas, pregunta la marca de la tela con la que se ha fabricado el portabebés.

Resumiendo…

Los niños al frente, en cadera o a la espalda, pero SIEMPRE orientados hacia el porteador

Las caderas en posición ranita, es decir, las rodillas deben quedar SIEMPRE más altas que el culete. Formando una M. Tenemos una regla mnemotécnica para eso: “Cuídalo Mucho” la espalda es la C y las caderas la M.

Usa portabebés de origen conocido, confeccionados con telas específicas para el porteo seguro.

Las vías aéreas deben permanecer siempre despejadas y visibles.

Si quieres usar Portabebés que requieran anudados, usa vídeos fiables para aprender. En red canguro (la asociación nacional para el fomento del porteo ergonómico) tienen grupo de Facebook, página web y organizan continuamente actividades y talleres gratuitos para las familias que quieren aprender a portear.

Si quieres usar mochila asegúrate de que es ergonómica, pero no porque lo ponga en la caja. Mira bien todos los puntos que hemos dicho: nunca ir cara al mundo, mantener caderas en posición ranita y que no vaya colgando son puntos fundamentales.

*Ana León es fisioterapeuta.

Un secreto sobre la lepra que ha dormido mil años

Los restos de un peregrino de entre 18 y 25 años que vivió en siglo XII pueden albergar una pista crucial para combatir la lepra, una enfermedad que ha afectado a los seres humanos durante miles de años y de la que aún hoy se diagnostican algo más de 200.000 casos anuales, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los investigadores Simon Roffey y Katie Tucker, de la Universidad de Winchester, y Michael Taylor, de la Universidad de Surrey, ambas en Reino Unido, desenterraron el esqueleto de este varón del cementerio de la antigua leprosería Santa María Magdalena, en Winchester. Tras realizar extensas pruebas, han encontrado que el genoma de la lepra, llamado M. Leprae, no ha cambiado significativamente desde que la enfermedad alcanzó su máximo nivel de contagio, en Europa, durante la Edad Media. Esto podría explicar una disminución en la transmisión de la enfermedad a medida que desarrollaba resistencia a ella.

Como se detalla en el artículo que han publicado en la revista científica Plos Neglected Tropical Diseases, los investigadores realizaron diversas pruebas, entre ellas la datación por radiocarbono, que indicó que los restos fueron enterrados entre finales del siglo XI y principios del siglo XII. Los científicos supusieron que el individuo era un peregrino religioso miserable, posiblemente de ultramar. Además del esqueleto único analizado con gran detalle, el equipo de investigación encontró que el 86% de todos los restos que se recogieron del sitio de entierro mostraban lesiones esqueléticas indicativas de lepra.

Al menos 38 muertos en un ataque del ISIS al hospital más grande de Kabul

Al menos 38 personas han muerto este miércoles en Kabul, en un atentado contra el mayor hospital militar de Afganistán, del que se ha responsabilizado la rama local del Estado Islámico (ISIS). El ataque, que también ha dejado varias decenas de heridos, pone de relieve las dificultades que afrontan las fuerzas de seguridad afganas para hacer frente a los insurgentes desde que la OTAN puso fin a su misión de combate en 2014. Pero también, el intento de la franquicia del ISIS por hacerse oír.

“Cuatro terroristas han estado implicados en el ataque de hoy, todos [han resultado] muertos durante la operación”, tuiteaba el portavoz del Ministerio del Interior, Sediq Sediqqi, poco antes de las cuatro de la tarde (hora local). Habían pasado casi seis horas desde que se oyera una fuerte explosión en el hospital militar Sardar Daud Khan, un centro con 400 camas que trata a soldados heridos, en el barrio de Wazir Akbar Khan.

Hospital Kabul
Un helicóptero transporta tropas al hospital atacado en Kabul. MOHAMMAD ISMAIL REUTERS

De acuerdo con la reconstrucción policial, un suicida empotró un coche bomba en una de las entradas al recinto para, en el caos subsiguiente, permitir el acceso de sus cómplices al habitualmente bastante vigilado establecimiento médico. Antes de que unidades de élite de la policía llegaran al hospital, tres terroristas, vestidos con batas de médicos, lograron penetrar en el edificio y sembrar el pánico entre sus ocupantes disparando de forma indiscriminada.

Imágenes difundidas por la cadena privada ToloTV mostraban a varios miembros del personal sanitario en los aleros de las ventanas de los últimos pisos, tratando de protegerse de los asesinos. Otros recurrieron a las redes sociales para pedir ayuda. “Atacantes dentro del hospital. Recen por nosotros”, escribió uno de ellos en su Facebook, según la agencia France Presse. Concluida la operación policial, fuentes del Ministerio de Defensa cifraron las víctimas en por lo menos 30 muertos y 70 heridos. La mayoría de los heridos es personal del hospital, según el Ministerio de Sanidad.

El Estado Islámico en la Provincia de Jorasán, como en la terminología yihadista se denomina a la región histórica que incluye el actual Afganistán, el este de Irán y zonas de Tayikistán, Turkmenistán y Uzbekistán, se ha atribuido el atentado a través de una cuenta de Telegram que los medios locales consideran fiable. Significativamente, el portavoz de la guerrilla talibán, Zabihullah Mujahid, se ha apresurado a desmentir en su cuenta de Twitter cualquier implicación de su grupo.

Hospital Kabul
Despliegue de fuerzas en las inmediaciones del hospital durante el ataque del ISIS. HEDAYATULLAH AMID EFE

Aunque los talibanes siguen teniendo más peso que el ISIS en Afganistán, a menudo se distancian de ataques sobre instalaciones sanitarias o en los que se produce un alto número de víctimas civiles. Sin embargo, tal como ya alertó el Afghanistan Analysts Network a principios de año, la franquicia local del ISIS intenta “aumentar su presencia en el este afgano, así como mantener su presencia mediática en los centros urbanos, en especial Kabul, cometiendo ataques terroristas llamativos y posiblemente sectarios”.

El atentado contra el hospital se ha producido justo una semana después de que dos suicidas talibanes causaran 16 muertos y decenas de heridos en un recinto de la policía y otro de los servicios de inteligencia, ambos también en la capital afgana. La capacidad de los terroristas para atacar objetivos de seguridad en Kabul, que se supone es la ciudad más protegida del país, pone de relieve las limitaciones de las fuerzas afganas. Aunque en parte entrenadas por Estados Unidos y otros países de la OTAN, soldados y policías se han visto afectados en los últimos años por las numerosas bajas, las deserciones y la corrupción que mantenía en nómina a agentes fantasma. En esas condiciones, y con un Gobierno paralizado por las diferencias políticas de sus dos cabezas (el presidente y el jefe ejecutivo), los uniformados afrontan serias dificultades para hacer frente a una insurgencia cada vez crecida y que ahora se preparara para lanzar su habitual ofensiva de primavera.