En libertad Frank Serpa, el venezolano que simuló un cáncer para recaudar 12.000 euros

El Juzgado de Instrucción número 52 de Madrid ha puesto en libertad a Frank Javier Serpa Jaranillo, el ciudadano venezolano detenido por haber simulado el padecer un cáncer, con lo que logró recaudar 12.000 euros a través de las redes sociales para supuestamente empezar un tratamiento en Houston (Estados Unidos), en un caso que recuerda al protagonizado por los padres de la niña Nadia. El arresto se produjo después de la denuncia de una persona de su nacionalidad que le ayudó sin saber que Serpa le estaba engañando.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, el magistrado le ha impuesto como medida cautelar la obligación de comparecer en el juzgado los días 1 y 15 de cada mes mientras dure la instrucción de la causa, que se llevará en ese mismo juzgado.

Frank Javier Serpa, acusado de un delito de estafa, fue detenido el miércoles en la calle de Pradillo de Madrid, muy cerca de la sede del Registro Civil, donde los agentes sospechan que había acudido a realizar algún trámite.

Fueron los agentes del grupo de Estafas de la policía judicial de la comisaría de Hortaleza quienes practicaron la detención del venezolano, al que atribuyeron un delito de estafa y otro de falsedad documental.

Este caso, que se ha conocido después del de Nadia, la niña de Organyà (Lleida) cuyos padres están siendo investigados por una actuación similar, comenzó en 2014 con una campaña en las redes sociales para recaudar fondos. Cuando llegó a España la comunidad latina se volcó con él en diversos actos benéficos y el presunto estafador llegó a conseguir 12.000 euros.

Pero Frank Serpa sufrió una neumonía e ingresó en el hospital madrileño Ramón y Cajal, donde no le quedó más remedio que reconocer que había engañado con su enfermedad.

,
se escribe el id o class del elemento contenedor por ejemplo: div_redes_sociales o envoltorio_redes_sociales*/
user: “elpaisespana”, //usuario en facebook
showEnFacebook: false,//muestra la cabecera “En Facebook”
showSiguenos: false,//muestra el pie “Siguenos”
/*Estos parametros lo podemos sacar de https://developers.facebook.com/docs/plugins/page-plugin
Estos parametros estan ya setteados por defecto(no hace falta ponerlos), solo los que queremos modificar*/
tabs:”"
/*Estos parametros lo podemos sacar de https://developers.facebook.com/docs/plugins/page-plugin*/
};
obj.config(options);
obj.run();
};

if(document.addEventListener){
document.addEventListener(“DOMContentLoaded”, initFacebook, false);
}else {
document.attachEvent(‘onDOMContentLoaded’, initFacebook);
}
}

Guía para acabar la última carrera de 2016 sin perder la dignidad

A vista de pájaro, la Vallecana popular es una serpiente humana que cruza el corazón de la capital desde el estadio Santiago Bernabéu hasta el de Vallecas (sede del Rayo Vallecano). En esta nueva edición, la 52ª, contará con 40.000 participantes con dorsal, a los que habrá que sumar un nutrido número de competidores piratas. No se deje engañar por las fotos de los que participan con tutú y peluca. Correrla no es un juego. Presenta una altimetría endiablada de bajadas y subidas que la convierten en el último gran esfuerzo antes de las Campanadas (10 kilómetros). Preguntamos a seis expertos cómo abordarla para lograr una buena marca. De entrada, el fisioterapeuta y entrenador Luis Pablo García Coronado nos explica en el vídeo sobre estas líneas cómo prepararse desde la cocina: qué comer antes de la carrera (y también después).

Salida: Estadio Santiago Bernabéu

Aunque para simplificar se diga que la carrera arranca a las 18.00, dosificar a 40.000 deportistas populares obliga a dar cuatro pistoletazos de salida: a las 17.30, 17.45, 18.00 y 18.15. Grábeselo a fuego: hay que ser previsor. “Moverse en los alrededores del Bernabéu no es fácil con tanta gente. Para evitar agobio, lo mejor es llegar con una hora de antelación, calentar y localizar el cajón (o box) desde el que saldremos”, apunta Laura Ann Serres, marcadora de paso de la carrera Nike+Run Club (NRC), que tiene lugar un par de horas después con un recorrido casi idéntico. Habrá calles cortadas, así que lo más práctico es el transporte público: línea 8 de Metro hasta Santiago Bernabéu o tren de Cercanías hasta Nuevos Ministerios. Vigile también sus necesidades fisiológicas. “Con los nervios previos es normal que entren ganas de orinar”, advierte Manuel Céspedes Pérez, jefe de Urología del Parc Sanitari Sant Joan de Déu, Barcelona. Otra razón para adelantar unos minutos su llegada: las colas ante los inodoros portátiles son considerables.

Resuelto el apuro, ¿cómo hay que calentar? “Antes de entrar en el box, toca acometer una actividad cardiovascular suave: andar 10 minutos a un ritmo ligero para los corredores de menos nivel y trotar suave 10-15 minutos para los más exigentes. Ya en el punto de salida, realizaremos ejercicios de movilidad articular (flexo-extensión de rodillas, rotaciones de cuello y circunducción de brazos, cadera y tobillo). Y saltos en el sitio para no enfriarse”, recomienda David Clemente Remón, subcampeón de España Sub-23 en 800 metros lisos en pista cubierta, además de profesor en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte en la Universidad de Alcalá y preparador de atletas. La elección de la indumentaria es muy personal. “Por debajo de los 10º la mayoría opta por mallas técnicas largas. Para el tronco, con una camiseta interior debajo de la de manga larga suele ser suficiente”, comenta Serres. ¿Piensa disfrazarse o llevar chubasquero? Adelante, pero sepa que si gana y no se le ve la camiseta oficial (donde va el logo de los patrocinadores y el dorsal impreso), quedará automáticamente descalificado.

Guía para acabar la última
carrera de 2016 sin perder la dignidad
Ángel Sirvent (BuenaVida)

KM 0

Concha Espina – Serrano esquina calle Guadalquivir

Altimetría: 692 metros – 699,7 metros (altura inicial y final del kilómetro)

El arranque es inclemente: una pendiente hacia arriba que en los primeros 300 metros le hará subir casi 20 para luego volver a descender otros 12. “Hay que tener sangre fría y no dejarse llevar por la adrenalina. Salir a muerte en esos primeros metros puede desgastar mucho”, señala Vicente Úbeda, entrenador profesional que ha trabajado, entre otros, con internacionales de la talla de Chema Martínez. “Lo sensato es arrancar a un ritmo unos 20 segundos por debajo del objetivo”. Es decir, si su velocidad va a ser de un kilómetro por 3 minutos, arranque a un ritmo de un kilómetro por 3 minutos y 20‘‘. Si no, siga a los marcadores de ritmo o pacers. Los distinguirá por los globos gigantes que llevan atados al cuerpo.

KM 1

699,7 metros – 684 metros

Serrano / Guadalquivir – calle María de Molina

Pasado el primer tumulto, la marabunta de corredores empieza a estirarse. La ligera inclinación del terreno anima a acelerar. “Hay que ir arañando segundos ahora que se puede. ¿Cuánto debemos precipitarnos? Aún no hay que llegar a la marca objetivo, sino tratar de subir el ritmo, pero sin superar los 5-10 segundos por debajo de nuestro ritmo ideal (la velocidad a la que hemos ido entrenando las semanas previas). Dejarse llevar por la masa y acelerar equivale a un derroche de fuerza que echaremos en falta al final”, apunta Úbeda. Aunque en Serrano se crea Superman, en Vallecas será más Shrek.

¿Cuál es la frecuencia cardíaca recomendada? “Es un parámetro totalmente individual, que viene condicionado por la edad, estado físico, entrenamiento y otros factores externos. Por ejemplo, si hace calor puede subir porque el cuerpo necesita refrigerar, que no suele ser el caso en Fin de Año. El perfil altimétrico también influye: en las bajadas lo normal es disminuir las pulsaciones si mantenemos el ritmo. En esta distancia la recomendación es monitorizar el ritmo, no los latidos, ya que el corazón no va a sufrir como en un maratón”, explica Remón. Si aún se empeña en vigilar su músculo cardíaco, el preparador recomienda las siguientes pautas: “Los corredores de un día no deberían superan el 60% -70% de su frecuencia máxima. Para los avezados, se permite ir hasta el 80% “o más”. Calcúlelo con un pulsímetro.

KM 2

684 metros – 677 metros

Serrano / María de Molina – Don Ramón de la Cruz

Por mucha tiritona que tuviera antes de salir, el cuerpo ya ha entrado en calor debido al ejercicio físico. “Por eso, los atletas de élite van en camiseta de tirantes, así disponen de máxima movilidad. También es cierto que calientan con ropa más abrigada y se la quitan al poco de empezar, algo que los corredores no profesionales no pueden hacer salvo que lleven puesta una sudadera y unos pantalones viejos que no les importe perder”, advierte Serres. “Si el esfuerzo es constante, ese acaloramiento del primer kilómetro se estabiliza. Hay que tenerlo en cuenta para no correr sobreabrigados”. Si siente que se le congelan los dedos al entrenar, lleve guantes finos.

KM 3

Serrano / Don Ramón de la Cruz – Puerta de Alcalá

677 metros – 663 metros

Los dos kilómetros de la calle Serrano, cuesta abajo, sin tráfico, con la iluminación navideña y los escaparates más caros del reino a ambos lados, le darán una extraña sensación de felicidad. Controle su cadencia y disfrute. Si almorzó pronto, lo agradecerá. ¿Comió tarde? El estómago se quejará. “Para correr a las 17,30 o 18.00 la comida debe hacerse entre las 13.00 y 14.00. El objetivo es cargarnos de glucógeno y proteínas, pero facilitando una digestión ligera: un plato de arroz (o pasta), una lata de atún, pavo o ternera en taquitos y verdura no muy pesada (champiñones o calabacín). Hay que evitar la verdura cruda para no tener molestias con los gases”, apunta Laura Jorge, nutricionista especializada en rendimiento deportivo. Si antes de correr siente hambre, tome un plátano o frutos secos.

KM 4

Puerta de Alcalá – Museo del Prado

663 metros – 642 metros

De la Puerta de Alcalá a Cibeles hay unos 10 metros de desnivel: una bajada apetitosa para rascar unos segundos. Clemente Remón y su hermano Ángel, doctor en Ciencias de la Actividad y del Deporte, sugieren “alargar la zancada y dejarse llevar sin perder la forma natural de correr. Nunca echar el torso hacia atrás ni entrar frenando con los talones”. No se está despeñando, es solo una calle en bajada. “Pisaremos el asfalto suavemente con el talón, luego la planta y, finalmente, las puntas”. ¿Qué pasa si lo hace mal? Talonear en exceso intentando frenarse puede dañarle las tibias. Por el contrario, si va a lo loco, casi de puntillas, comprometerá sus gemelos, los sóleos y las rodillas. En cuanto al torso, la consigna es que a mayor velocidad, más tendrá que rotar la cadera hacia delante para adelantar su centro de gravedad. Notará que algunos colegas de carrera se suben a la acera para ir más rápido o arañar algunos metros a la altura del Ayuntamiento. Son los recortadores. No les imite. “Es una conducta antideportiva e imprudente, ya que pueden arrollar a los peatones. Además, al regresar al circuito pueden colisionar con otros corredores”. A partir de la plaza de Cibeles, el descenso continúa, pero es casi imperceptible.

KM 5

Museo del Prado – Ciudad de Barcelona, 2

642 metros – 620 metros

La glorieta de Atocha sufre un tráfico rodado tremendo cada día. El resultado: el asfalto es una sucesión de pequeñas rampas ascendentes y descendentes, aunque, en general, sigue habiendo una inclinación negativa. Cuente también con hacer dos giros para bordear la fuente de la Alcachofa. Lo ideal es intentar atravesar la plaza lo más recto posible. “Pero nada de adelantamientos en zigzag ni acelerones. Es más que probable que causemos algún percance con otros corredores”, recomiendan los hermanos Clemente Remón. Por si fuera poco, los microcambios de ritmo consumen mucha energía.

KM 6

Ciudad de Barcelona 2 / Ciudad de Barcelona esquina Sánchez Barcaiztegui

620 metros – 618 metros

Por si le sobrevienen tentaciones de buscar un atajo, sepa que a esta altura hay un control de paso. “Basta con pasar corriendo con normalidad. La tecnología detecta y registra el número del dorsal a través del chip asociado aunque el pie no roce la alfombra”, apunta Luis Miguel Martín Berlanas, exatleta y coach del Nike+ Run Club (NRC) de Madrid. La mayor parte de los corredores enlaza esta pequeña pieza a sus cordones. Si no le es cómodo, pruebe con un portachip de tobillo. Ha llegado a la mitad del recorrido. No hay avituallamiento líquido. “La mayor parte de los participantes la termina entre los 30 minutos y la hora. Teniendo en cuenta que suele haber unos 7º, la deshidratación no es tanta como para beber. Quienes vayan a superar la hora pueden plantearse llevar una botella de agua en la mano”, recomienda la nutricionista. “Lo que sí conviene es ir bien hidratados. Beber agua abundante el día anterior y a lo largo de esa misma mañana. El nivel óptimo se da cuando la orina es casi transparente”. Posiblemente vaya algo más lento. No es cansancio, es que en Madrid no todo son bajadas. “El arranque de la avenida Ciudad de Barcelona presenta un falso llano (eufemismo de runners para describir un repecho) de unos 200 metros que lleva a bajar un poco el ritmo”, describe David Clemente. Si va en el pelotón central (los que terminan en 50’ o más), puede que no avance todo lo rápido que desea. A ambos lados de la calle hay tanta gente animando que habrá tramos tan estrechos que no podrá mostrar sus dotes de gacela. No se sulfure y aproveche para chocar manos con los niños. Es Navidad.

KM 7

Ciudad de Barcelona / Sánchez Barcaiztegui – Avenida Albufera esquina Monte Igueldo

618 metros – 614 metros

Nada más cruzar bajo el puente de Pacífico entrará en la madre de todas las bajadas hasta el puente de Vallecas. En total, 700 metros cuesta abajo. Por el bien de sus cuádriceps, sea prudente. “Los corredores de alto nivel la bajan con una zancada más larga porque tienen músculos muy trabajados. A los populares les recomiendo no alargar ni acelerar mucho”, advierte Úbeda. Quítese los auriculares y disfrute del estertor. Los más veteranos le repetirán aquello de que “aquí empieza la carrera de verdad”. Prepárese para sufrir.

KM 8

Avenida Albufera / Monte Igueldo- Carlos Marín Álvarez con Arroyo del Olivar

614 metros – 633 metros

“La Avenida de la Albufera tiene una pronunciada y larga cuesta arriba. Es hora de reducir el ritmo, acortar ligeramente la zancada y mantener la vista al frente. La brazada es importante, ya que nos ayudará a impulsarnos: enérgica y coordinada con las piernas. Los brazos nunca deben cruzar la línea media del cuerpo”, advierte Ángel Luis Clemente. Si siente que lleva el cuello encogido, corrija. Aquí entenderá por qué los corredores también deben dedicar tiempo a las mancuernas: a mejores bíceps, mayor impulso. Después de ocho kilómetros casi cuesta abajo, esta rampa cae como un jarro de agua fría. “La preparación psicológica es vital. En caso de flaquear hay que echar mano de pensamientos positivos.” ¿Le falta el aliento? Afloje el paso. “No pasa nada por continuar andando. Nunca pare de golpe”, zanja Clemente.

KM 9

Carlos M. Álvarez con Arroyo del Olivar – Candilejas

633 metros – 635 metros

“Toca apretar todo lo posible hasta la meta”, añade. Mentalmente, estimula adelantar a otros corredores, pero con educación y sin provocar situaciones de riesgo como traspiés o caídas”, señala Berlanas. Este exatleta da las pautas para afrontar los últimos 200 metros de subida en la calle Candilejas. “Intentar correr como si nos fueran a hacer una foto, con nuestro mejor gesto técnico: caderas altas, cara relajada y empujando hacia el nuevo año”.

META

Enhorabuena. “Lo primero es abrigarse. Luego, trotar suave para ir bajando pulsaciones, hidratarse y estirar”, apunta Úbeda: “Los resfriados acechan”. A partir de este momento, ármese de paciencia. Entre corredores, amigos, familiares y animadores, aquello estará abarrotado. Y sí, puede tomarse una cerveza para celebrarlo, según la nutricionista Laura Jorge, también corredora popular. Pero no se pase, que por la noche toca fiesta.

Dime con quién andas y te diré qué política alimentaria tienes

Cuando uno se sumerge en el océano de la nutrición no suele encontrarse con límpidos corales, sino más bien con oxidadas latas de bebidas azucaradas. Si frotamos bien las gafas de bucear descubriremos, entre otros monstruos submarinos, que nuestras cifras de lactancia materna están lejísimos de ser ideales, que cerca del 20% de los menores de diez años toma una media de dos litros mensuales de bebidas “energéticas”, que casi la mitad de nuestros niños padece exceso de peso (cifra que asciende al 60% en adultos) o que tomamos cerca de 111 gramos de azúcar cada día.

“Parece que en España y en el Reino Unido, la industria alimentaria continúa gobernando las políticas de alimentación y de obesidad entre bastidores”, asegura el artículo en The Lancet

Ante semejante panorama no extraña que los nutricionistas estén aterrados. Su preocupación fundamental, en cualquier caso, se centra en la infancia, entre otros motivos porque un 76,9 % de los niños y adolescentes españoles sigue un patrón de estilo de vida poco saludable, según el estudio ANIBES. El doctor David Ludwig (Harvard Medical School), en un texto titulado Esperanza de vida lastrada por la dieta (JAMA) justificó que los triunfos que nos han permitido elevar nuestra esperanza de vida en Occidente (más disponibilidad de alimentos, mejor sanidad e importantes avances médicos) van a fallar estrepitosamente a causa de la “catástrofe” que generarán las actuales tasas de obesidad infantil, más elevadas que en ninguna otra época de la historia.

Ludwig, como muchos otros investigadores, insiste en la necesidad de proteger a los niños de la “publicidad depredadora” y de otros tipos de mercadotecnia. Una protección que debería venir de los gobiernos, con medidas como la prohibición de publicidad de alimentos malsanos dirigida a niños. Lean, sin embargo, qué opina al respecto la doctora Margaret Chan, directora general de la Organización Mundial de la Salud: “Tal y como me han dicho una y otra vez los gobernantes, la presión de los lobbies alimentarios ha socavado sus acciones dirigidas a reducir la obesidad”. No es descabellado pensar, por tanto, que la injerencia de los intereses de ciertos sectores de la industria alimentaria contribuye a nuestras elevadísimas tasas de exceso de peso.

Pero la obesidad no es la única consecuencia de nuestros insalubres estilos de vida, debemos añadir una larga lista de enfermedades crónicas, responsables de 9 de cada 10 muertes en Occidente. También aquí deberían tomar cartas en el asunto nuestras autoridades sanitarias si pretendemos prevenir tales enfermedades, pero también se encuentra con la presión de la industria alimentaria. Leamos de nuevo a la doctora Chan: “Los esfuerzos para prevenir las enfermedades no transmisibles van en contra de los intereses comerciales de poderosos agentes económicos […]. La salud pública también debe lidiar con la gran industria de alimentos, de bebidas y del alcohol: ‘Big Food’, ‘Big Soda’ y ‘Big Alcohol’. Todas estas industrias temen la regulación y se protegen mediante el uso de las mismas tácticas que usaron las grandes tabacaleras”.

No es lógico esperar que las industrias alimentarias se impliquen de forma neutra en estrategias sanitarias que puedan frenar sus ventas, dado que cotizan en bolsa e irán a la quiebra si son poco rentables. Pero sí se implican, como amplía el libro Consumo inteligente, escrito por el doctor Juanjo Cáceres, o el texto Gobierno e industria de alimentos y bebidas. Amistades peligrosas. Tales empresas insisten, por ejemplo, en autorregular sus estrategias publicitarias. Hay quien opina, sin embargo, que permitir que la industria alimentaria autorregule su publicidad es como dar un rotulador permanente a un niño de ocho meses y creer que no ensuciará.

De todo lo anterior se ha quejado en numerosas ocasiones, de manera formal, el doctor Miguel Ángel Royo-Bordonada. Uno de sus últimos artículos ha aparecido en la revista The Lancet y lo ha titulado Establecer políticas de obesidad infantil en Europa (Setting up childhood obesity policies in Europe). En este nuevo texto, Royo-Bordonada, denuncia que España confíe en la autorregulación por parte de la industria alimentaria o en otras medidas de implementación voluntaria, se conforme con recomendaciones dirigidas a escuelas o a profesionales sanitarios, o se apele a la responsabilidad personal. Se queja, también, de que no dispongamos un modelo de perfiles nutricionales, una pieza clave contra la publicidad engañosa de alimentos, en palabras del abogado Francisco Ojuelos.

Pero la frase más importante de Royo-Bordonada es la que cierra su texto: “Parece que en España y en el Reino Unido, la industria alimentaria continúa gobernando las políticas de alimentación y de obesidad entre bastidores”. Mientras esto siga ocurriendo, es ilusorio esperar que nuestra alimentación mejore o que nuestras cifras de enfermedades crónicas disminuyan.

,
se escribe el id o class del elemento contenedor por ejemplo: div_redes_sociales o envoltorio_redes_sociales*/
user: “Materia.Ciencia”, //usuario en facebook
showEnFacebook: false,//muestra la cabecera “En Facebook”
showSiguenos: false,//muestra el pie “Siguenos”
/*Estos parametros lo podemos sacar de https://developers.facebook.com/docs/plugins/page-plugin
Estos parametros estan ya setteados por defecto(no hace falta ponerlos), solo los que queremos modificar*/
tabs:”"
//width:”320″
/*Estos parametros lo podemos sacar de https://developers.facebook.com/docs/plugins/page-plugin*/
};
obj.config(options);
obj.run();
};

if(document.addEventListener){
document.addEventListener(“DOMContentLoaded”, initFacebook, false);
}else {
document.attachEvent(‘onDOMContentLoaded’, initFacebook);
}
}

La mejor felicitación navideña

A veces hay buenas noticias y casi ni nos enteramos. Un hospital, público por más señas, en Cataluña, en La Vall d’Hebron, ha batido un récord recientemente: 10 trasplantes en 24 horas. Son nueve personas que ven su vida prorrogada frente a una muerte que les acechaba inminente. Los donantes proceden de diversos orígenes, geográficos y sociales, esta gran noticia se produce gracias a la generosidad de todos, sin barreras, ni límites absurdos. España es un país ejemplar en algunas cosas, y en trasplantes un referente mundial, pero no lo sabemos ver. Ni el FMI, ni la OCDE, ni nadie lo reconoce en sus informes, ni siquiera nuestros propios gobernantes parecen enterarse. Ese es el país en el que cualquiera desearía vivir, no el de Gürtel, ni Pujol, ni los ERE, ni las Púnicas. La mejor felicitación navideña, la solidaridad expresada de esta contundente manera, que se sepa, que se difunda.— Mariano Blanco Gema. San Fernando de Henares (Madrid).

,
se escribe el id o class del elemento contenedor por ejemplo: div_redes_sociales o envoltorio_redes_sociales*/
user: “elpaisopinion”, //usuario en facebook
showEnFacebook: false,//muestra la cabecera “En Facebook”
showSiguenos: false,//muestra el pie “Siguenos”
/*Estos parametros lo podemos sacar de https://developers.facebook.com/docs/plugins/page-plugin
Estos parametros estan ya setteados por defecto(no hace falta ponerlos), solo los que queremos modificar*/
tabs:”"
//width:”320″
/*Estos parametros lo podemos sacar de https://developers.facebook.com/docs/plugins/page-plugin*/
};
obj.config(options);
obj.run();
};

if(document.addEventListener){
document.addEventListener(“DOMContentLoaded”, initFacebook, false);
}else {
document.attachEvent(‘onDOMContentLoaded’, initFacebook);
}
}

¿Cuál es la hora perfecta de vuelta a casa para un adolescente?


La hora de llegada es una de las clásicas causas de discusión entre padres e hijos. EL MUNDO

Uno de los factores que más influye en la hora de regreso es el conocimiento que los padres tengan de dónde y con quién van sus hijos

A veces el horario puede ser más flexible y alargarse en función de la actividad para la que se sale

Aumentan los problemas de conducta en los adolescentes españoles

  • BEATRIZ G. PORTALATÍN
  • Madrid

30/12/2016 10:29

Uno de los reclamos por excelencia de la mayoría de los adolescentes es pedir más tiempo fuera de casa con sus amigos, es algo así como ‘ley de vida’ y probablemente el clásico entre los clásicos de muchas discusiones entre padres e hijos. No es nada raro ni inusual, y quizá ahora al leer estas líneas nos invada un halo de nostalgia al recordar que un día tuvimos 15 años y también queríamos estirar esa hora de regreso a casa, y hacíamos lo imposible por convencer a nuestros padres por media hora más.

Puede que no siempre llueva a gusto de todos y que, en ocasiones, los padres no sepan cómo hacer frente a esta situación, por ello nunca está de más tener a mano una serie de recomendaciones, especialmente con el reclamo de la fiesta de Nochevieja a la vuelta de la esquina.

Antes de nada, es preciso destacar que “para el buen desarrollo de la personalidad es importante que se conjuguen dos hechos fundamentales. Primero, no sentirse marginado del grupo y, segundo, sentirse sujeto por los valores de la unidad familiar”, afirma a EL MUNDO el catedrático de Psiquiatría José Luis Carrasco, director de la Unidad de Personalidad y Comportamiento (orientación familiar y prevención) de Ruber-Juan Bravo de Quirón-Salud y coordinador científico y psiquiatra en SOMMOS desarrollo personal.

Ambos ejes, explica este experto, son troncales para el crecimiento psicológico, pues son constituyentes de la identidad y del sentir de uno mismo. “Es deseable que los principios del grupo con el que se mueve nuestro hijo sean parecidos a los de nuestra unidad familiar, pues hará más fácil encontrar el equilibrio entre los dos ejes básicos mencionados. Los chicos tienen que aprender los valores de la familia pero, a veces, sienten que los padres imponen las normas sólo por ‘cabezonería’ o por demostrar su poder. Es importante, por ello, explicar las normas como parte de nuestros valores y procurar que sean razonables”, señala Carrasco.

Por otra parte, es clave que desde pequeños se vaya ganando progresivamente autonomía y libertad. “Los padres deben fomentar la autonomía desde los dos años pidiéndoles que intenten hacer por sí mismos aquello que sean capaces según cada edad. Así se le va dando responsabilidad y autonomía al niño, y confiando cada vez más en él”, afirma Teresa Rosillo Aramburu, psicóloga y autora del libro Padres saludables (Ed. Pirámide). Es importante que se fomente desde pequeños entre padres-hijos una relación sana basada en la comunicación diaria y la confianza.

Por ello, y antes de que los chicos entren de lleno en la adolescencia, es positivo que vayan progresivamente teniendo esa autonomía también en sus salidas, y que acudan, en base a su edad, a los cumpleaños de sus amigos de clase, que queden para ir al cine, que salgan a la calle a jugar un tiempo determinado, etc. “No sólo es positivo sino que es deseable, son experiencias necesarias y convenientes. La clave es que lo vivan plenamente, que lo disfruten; para ello los padres pueden y deben implicarse en estas ‘salidas’, preparándolas de antemano”, asegura J. Amador Delgado Montoto, doctor en Psicología, orientador y autor de Mi hijo no estudia, no ayuda, no obedece. 25 reglas para solucionarlo (Ed. Pirámide).

Responsabilidad, amigos y días excepcionales

A partir de los 13-14 años, los chicos empiezan a demandar más libertad (y más tiempo a medida que van creciendo), es decir, “más tiempo con sus iguales y menos con los padres, es algo natural, los padres no pueden oponerse, pero sí deben regular los tiempos”, afirma Delgado. Las normas son importantes. Por regla general, las circunstancias suelen mandar. Por ejemplo, no es lo mismo una noche en el pueblo de toda la vida donde todo el mundo nos conoce que una en una gran ciudad y/o que apenas conocemos.

Por tanto, ¿qué influye en esa hora de regreso? “La hora de llegada dependerá del conocimiento que los padres tengan de con quién y dónde va su hijo, es el eterno tira y afloja, apliquen el sentido común y no se equivocarán”, apunta Delgado. Lo más importante a esta edad es el efecto grupo. Es decir, “la influencia de los amigos”, añade Carrasco. De modo que “la hora puede ser más tardía si el chico o la chica salen con amigos y van a un entorno algo restringido (casas de amigos, celebraciones particulares). Si sabemos que estará a la vista de sus amigos podemos flexibilizar el horario. Para actividades más colectivas en las que puede escapar de la influencia del grupo de amigos es más importante señalar una hora limitante”, señala.

Hay que recordar, expone Carrasco, que el joven tiene tres mecanismos de autocontrol: (1) su propia responsabilidad, que será mayor o menor en función de su personalidad, (2) el grupo de amigos, si es un grupo responsable y (3) la conciencia de que existe una moral familiar, que recuerda lo que está bien y lo que está mal (y que se refleja en la existencia de una limitación horaria).

Es importante que los chicos sepan que tienen que cumplir unos horarios, pero en ocasiones estos horarios también pueden ser más flexibles y alargarse un poco. “Los horarios pueden variar en función de la actividad para la que se sale, bien sea por su excepcionalidad (una fiesta de despedida anual, por ejemplo) o por estar muy controlada (una fiesta en casa de amigos…)”, sostiene este profesional.

Por otro lado, añade que pueden hacerse también extensiones puntuales del horario como premios a conductas o esfuerzos encomiables de los chicos, pues con ello estaremos además reforzando nuestra confianza en ellos. “Lo realmente importante es que sepan que la norma existe y es firme, aunque puede adaptarse en función de excepciones razonables”, mantiene Carrasco.

Si se van a retrasar…

En el caso de que el joven se vaya a retrasar, es recomendable que “tenga como norma llamar o ‘wasapear’ como cualquier persona, por una razón de educación y para no preocupar al que está esperando. Es cuestión de que el chico se ponga en el lugar de los padres y entienda que un retraso puede preocupar”, afirma Rosillo.

Sin embargo, esto no siempre es así pues “si su hijo no quiere que le controlen, simplemente apagará el móvil y dirá que se quedó sin batería o que se lo dejó olvidado, es una batalla perdida. Si se retrasan pidan explicaciones y actúen en consecuencia, la experiencia les dirá cuándo deben creerlas y cuándo no. Recuerden que ustedes también trataban de ‘confundir’ a sus padres”, apunta Delgado.

Otras 84 parejas afectadas por el error con los espermas en el hospital de Utrecht


Un óvulo siendo fecundado por un espermatozoide. SCIENCE GENETICS

Un hospital investiga la posible inseminación errónea de 26 mujeres

El sueño de engendrar un hijo propio… con células de la piel

  • IMANE RACHIDI
  • Ámsterdam

29/12/2016 17:15

Cuatro centros médicos que hacen uso del laboratorio UMC de Utrecht (Holanda) para los tratamientos de la fecundación in vitro también se han visto afectados por la caótica mezcla de espermas de ese hospital universitario. Por tanto, la confusión también afecta a otras 84 parejas que buscaban un embarazo asistido y han tenido que interrumpir el proceso.

El hospital UMC de Utrecht reconoció ayer un supuesto “error humano” y anunció una investigacion oficial para comprobar si las 26 mujeres que a priori estaban afectadas habrían recibido los espermatozoides del hombre correcto, o si, por el contrario, hubo un intercambio y nadie sabe de quién es el esperma con el que fue fecundado su óvulo.

Ahora no solo son 26 las parejas que no están seguras de que el padre de su hijo es su actual pareja, sino que el fallo también afecta a cuatro centros médicos de la región que utilizan los laboratorios del hospital principal. Estas parejas habían comenzado también el proceso de fecundación in vitro (FIV) en centros de Amersfoort, Niewegein, Arnhem y el diakonessen de Utrecht. Y ahora esos centros han optado directamente por interrumpir los procesos, ante la duda.

Los casos afectados son los que se llevaron a cabo entre abril de 2015 y noviembre de este año. La mitad de las mujeres tratadas directamente por el UMC han logrado quedarse embarazadas, o incluso algunas han tenido ya un hijo que puede que sea de alguien distinto a su pareja. El hospital aseguró ayer en un comunicado que les ofrece realizar una prueba de ADN para comprobarlo y salir de dudas.

Hay otros 13 embriones que siguen congelados, pero hay riesgo de que los óvulos no hayan sido fecundados por el esperma del padre previsto. Por lo que está en manos de las parejas decidir si seguir adelante con el proceso, o volver a intentarlo desde cero. Este tratamiento se realiza bajo anestesia local y la tasa de éxito es de entre 15% y 25%. El hospital inició ya una investigación e informó a las parejas involucradas sobre todo lo que está pasando, así como a la inspección de Sanidad.

Estos cuatro centros utilizan el laboratorio para la inseminación, tanto el proceso ICSI -por el que se inyecta un solo espermatozoide directamente en el óvulo- como la fecundación in vitro. Esta última técnica de reproducción asistida consiste en conseguir, en un laboratorio, que un espermatozoide fecunde el óvulo, y después introducir los embriones en el útero para lograr un embarazo.

En alguna parte de ese proceso, el UMC reconoce haber fallado y que es posible que haya inseminado con los espermas erróneos o introducido los embriones equivocados en la mujer equivocada. El hospital de Utrecht intenta quitarle hierro al asunto y dice “que es poco probable” que todas esas parejas sean víctimas de este error, aunque reconoce que no “es imposible”.

Se utilizó una herramienta ya usada en otro caso para el mismo propósito. “El esperma de un tratamiento previo estaba aún en la herramienta y puede haber terminado en la fecundación de los óvulos en los siguientes casos”, explica el hospital. Aunque aseguran que el procedimiento se detuvo hace unas semanas, tras descubrir que se estaba cometiendo el error.

Detectado un segundo caso humano de gripe aviar en Hong Kong


La cepa H7N9 ha matado a más de 200 personas en China desde 2013. AFP

Se trata de la cepa H7N9, potencialmente mortal

Hace unos días falleció una persona a causa de la infección

  • AFP
  • Hong Kong

30/12/2016 11:14

Las autoridades de Hong Kong han confirmado este viernes un segundo caso humano de infección por virus de la gripe aviar, pocos días después del fallecimiento de un primer enfermo infectado.

Según un comunicado del gobierno de Hong Kong, la cepa H7N9 ha sido descubierta en un hombre de 70 años que acababa de viajar a las ciudades chinas de Shenzhen y Zhongshan. El hombre dijo haber pasado cerca de camiones ambulantes que vendían aves de corral vivas en Zhongshan. Pero las autoridades han indicado que siguen investigando el lugar donde se contaminó.

El enfermo ha sido hospitalizado, permanece en estado estable y sus familiares son, ahora, objeto de vigilancia médica. Según el gobierno, los casos de gripe aviar podrían aumentar con la caída de las temperaturas.

El pasado domingo murió un hombre de 75 años que fue diagnosticado con el citado virus cuando volvía de una visita a la provincia vecina de Guangdong, en China continental, donde había comprado un pollo en un mercado.

La cepa H7N9 ha matado a más de 200 personas desde que apareció en China en marzo de 2013. La mayoría de casos de infecciones humanas han sido detectados en personas que han estado expuestas a aves vivas o presentes en entornos potencialmente contaminantes, como los mercados que venden animales vivos.

Las autoridades de Hong Kong, -una región administrativa especial china- siguen con mucha atención las posibles epidemias desde que en 2003 se produjo la epidemia del síndrome respiratorio agudo grave que afectó a 1.800 habitantes de la antigua colonia británica, de los cuales 299 murieron.

Como medida de prevención, en últimos años las autoridades han sacrificado decenas de miles de aves.

Andalucía despide a Marchena ante una selección de la Liga

Fue la tercera edición del partido Champions for Life. El carácter benéfico marcó un choque donde la selección de Andalucía se enfrentó a un combinado de la Liga con algunos nombres interesantes, pero sin el peso de ser una verdadera selección de la Liga de las Estrellas. Eso sí, secundarios de lujo, caso de Mariano, Roque Mesa, Gayà o incluso un Lucas Silva que volvió a jugar al fútbol ocho meses después. Se trata del centrocampista brasileño que el Madrid fichó en la etapa de Carlo Ancelotti en el banquillo y que apenas jugó para ser cedido al Marsella. A punto de retirarse por unos problemas cardiacos, el brasileño volvió a jugar tras una lesión frente a Andalucía y demostró que todavía le queda bastante para ser competitivo en la élite.

La selección de Andalucía fue capitaneada por Carlos Marchena, quien abandonó su retiro para disputar 42 minutos y anotar un gol, el último de su carrera. Si Xavi fue el homenajeado por la selección de Cataluña el miércoles, Marchena, campeón del mundo y de Europa con España, fue el centro de todas las miradas en el Benito Villamarín.

Marchena, muy competitivo, defendió la camiseta de Andalucía junto a veteranos como Reyes, Fuentes o incluso Jurado. Lo mejor del combinado andaluz fue su centro del campo, lleno de talento con el milanista Suso, en gran momento de forma, y Dani Ceballos, centrocampista del Betis y alma del equipo sevillano. En su campo, el Benito Villamarín, se celebró el encuentro con una entrada demasiado débil para el evento. Apenas 10.000 espectadores acudieron a la cita, de escaso perfil competitivo, marcada por la negativa del Madrid a que futbolistas como Sergio Ramos o Isco formaran parte de la selección de Andalucía.

Ambos equipos jugaron con dos onces completamente renovados en ambos periodos. Destacaron los regates de Reyes o las exquisitas maniobras de Roque Mesa, un centrocampista sobresaliente, que está llamando a las puertas de la selección española. El espectáculo también lo puso Joaquín, quien no jugó al estar tocado, pero que animó el partido en el vestuario y desde la banda, siendo el futbolista más aclamado por una grada algo fría, pero muy pendiente de las evoluciones del futbolista más requerido de Andalucía.

Al descanso se llegó con empate a uno, con goles de Burgui para la selección de la Liga y Marchena por parte de la selección de Andalucía. En la segunda parte siguió el escaso nivel competitivo de un choque que se convirtió en una fiesta con la afición haciendo la ola. El partido finalizó con triunfo de Andalucía (3-1), después de dos buenos goles anotados por Sergio León, delantero de Osasuna. Lo mejor, la recaudación total del evento, 251.648 euros, para Unicef.