Una potencia del turismo sanitario

Las listas de espera en la medicina pública de los países desarrollados y los elevados precios de la atención privada han disparado el negocio del turismo de la salud. Los enfermos hacen las maletas para ir a clínicas privadas de calidad de otros países, hasta un 90% más baratas en algunos casos. Es un mercado mundial que superará los 7.000 millones de euros (solo en gastos médicos) en 2015, encabezado por México, Turquía y Singapur. Son países con años de apuesta por este turismo de la salud, a diferencia de España, que apenas tiene el 1% del pastel mundial gracias a un mercado incipiente que crece a dos dígitos, y trabaja por posicionarse en el mundo.

El negocio es floreciente. Life & Sun Clinic ha facturado en 2014, su primer año de apertura, 270.000 euros, y el 70% de sus clientes son extranjeros. Ha invertido 600.000 euros en una lujosa clínica con quirófano y consultas ubicada en Gran Meliá Don Pepe de Marbella, un complejo de cinco estrellas. Acuden deportistas de élite, artistas, y miembros de la realeza europea y árabe.

“Damos servicio llave en mano hasta con avión medicalizado. Atendemos una veintena de especialidades médicas en el idioma del paciente, y operamos las grandes cirugías en reconocidas clínicas privadas. Tenemos casi 80 médicos para que haya disponibilidad las 24 horas, y servicio a domicilio para los extranjeros que viven en la zona”, cuenta el doctor Luis F. Jaime, fundador de Life & Sun Clinic. El 70% de los pacientes de este centro son británicos de clase media alta, están una semana, y gastan de 1.000 a 5.000 euros, solo en médicos. Los pacientes de mayor gasto son los árabes, sus facturas médicas pueden subir a 100.000 euros, y los gastos particulares, incluidos familiares y personal de servicio, son desorbitados.

“Hay pacientes que solicitan una suite y enfermeros en su idioma durante las 24 horas. Nuestro departamento de Servicios Internacionales atiende en 18 idiomas. La mitad de nuestros clientes son extranjeros, el tipo de usuario de mayor crecimiento”, cuenta J. Bosco Rodríguez, director de desarrollo de negocio de Vithas Xanit Internacional, uno de los nueve hospitales privados españoles con el sello de calidad IJC estadounidense, necesario para atraer enfermos de ese país.

La calidad de los centros privados españoles, sin embargo, aún no es suficiente para pelear por los primeros puestos del mercado. “Es imprescindible tener un departamento de atención al cliente internacional. Deben atender y tener los procedimientos [papeleo, informes] en varios idiomas, y hasta ofrecer atención emocional a un enfermo venido de otro país que puede sufrir un choque cultural. Cataluña, Málaga y Alicante tienen los centros más avanzados, en este sentido”, explica Lino González, gestor en España de Health-Tourism.com, una web que trae pacientes de 18 países. Los gestores de turismo sanitario asesoran tanto en opciones médicas como culturales. Conocen, por ejemplo, quienes sirven comida halal, en el caso de que el paciente sea musulmán, o kosher, si es judío.

Los enfermos extranjeros necesitan un visado médico. “Hago el viaje a medida para el enfermo y sus acompañantes, y he quintuplicado el negocio en lo que va de año. La Clínica Barraquer, de Barcelona, siempre atrajo a pacientes de todo el mundo. Este turismo crece, sobre todo, en la Costa del Sol, donde se han instalado cirujanos como Petr Spurek, especialista de tobillo y pie de fama mundial. Inversores rusos estudian abrir instalaciones. Valoran el clima, la estabilidad y la seguridad de España, junto a la reconocida calidad de sus médicos”, cuenta Enric Meier, cofundador de HealthCareExpert.

España tiene 455 hospitales privados responsables del 3,38% de la riqueza nacional, según IDIS. El 75% de los clientes de la clínica Buchinger de ayunoterapia, guiada por médicos, son extranjeros. Para responder la demanda aumentó un 40% de su capacidad en 2012. En Alicante, SHA Wellness Clinic crece al 20% anual desde hace seis años, tiene médicos de 35 nacionalidades para atender a sus clientes, el 80% extranjeros. La pequeña Albir Medical, una clínica estética, ha crecido gracias a la asiduidad de los pacientes noruegos.

Británicos, alemanes, rusos, árabes y nórdicos viajan a España atraídos por las cirugías estética, ocular, ortopédica y cardíaca. La legislación española sobre reproducción asistida es de las más abiertas del mundo. Los chequeos médicos, la rehabilitación, la odontología, las terapias antienvejecimiento y de salud, y los tratamientos termales son otros platos fuertes. “Estar en la Unión Europea implica seguir protocolos de calidad en las prótesis médicas”, añade Mario Rodríguez, presidente de Hospitales San Roque de Canarias, que quiere hacer destacar a las islas gracias a los tratamientos dermatológicos.

“Hemos empezado a hablar con las autoridades sanitarias de los países desde los que llegan los clientes, las aseguradoras y los canales de promoción para destacar nuestra oferta médica. Haremos el esfuerzo sobre todo en los países del golfo Pérsico, Rusia y el resto de los países europeos durante 2015. Queremos dar relevancia a España como [país receptor de] turismo de salud, y desestacionalizar la demanda turística”, cuenta Marta Blanco, directora general de Turespaña. En 2014, vinieron 25.000 turistas a España a tratarse en hospitales privados, y la cifra se dispara con quienes buscan tratamientos en balnearios.

“Para este año se prevé que el turismo sanitario de pacientes privados represente 500 millones de euros en España, solo en gastos directos, y que para 2020 se duplique la cifra. Habría que sumar los costes indirectos (hoteles, actividades turísticas, transportes, o gastronomía) del paciente y de sus acompañantes, lo que constituye un importante mercado”, explica José Ramón Meco, consultor de la industria de Sanidad en Deloitte.

Los turistas movidos por mejorar su salud “gastan de ocho a diez veces más que el turista medio, que dejó 110 euros diarios en 2014”, añade Ricardo Pagán, director de la cátedra de Turismo, Salud y Bienestar de la Universidad de Málaga. Esa cátedra se ha creado para formar a los profesionales del nuevo mercado, que moverá 3.200 millones de euros en Europa en 2015.

Su abuela jamás le dejaría beber esto

Atendiendo a sus ingredientes, el gazpacho (su variedad sin pan) sería un smoothie (batido sin leche) naranja, aunque no suene tan sofisticado y nadie nos lo venda como la panacea detox (depurativa). Sin embargo, no parece estar cerca el día en el que veamos esas típicas fotos de street style con Anne Hathaway o Jessica Alba paseando, tras sus grandes gafas de sol, asidas a un vaso de gazpacho. ¿Por qué unos sí y otros no? Es más: ¿por qué sí a los amargos brebajes verdes, que cuestan un ojo de la cara (algunos rozan los 9 euros), y no a la sopa fría tradicional de tomate, pepino, pimiento, cebolla y ajo? La respuesta está en la moda, aquella que ha decidido adjudicar al batido o zumo de apio (y sus similares) supuestas propiedades desintoxicantes, purificadoras y quema-grasas.

¿Qué hay de cierto en todo esto? “Ni hay ni habrá ningún estudio científico sobre los smoothies que convenza a los expertos en medicina, fisiología humana o nutrición”, asegura el dietista y nutricionista Julio Basulto, miembro de la Sociedad para el Estudio Interdisciplinar de la Alimentación y los Hábitos Sociales (SEIAHS), y muy combativo en esta materia. “Las afirmaciones que acompañan a los batidos verdes no son muy distintas de las que El Quijote atribuía al bálsamo de Fierabrás. Los que intentamos mejorar la salud poblacional a través de la alimentación no nos cansamos de repetir que no existen los mal llamados superalimentos. Estos solo residen en la imaginación de ciertos terapeutas alternativos. Quien vende hoy los batidos verdes como la panacea es el mismo mercader ambulante que hace 100 años vendía crecepelos infalibles”.

La OMS recomienda consumir hasta cinco piezas de frutas y verduras al día. En el caso del gazpacho, según los expertos consultados, un vaso puede sustituir a una pieza. Un estudio científico del Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición, publicado en 2011, comprobó su eficacia para reducir la hipertensión en casos de alto riesgo cardiovascular. Otra investigación realizada por el Servicio de Investigación Agraria del Departamento de Agricultura estadounidense (USDA) constató que el consumo de gazpacho regular aumenta de forma significativa la cantidad de vitamina C (antioxidante) en la sangre y reduce las moléculas asociadas con el estrés y el deterioro de la salud. Y el American Institute for Cancer Research (AICR) incluye este plato tradicional español entre sus recetas saludables y precisamente lo llama Gazpacho Smoothie. Aún no se vende en la mayoría de los puestos callejeros de Nueva York.

“La diferencia entre uno y otro está en las pretensiones y en el sabor”, asevera la nutricionista Zahara López, con clínica propia en Málaga. “El gazpacho no solo sabe mejor, sino que no se ha vestido con la pátina de lo fantasioso. Los pacientes, en consulta, me piden dietas de jugos verdes por el aluvión publicitario”, continúa. Para Basulto, es esta imagen la que los desprestigia, en contraposición, de nuevo, a la humildad del gazpacho (bebida de agricultores). En ningún caso limpian el organismo, porque órganos como los riñones o el hígado ya se encargan de hacerlo.

Pero, ¿adelgazan? En 2014, un estudio publicado en Critical Reviews in Food Science and Nutrition determinó que no hay pruebas concluyentes que indiquen que aumentar el consumo de frutas, verduras y hortalizas suponga una disminución significativa del peso corporal si no va a acompañado de otros cambios como un aumento del ejercicio físico (y, por supuesto, una reducción de alimentos superfluos como bollería o refrescos). Si hablamos de calorías, una ración de 165 mililitros de gazpacho tiene 58 calorías, según la aplicación MyFitnessPal (atención, porque el pan le añadirá otras 200), mientras que el smoothie de fresa de una conocida cadena alcanza los 300. Se obró el milagro: una app, su abuela y un nutricionista acaban pensando lo mismo. Lo que la huerta ha unido…

 Siga leyendo para una vida buena…

La inmunoterapia prepara el asalto al cáncer de pulmón

La inmunoterapia ha conseguido sus primeros éxitos contra el cáncer de pulmón. Este abordaje, consistente en activar el sistema inmunitario del paciente para que colabore en la lucha contra las células cancerosas, había fracasado hasta la fecha al intentar usarla en uno de los tumores más frecuentes y mortales, el de pulmón (más de 26.000 casos y de 21.000 muertes en España en 2012, según los datos de la Sociedad Española de Oncología Médica, SEOM). El avance es tan importante que el viernes mereció la primera sesión del Congreso de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO) que se celebra en Chicago.

Aunque el cáncer de pulmón sea el más frecuente de los tratados, en el congreso, al que EL PAÍS ha acudido invitado por Janssen, se ha resaltado también las expectativas que este abordaje abre para otros cánceres, como el de cabeza y cuello, colon e hígado. El nexo común entre todos ellos es un juego de dos proteínas, la PD-1 y la PDL-1, la primera en los linfocitos del sistema inmunitario y la segunda en las células tumorales. Y lo que hacen los fármacos que se han ensayado (el nivolumab, de BMS, y el pembrolizumab, de Merck), en líneas generales, es asegurarse de que la PDL-1 no oculta el cáncer a las defensas del paciente.

En el caso del cáncer de pulmón, el avance es especialmente importante porque, hasta ahora, se había resistido a la inmunoterapia. Se decía que era poco sensible a esos tratamientos, “pero lo que pasaba es que no teníamos el correcto”, dijo Luis Paz-Ares, del Hospital 12 de Octubre de Madrid, que ha participado en los ensayos y fue el encargado de exponer los avances conseguidos. De los distintos tipos de cáncer de pulmón, el trabajo de Paz-Ares se ha centrado en el denominado de células no pequeñas y no escamoso.

La complejidad del nombre es una prueba de que, según avanza el conocimiento, se van acotando más los tratamientos para darles una terapia que se denomina personalizada. La importancia de trabajar con este grupo –y con el de los tumores escamosos, cuyos resultados se presentaran el domingo- es que entre ambos representan el 85% de los cánceres de pulmón, precisamente aquellos que actualmente tienen peor pronóstico. De hecho, la eficacia del nivolumab, según el estudio CheckMate057, va en paralelo a la presencia de la proteína PD-1 en las células. Si, de media, la supervivencia de los pacientes pasa de los 9,4 a los 12,2 meses frente al tratamiento actual con docetaxel, en los que tienen una mayor expresión de la PD-1 pasa de 9,4 a 18, indica Paz-Ares.

En el caso del cáncer de hígado avanzado, con el mismo fármaco se consigue pasar de un 30% de supervivencia al año a un 62%, indico Anthony B. El-Khoueiry, de la Universidad del Sur de California, frente al tratamiento con sorafenib. En el cáncer de cabeza y cuello, el 56% experimenta una reducción del tumor, dijo Tanguy Sehwert, de la Universidad de Chicago. Incluso en los casos en que la eficacia es limitada, hay otro aspecto a tener en cuenta, apunta Paz-Ares: los efectos adversos, que son mucho menores con el nuevo medicamento –aunque los tiene-, lo que puede ser otro factor a considerar.

Esta relación entre la eficacia del fármaco y la existencia de ciertas proteínas lleva a postular a la PDL-1 como un biomarcador (una señal que se puede medir del estado del organismo). En este caso, no es como la proteína PSA en el cáncer de próstata porque no es un diagnóstico. Una medición de la PD-1 en las células cancerígenas puede servir también como predictor del comportamiento el tumor ante el tratamiento.

“Costaría menos de 100 euros” y evitaría gastar miles en darle un fármaco a alguien que no se va a beneficiar”, apunta Paz-Ares. La PD-1 –una de las proteínas estrella de la inmunoterapia actual- ve reforzado su papel cuando combina con otro proceso, el de “deficiencias en la reparación” del ADN. Este es clave para las células, ya que elimina los errores en el material genético que se producen cuando la célula se divide. En el caso del cáncer; la proliferación hace que estas mutaciones se acumulen. “Es como llenar a una célula de banderas rojas para que el sistema inmunitario las identifique”, explico Lynn Schuchter, vicepresidenta de ASCO. Cuando esto sucede, es fácil de ver, señaló Le Dung T., del Johns Hopkins. Y en este caso, el tratamiento con pembrolizumab del cáncer de colon, que es el que ha estudiado Dung, es más eficaz.

Los cánceres que se curan siguen dando de qué hablar

No deja de repetirse que el cáncer de mama prácticamente se ha vencido pero 6.375 personas (93 hombres incluidos) fallecieron en 2012 por esta causa. Algo similar ocurre con el cáncer de próstata, una patología de muy buen pronóstico que, sin embargo, provocó la muerte de 6.045 individuos cada año.

Por esta razón, estas dos patologías siguen protagonizando estudios en los congreso médicos de oncología y el de este año de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO) no ha sido una excepción. Dos trabajos publicados el New England Journal of Medicine para coincidir con el evento se refieren a cáncer de mama. Otro destacado por los organizadores, al cáncer de próstata.

El primero de los estudios, llevado a cabo por investigadores de la Yale University, responde a una cuestión que “podría considerarse de perogrullo”, según indica la jefa de Hematología y Oncología del Hospital Clínico de Valencia, Ana Lluch -que no ha participado en el trabajo- y es si deben los cirujanos dedicados al cáncer de mama arriesgarse a dejar márgenes libres de enfermedad, pero límites a la misma sin resecar en una cirugía de extirpación del tumor.

El trabajo ha demostrado que es mejor “hacer una tumeroctomía amplia”, porque se evitan segundas cirugías. “Es algo que ya se sabía, pero ahora se demuestra con un estudio”, comenta Lluch, que señala que no siempre se podía evitar esa práctica. Para Lluch el estudio es además un acicate para la estrategia denominada neoadyuvancia: administrar los tratamientos para reducir el riesgo de recaída antes de la cirugía de extirpación del tumor.

“Con la neoadyuvancia se consigue reducir el número de mastectomías completas y se favorecen las cirugías conservadoras”, comenta Lluch, que ha participado en un estudio también presentado en ASCO sobre una estrategia de neoadyuvancia en cáncer de mama Her2-positivo que combina dos anticuerpos monoclonales, el joven pertuzumab y el veterano trastuzumab.

El 80% de casos se cura

El segundo de los estudios publicados en el NEJM valora un nuevo medicamento para ese porcentaje de pacientes que, afectadas por el tipo de cáncer de mama más común, positivo a los receptores hormonales y negativo a Her2, no responde sin embargo al tratamiento frente a la enfermedad y acaba recayendo de la misma.

En total, como señala Lluch, solo un 6% de los casos de cáncer de mama se detectan ya metastásicos, pero alrededor de un 15% del resto de tumores recaerán a lo largo de la historia de la enfermedad. “Por eso decimos que el cáncer de mama se cura en un 80% de los casos”, comenta Lluch.

El fármaco, palbociclib, que se administra por vía oral y en combinación con terapia hormonal, ha conseguido triplicar la supervivencia libre de enfermedad con respecto a la administración única de las hormonas. “Es muy importante”, comenta Lluch, que adelanta que el medicamento ya se está estudiando también en neoadyuvancia y que se prevé su próximo análisis en adyuvancia, es decir, para prevenir recaídas en mujeres con un pronóstico inicial muy bueno.

Novedades para tratar el cáncer de próstata

El cáncer de próstata también ha registrado novedades este año. Por primera vez, en un estudio señalado por los organizadores del congreso, se ha demostrado la eficacia de una quimioterapia adyuvante para la versión localizada, pero de alto riesgo, de la enfermedad.

Lo que se ha demostrado es que añadir docetaxel -una quimioterapia muy común- al tratamiento hormonal y la radioterapia reduce la tasa de muerte en estos pacientes, aunque sus tasas de supervivencia son elevadas en cualquier caso.

Ambas estrategias conseguirán disminuir esas muertes que hacen que todavía no se pueda hablar de victoria frente al cáncer, ni siquiera el de mejor pronóstico.

¿Funcionará la inmunoterapia?

Que la inmunoterapia es la gran esperanza contra el cáncer empieza a dejar de ser una novedad. Desde hace años, los estudios sobre este tipo de tratamientos se suceden, así como las noticias sobre nuevas indicaciones y productos, con distintas vías de acción. En el Congreso anual de la Sociedad Americana de Oncología Médica (ASCO), la cita más importante de la especialidad -asisten entre 30.000 y 35.000 profesionales de todo el mundo- la inmunoterapia lleva tiempo siendo protagonista absoluta. Este año no es la excepción.

Además de numerosos estudios con moléculas dirigidas a la proteína PD-1 (involucrada en la programación de la muerte celular) y otros compuestos aún más novedosos, dos aspectos son especialmente nuevos con respecto a la inmunoterapia. El primero: por primera vez, se empieza a intuir una posibilidad negada hasta ahora por los expertos: el adiós a la quimioterapia o la sustitución de esta vieja (aunque aún muy eficaz) alternativa por los nuevos fármacos que implican al sistema inmunológico. La segunda novedad se refiere a la posibilidad de predecir genéticamente la eficacia de la inmunoterapia.

Un estudio en fase II (la segunda de la investigación clínica) analizó cómo la deficiencia en los genes reparadores de errores de emparejamiento (MMR, de las siglas de mismatch repair) podía predecir la respuesta al anticuerpo monoclonal anti-PD1 pembrolizumab, uno de las tres inmunoterapias ya aprobadas en EEUU, junto al pionero ipilinumab y el nivolumab. En Europa, las cosas van más despacio y el ipilinumab es el único fármaco de inmunoterapia aprobado, aunque el uso de los otros dos es habitual a través de ensayos clínicos.

El trabajo llevado a cabo por investigadores del John Hopkins Kimmel Cancer Center (EEUU) demostró que el déficit de MMR servía para predecir el efecto del fármaco, tanto en lo que se refiere a la reducción tumoral como a la tasa de respuesta.

Tasa de respuesta

Esta herramienta puede ser muy útil para la generalización de la inmunoterapia. Aunque esta ha demostrado ser muy eficaz en cánceres con un pronóstico nefasto hasta ahora, como el melanoma avanzado, en términos absolutos las tasas de eficacia no son tan elevadas. Y la predicción genética, según este estudio, demostró ser muy eficaz, ya que se vio una tasa de respuesta del 0% entre los pacientes sin la anomalía genética y del 60% entre los que sí la presentaban. Como subrayó la primera firmante del estudio, Dung T. Le, adivinar si se tiene o no la mutación es tremendamente sencillo: existe un test ya comercializado que indica si existe un déficit de estos genes reparadores.

El otro asunto relativo a la inmunoterapia que ha llamado la atención de los organizadores del congreso es el referido a su potencial superioridad con respecto a la quimioterapia. En concreto, un trabajo presentado en ASCO y publicado simultáneamente en la revista New England Journal of Medicine así lo ha demostrado en un cáncer de mal pronóstico y muy común: el cáncer de pulmón de células no pequeñas no escamoso, aproximadamente un 60% del total de casos de esta enfermedad.

Se trata, además, de un trabajo liderado por el oncólogo del Hospital 12 de Octubre Luis Paz-Ares. Aunque en términos absolutos la mejoría es relativa (la inmunoterapia alargó la vida de los pacientes en solo tres meses en comparación con la quimioterapia docetaxel, la de elección en segunda línea en la actualidad), el trabajo sí supone un paso adelante hacia un cambio de paradigma: adelantar el uso de la inmunoterapia y que este tipo de tratamiento prime sobre la tradicional quimio. Es algo que, según puntualizó Paz-Ares dista de ser inmediato y dependerá de cada paciente concreto.

El oncólogo español también recalcó que la supervivencia es mucho más elevada en los pacientes positivos a PDL-1, ya que dicha mutación hace que la supervivencia tras aplicar el tratamiento sea el doble que la registrada con la quimioterapia de segunda línea.

Puesto que todos los nuevos tratamientos empiezan a ensayarse en los tipos de cáncer más graves y luego se van probando en los de mejor pronóstico, no sería raro que en próximos congresos se asistiera a resultados similares en primera línea de tratamiento de cáncer de pulmón avanzado o incluso en estadios locales de la patología.

la inmunoterapia confirma su eficacia en muchos tipos de cáncer el congreso anual de la asociación

Los pacientes con cáncer colorrectal, de cabeza y cuello, de hígado avanzado o de pulmón ya pueden disponer de tratamientos que van a mejorar considerable su esperanza y calidad de vida. Cuatro estudios presentados en Chicago durante la Conferencia Anual de la Asociación Americana de Oncología (ASCO) confirman el gran potencial que tiene la inmunoterapia en el tratamiento del cáncer, especialmente aquellos medicamentos que tiene como diana la proteína PD-1. Además, algunos de estos estudios también han identificado marcadores genéticos que determinan en qué pacientes serán más eficaces estos nuevos agentes de inmunoterapia. El paso definitivo de la medicina personalizada.

El cáncer de pulmón es el tumor más frecuente y más mortal y por estos motivos muchos investigadores se están centrado en resolver un grave problema de salud pública. Y de entre los cánceres de pulmón el más común es cáncer de células no pequeñas, cuyo tratamiento en las fases más avanzadas no es muy eficaz. Ahora, un tratamiento con nivolumab, un fármaco de inmunoterapia, logra prolongar la supervivencia en tres meses.

«Es el primer estudio en fase III que demuestra que la inmunoterapia es eficaz en el tratamiento de este tipo de tumores», señaló Luis Paz Ares, del hospital Universitario 12 de Octubre. Además, añadió, parece que es especialmente activo en los pacientes con tumores positivos para la proteína PD-1. Así, los pacientes que mayores niveles de PD-1 eran los que más se beneficiaban de esta terapia, que lograban una supervivencia incluso de 9 o 18 meses. «Es uno de nuestros objetivos -señaló el oncólogo español-: aumentar el porcentaje de supervivientes en cáncer a largo plazo».

‘Medicina personalizada’

uno de cada tres pacientes con vih podría sufrir alteraciones renales terminales

Entre el 10 y el 30 por ciento de los pacientes con VIH presenta alteraciones renales como consecuencia de la toxicidad farmacológica de algunos antirretrovirales que en algunos casos pueden evolucionar a una enfermedad terminal, con una mortalidad que varía en función de si son pacientes ambulatorios o están hospitalizados.

En concreto, según datos del Grupo de Estudio del Sida de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), la insuficiencia renal aguda está presente en el 6 por ciento de los pacientes hospitalizados, con una mortalidad del 27 por ciento, mientras que en pacientes ambulatorios esta prevalencia se eleva al 10 por ciento y, en más de un tercio de ellos, es secundaria a fármacos.

Ante esta situación, Gesida ha puesto en marcha en colaboración con la Sociedad Española de Nefrología (SEN), la Sociedad Española de Bioquímica Clínica (SEQC) y la compañía biofarmacéutica AbbVie una nueva edición de Renal Exchange, una iniciativa para mejorar la formación médica continuada en el abordaje y manejo de las afecciones renales en el paciente con infección por VIH.

Colaboración entre responsables y centros

casi 15 millones de nuevos casos de cáncer se registraron en todo el mundo en el 2013

Casi 15 millones de nuevos casos de cáncer se registraron en todo el mundo en el 2013

Investigadores de todo el mundo han trabajado juntos para tratar de medir la carga mundial de cáncer y estiman que hubo 14,9 millones de casos nuevos de cáncer, 8,2 millones de muertes y 196.300.000 años de una vida sana perdidos en 2013, según una comunicación especial publicada en la edición digital de la revista «JAMA Oncology».

Entre 1990 y 2013, la proporción de muertes por cáncer en el marco de todos los fallecimientos se incrementó del 12 por ciento al 15 por ciento. En ese periodo, la pérdida de años de vida saludable (años de vida ajustados por discapacidad o AVAD) debido a todos los tipos de cáncer para los hombres y las mujeres aumentó en un 29 por ciento a nivel mundial.

El Estudio Global sobre la Carga de Enfermedades realizado por el Grupo de Colaboración del Cáncer de la Carga Global de Enfermedades ofrece una evaluación exhaustiva de los nuevos casos de cáncer (incidencia) y muerte relacionada con el cáncer y la discapacidad. Los autores se basaron en los registros de cáncer, registros vitales, informes de las autopsias verbales y otras fuentes de datos sobre las causas de muerte en su análisis de 28 tipos de cáncer en 188 países entre 1990 y 2013, pero reconocen que los datos del registro del cáncer y civil son escasos en muchos paises.

Los hombres eran más propensos a desarrollar cáncer entre el nacimiento y los 79 años, con 1 de cada 3 hombres y 1 y 5 mujeres que desarrollan cáncer en todo el mundo. El cáncer de tráquea, bronquios y pulmón (TBL) fue la primera causa de muerte por cáncer en hombres y mujeres con 1,6 millones de muertes. Para las mujeres, el cáncer de mama fue la primera causa de pérdida de años de vida saludable a nivel mundial y para los hombres fue el cáncer de pulmón, según el estudio.

‘);
}
}
catch(err){}

El ranking de los tipos de cáncer

El cáncer traqueal, de bronquios y pulmón (TBL) fue el de mayor número de casos nuevos a nivel mundial en 2013, con un estimado de 1,8 millones de casos nuevos y 1,6 millones de muertes. TBL provocó 34,7 millones de AVAD en 2013, con un 62 por ciento en los países en desarrollo y el 38 por ciento ocurre en los países desarrollados. Los hombres eran más propensos a desarrollar cáncer de pulmón que las mujeres, con 1 de cada 18 hombres y 1 de cada 51 mujeres que son diagnosticados entre el nacimiento y los 79 años.

Le sigue en cuanto a número de nuevos casos el cáncer de mama, con 1,8 millones de nuevos casos y 464.000 muertes en 2013. El cáncer de mama provocó 13,1 millones de AVAD en 2013, con un 63 por ciento en los países en desarrollo y el 37 por ciento en los países desarrollados. Una de cada 18 mujeres desarrolló cáncer de mama entre el nacimiento y los 79 años.

El tercer tipo de cáncer que más nuevos casos registró fue el cáncer de colon y recto: 1,6 millones de nuevos casos y 771.000 muertes; 15,8 millones de AVAD en 2013, con un 56 por ciento en países en desarrollo y el 44 por ciento en los países desarrollados. La probabilidad de desarrollar cáncer de colon y recto antes de los 79 años fue mayor para los hombres (1 de cada 27) que en mujeres (1 de cada 43).

El cáncer de próstata es el cuarto en cuanto a nuevos casos en 2013: hubo 1,4 millones de nuevos casos y 293.000 muertes. El cáncer de próstata causó 4,8 millones de AVAD a nivel mundial en 2013, con un 57 por ciento en los países desarrollados y el 43 por ciento en los países en desarrollo.

En el quinto puesto está el cáncer de estómago, que en 2013 registró 984.000 nuevos casos y 841.000 muertes. El cáncer de estómago causó 17,9 millones de AVAD en 2013, con el 77 por ciento producidos en países en desarrollo y el 23 por ciento que ocurrieron en los países desarrollados. Uno de cada 36 hombres y 1 de cada 84 mujeres desarrollaron cáncer de estómago antes de los 79 años.

El cáncer de hígado provocó 792.000 nuevos casos y 818.000 muertes; 20,9 millones de AVAD, con el 86 por ciento registrados en países en desarrollo y el 14 por ciento, en los países desarrollados. El cáncer de hígado es más común en los hombres, con 1 de cada 45 que son diagnosticados antes de los 79 años, en comparación con 1 de cada 121 mujeres.

En el caso del cáncer cervical o de cuello uterino, hubo 485.000 nuevos casos y 236.000 muertes, con 6,9 millones de AVAD, con un 85 por ciento registrado en los países desarrollados y el 15 por ciento en los países en desarrollo. Una de cada 70 mujeres desarrolló cáncer de cuello uterino entre el nacimiento y los 79 años.

Para el Linfoma no Hodgkin, se contabilizaron 465.000 nuevos casos y 226.000 muertes. Este tipo de cáncer causó 6,4 millones de AVAD en 2013, con un 71 por ciento en países en desarrollo y el 29 por ciento en los países desarrollados. En cuanto a sexos, uno de cada 103 hombres y 1 de cada 151 mujeres desarrollaron linfoma no Hodgkin entre el nacimiento y los 79 años.

Respecto al cáncer de esófago, se registraron 442.000 nuevos casos y muertes 440.000. Este cáncer causó 9,8 millones de AVAD en 2013, con el 84 por ciento de ellas que se producen en países en desarrollo y el 16 por ciento que suceden en los países desarrollados. Los hombres tenían una probabilidad mayor que las mujeres de desarrollar cáncer de esófago entre el nacimiento y los 79 años, con 1 de cada 73 hombres diagnosticados en comparación con 1 de cada 203 mujeres.

Finalmente, hubo 414.000 nuevos casos y 265.000 muertes por leucemina, un cáncer que causó 9,3 millones de AVAD, con un 78 por ciento en países en desarrollo y el 22 por ciento en los países desarrollados. Uno de cada 127 hombres en comparación con 1 de cada 203 mujeres desarrollaron leucemia entre el nacimiento y los 79 años.

el peligro de la cirugía en migrañas

El tratamiento quirúrgico de la migraña ha comenzado a publicitarse recientemente en nuestro país como una nueva técnica para el tratamiento de esta enfermedad. Aunque es una técnica que hasta la fecha no se realizaba en España, experiencias llevadas a cabo en otros países han permitido que la comunidad científica internacional haya llevado a cabo estudios para comprobar en qué se fundamenta este tratamiento y si tiene razón de ser científica.

El Grupo de Estudio de Cefaleas de la Sociedad Española de Neurología (SEN) ha revisado la evidencia publicada al respecto y ha concluido, al igual que lo han hecho recientemente los editores de la principal revista científica especializada en cefaleas Cephalalgia (publicación oficial de la Sociedad Internacional de Cefaleas), que «no hay evidencia científica necesaria y suficiente para respaldar este tipo de técnicas quirúrgicas en la migraña».

Desde técnicas que proponen eliminar quirúrgicamente los puntos desencadenantes de la migraña, se ofrecen otras como el cierre del foramen oval permeable. SEN insiste en que «ninguna de estas técnicas quirúrgicas han demostrado eficacia y, además, implican el riesgo inherente a cualquier cirugía». Asimismo, actualmente, esta técnica no está aprobada como opción terapéutica por ningún organismo regulador en los diferentes países del mundo y «no se conoce una explicación fisiopatológica que justifique este procedimiento».

Debido a que la migraña es una enfermedad muy incapacitantey que cuando se sufre de forma crónica -es decir, 15 o más días de dolor de cabeza al mes- es incompatible con poder llevar una vida normal, son muchas las personas que buscan todo tipo de tratamientos alternativos para intentar minimizar su incapacidad y secundariamente el dolor. Desde la Sociedad Española de Neurología insisten en que «tanto pacientes como médicos están deseosos de encontrar una cura definitiva para la migraña», pero que debido a que surgen en el mercado «numerosos tratamientos -generalmente con un precio elevado- que no aún no han conseguido demostrar su eficacia y que en muchas ocasiones no son inocuos para la salud del paciente», antes de iniciar cualquier tipo de tratamiento es necesario consultar al neurólogo.