una embarazada con cardiopatía da a luz gracias a una intervención pionera por primera vez en el mu

En la sala de gerencia del barcelonés Hospital de la Vall d’Hebron, Catarina Echegaray i Miles Dufrasne, posaban este mediodía radiantes antes las cámaras con su hijo Otto, de dos meses, en brazos. Es el primero que han tenido y ya se le puede apodar como un “bebé milagro” de la Ciencia. Catalina, de 28 años, no lo tenía fácil para ser madre porque sufre una cardiopatía congénita, una estenosis (estrechamiento) grave de la válvula aórtica que suele agravarse con el embarazo. Para sobrellevar su dolencia, a los 22 años fue intervenida para implantarle una prótesis aórtica biológica (hecha de pericardio de vaca), una alternativa a las válvulas áorticas mecánicas, que se colocan con una operación a corazón abierto y conllevan un tratamiento con antcoagulantes que tiene sus riesgos.

La joven hacía vida normal pero cuando quiso ser madre, a los 27 años, puso su vida en riesgo. Según explicaron ayer un equipo de médicos de la Vall d’Hebron liderados por el doctor David García-Dorado, jefe del Servicio de Cardiología del centro, a las 20 semanas de gestación la válvula protésica de Catalina comenzó a fallar, se degradaba más rápidamente de lo habitual (algunas duran hasta 1o años). Entonces, se planteó el dilema médico, según relató a cardióloga Maria Teresa Subirana. O abortaba, lo cual suponía perder al pequeño Otto y era además un riesgo para la madre, o se le implantaba una nueva válvula aórtica. Las válvulas que suelen ser más efectivas son las mecánicas, pero para implantarlas es necesario una operación a corazón abierto, una cirugía agresiva que encima requiere un tratamiento con anticoagulantes, lo que también comporta riesgos en caso de sufrir hemorragias. En suma, un peligro doble: para la madre, por su cardiopatía, y para el feto, que en el 30% de los casos no sobrevive.

Una válvula dentro de otra

Finalmente, la solución adoptada fue una conocida técnica de cateterismo que el propio hospital barcelonés ya había aplicado en ocho paciente, pero que por primera vez en el mundo se ha aplicado a una embarazada. La técnica es la llamada “valve in valve” (válvula dentro de válvula, en inglés), y es mínimamente invasiva. Se coloca na nueva válvula, biológica (bovina), dentro de la que ya está implantada. Para llevarlo a cabo, a Catarina le introdujeron un catéter a través de una sus arterias femorales hasta llegar al corazón, a la prótesis que tenía dañada. Entonces, mediante un balón, que ensancha por un momento la cavidad arterial, se colocó la nueva prótesis, de manera concéntrica. “Como capas de una cebolla”, explicaba el doctor Bruno García, jefe de la Unidad de Hemodinámica de Vall d’Hebron.

investigadores europeos desarrollan unas nanoparticulas para frenar el alzheimer

Un consorcio de 19 centros de investigación europeos, entre los que se encuentra el grupo de Ciberned liderado por Francisco Wandosell, ha conseguido desarrollar una serie de nanopartículas capaces de «atravesar» la barrera hematoencefálica del cerebro y reconocer y destruir los depósitos de amiloide. El proyecto ha sido presentado como ejemplo de éxito por el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.

La acumulación de péptido beta-amiloide es una de las características principales de la enfermedad de Alzheimer, que, distribuida en un inicio en forma soluble, a medida que avanza la enfermedad se convierte en insoluble, formando depósitos duros que provocan neurodegeneración cerebral. Un total de 19 centros de investigación europeos, entre los que se encuentra el grupo de Ciberned liderado por Francisco Wandosell, han conseguido desarrollar, en el marco del proyecto NAD (Nanoparticles for therapy and diagnosis of Alzheimer's disease), una serie de nanopartículas capaces de «atravesar» la barrera hematoencefálica del cerebro y posteriormente reconocer y destruir estos depósitos de amiloide. Según sus responsables, este proyecto podría representar, en su traslación a humanos, un enorme avance para el tratamiento y diagnóstico precoz de la enfermedad, una de las principales metas en el campo del alzhéimer, dado que su tratamiento es actualmente paliativo y no existe cura para la enfermedad.

La efectividad de las nanopartículas para reducir los niveles de amiloide en el cerebro ha sido demostrada hasta el momento en modelos animales de la enfermedad (ratones genéticamente modificados). Según el coordinador científico del proyecto, Massimo Masserini, de la Universidad de Milano-Bicocca, la eliminación de estos depósitos de amiloides en el cerebro «podría ralentizar, o incluso detener, el proceso de neurodegeneración asociado al alzhéimer».

Esta intervención terapéutica temprana, según Masserini, aumentaría asimismo «la esperanza de vida –y calidad– de los pacientes de alzhéimer». Francisco Wandosell, investigador principal del grupo de Ciberned participante en la investigación, afirmó que «el propósito inicial del proyecto no era encontrar nuevos compuestos inhibidores de la amiloidosis, sino desarrollar una nueva formulación que permita utilizar las nanopartículas como un vehículo de transporte».

prueban con éxito un fármaco de dos euros que reduce las secuelas del infarto

En un infarto, el tiempo que se tarda en llegar al hospital es clave para la supervivencia del paciente. Pero la vida también depende del tratamiento que se recibe durante el traslado en ambulancia. Si se administra un fármaco (metoprolol) en el trayecto hacia el hospital se consigue proteger el corazón y reducir los efectos del infarto. Esta es la conclusión de un estudio español que ha coordinado el cardiólogo español Valentín Fuster en el CNIC, el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares.

El ataque al corazón se produce cuando se obstruye repentinamente el flujo de sangre rica en oxígeno y deja de nutrir el músculo cardiaco. Si la circulación no se restaura con rapidez, el músculo del corazón comienza a morir y se necrosa. Cuanto mayor es la superficie afectada, peor es la función cardiaca y menos posibilidades hay de sobrevivir y de vivir sin secuelas. Por eso, es tan importante actuar con rapidez. Llegar al hospital cuanto antes, abrir la arteria con un cateterismo, retirar el trombo que produce la obstrucción e implantar un «stent», una malla que mantiene abierta la arteria para impedir que se vuelva a obstruir.

Hasta ahora solo se pensaba que el tiempo en llegar al hospital era clave, la investigación del CNIC demuestra que también se puede proteger el músculo cardiaco con una dosis de metoprolol antes del cateterismo. Basta una dosis única por vía intravenosa «para salvar hasta el 35 por ciento del músculo cardiaco que puede morir durante un ataque al corazón. Es algo excepcional», asegura a ABC Borja Ibáñez, investigador principal del estudio junto a Valentín Fuster.

Un antihipertensivo

solicitan que los «psicotécnicos» previos al carné de conducir contemplen la apnea de sueño

Las personas con apnea obstructiva del sueño grave presentan unos síntomas muy peligrosos en la carretera que las incapacita en la conducción. Este es el motivo que ha llevado a la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) a pedir que en la Unión Europea se incluyan normas más estrictas a la hora de realizar la evaluación médica pervia a la obtención del permiso de conducir.

Desde esta Sociedad esperan que que la concesión del permiso contemple el diagnóstico y tratamiento de la apnea. Según el neumólogo y miembro de SEPAR Joaquín Terán, se trata de «facilitar la inclusión de la apnea en el listado de enfermedades».

El doctor Terán ha destacado la puesta en marcha de una propuesta de cuestionario para el cribado de estos pacientes. El tratamiento para la apnea del sueño es muy simple pero solamente es eficaz si se sigue estrictamente. Por este motivo, asegura que «los conductores diagnosticados correctamente que no siguen el tratamiento deberían tener restricciones para conducir hasta que demuestren, con la valoración de especialistas acreditados, el adecuado cumplimiento de este».

La calidad del sueño en estos pacientes es muy débil. Es por ello, que muchos sufren somnolencia durante el día, «corriendo el riesgo de quedarse dormidos en actividades tan cotidianas como trabajar o conducir», afirma Terán.

la factura mental de una lesión deportiva grave

La factura mental de una lesión deportiva grave

Víctor Valdés, portero del Fútbol Club Barcelona de 32 años, se quedará sin Liga, sin Champions, sin Copa y sin Mundial tras romperse la pasada semana el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha. Con entre seis y ocho meses de baja por delante, el futuro del guardameta catalán no está claro. Pero las lesiones deportivas no afectan solo a la disponibilidad de un futbolista para su participación en entrenamientos y partidos, sino también a su disposición psicológica y, por tanto, a su rendimiento.

Así lo indica un nuevo artículo, publicado en «Cuadernos de Psicología del Deporte» por investigadores de la Universidad de Murcia (UM), que analiza la influencia de la lesión en el estado de ánimo y en la ansiedad de estos profesionales. «El análisis de las relaciones entre lesión y aspectos psicológicos del deportista ha aumentado en los últimos años, aunque todavía quedan muchos interrogantes por responder», explica a Sinc Aurelio Olmedilla, primer autor del trabajo e investigador principal del grupo de Psicología del Deporte de la UM.

A la espera de un estudio con un mayor número de sujetos y un mayor periodo de investigación, la muestra estuvo formada por 13 jugadores de equipos de fútbol masculino (de 21 a 29 años) que se lesionaron de forma moderada durante el desarrollo de la temporada 2011-2012. Los resultados revelan que los futbolistas, antes de una lesión, manifiestan niveles superiores de autoconfianza. Sin embargo, después sufren una disposición psicológica más negativa, concretamente niveles mayores de depresión y de ansiedad tanto cognitiva como somática.

«Dada la relación de estos aspectos con el rendimiento de los jugadores, es importante trabajar psicológicamente con los futbolistas, no solo para ayudar a la rehabilitación de sus lesiones, sino para mejorar su disposición psicológica ante la competición», resalta Olmedilla.

los médicos proponen sancionar a los pacientes que hagan un mal uso de la sanidad

El presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Juan José Rodríguez Sendín, ha rechazado la posibilidad de implantar un copago por ir al médico pero ha planteado un cobro a aquellos ciudadanos que hagan un «mal uso» de los servicios sanitarios, como ir a Urgencias en lugar de a su centro de salud o no ir a recoger pruebas diagnósticas. «No sería un copago, sería pago, por usar mal los servicios», ha defendido durante su intervención en un desayuno informativo organizado por Forum Europa, al que también ha asistido la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, que tras finalizar el acto ha reconocido ante los medios que se trata de una «anécdota» y que «lo importante es que la sanidad siga disponible para todos los ciudadanos».

El presidente de la OMC ha rechazado que se cobre a los pacientes por ir al médico, ni siquiera a «aquellos que van mucho», ya que a su juicio esos pacientes van «por miedo» y porque creen que ir al médico «les va a hacer retrasar el momento final de su vida». «Eso es una cosa terrible, y por eso no se puede cobrar», ha apostillado.

Sin embargo, ha añadido, existen casos de mal uso de los servicios, como «cuando la gente no se retira de la lista de espera aunque ya haya sido atendido, cuando la duplica intencionadamente y ocupa espacio, cuando no va a recoger las pruebas diagnósticas, o cuando va a Urgencias y no a su centro de salud». «Esto es para pensárselo, y que no suponga ningún tipo de escándalo ni se malinterprete», ha defendido Rodríguez Sendín, para cuyos casos ha propuesto una especie de sanción para «reconducir» estos malos usos, comparando la situación a lo que ha hecho la Dirección General de Tráfico (DGT) «con el carné por puntos». «También nos multan por la carretera cuando nos pasamos de 120», ha recordado.

Asimismo, durante su intervención ha pedido cambiar el actual copago de medicamentos para «modularlo» y evitar la exclusión de familias con varios enfermos crónicos, así como que a los inmigrantes en situación irregular se les amplíe la cobertura sanitaria a través de una «Atención Primaria completa».

hallan un nuevo gen implicado en el desarrollo del melanoma hereditario

Dos equipos internacionales de investigación, ambos con participación española, han identificado a un nuevo culpable en la aparición del melanoma hereditario, el cáncer de piel más agresivo. Se trata de un viejo conocido, el gen POT1, el guardián de los telómeros, esas estructuras protectoras del material genético que tienen un papel clave en la aparición del cáncer y el envejecimiento. Se sabía que cuando este gen mutaba podía favorecer el desarrollo de la leucemia linfática crónica, una de las leucemias más comunes. Pero ahora también se ha demostrado que contribuye a la aparición del melanoma hereditario.

El hallazgo tendrá «implicaciones clínicas inmediatas» y permitirá conocer la susceptibilidad de ciertas personas con antecedentes familiares a desarrollar este cáncer de piel, asegura el investigador de la Universidad de Oviedo, Carlos López-Otín. Bastará con hacer un simple análisis de sangre para conocer el riesgo real en muchas familias cuando se diagnostique un caso de melanoma. «Un buen número de familias en todo el mundo sabrán a qué atenerse respecto a su riesgo máximo o mínimo de tener un melanoma fatal. Si se tiene la variante mutada de POT1, las posibilidades de desarrollar la enfermedad son prácticamente del cien por cien, al menos en los casos analizados hasta la fecha», explica López Otín. De ahí, la importancia de este trabajo.

Consejo genético

Con él se ofrecen nuevas herramientas para mejorar la prevención. Quienes porten la mutación deberán hacerse una vigilancia exhaustiva de su piel y protegerse al máximo de la radiación ultravioleta y los que no la hereden sabrán que tienen el mismo riesgo que el resto de la población.

edulcorantes, ¿cuál es el más adecuado?

Edulcorantes, ¿cuál es el más adecuado?

El azúcar, la llamada la «droga del siglo XXI» es necesaria para el organismo. El problema, es que nuestros paladares se han ido progresivamente acostumbrando a sabores más dulces. Lo dice la endocrinóloga Susana Monereo, de la Unidad de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario Gregorio Marañón. «No hay alimentos buenos ni malos; el problema es cómo y cuánto los consumimos». El azúcar no es mala, «lo perjudicial es tomar mucha azúcar, más de lo recomendado». Y lo recomendado son 30-40 gramos al día, mucho menos de lo que consumimos diariamente. Haga usted la prueba: café o infusión en el desayuno, galletas o bollos o algún zumo. La suma, dice la experta, sería 120 o 140 gramos, «¡casi tres veces más de lo recomendado!».

Por eso, no se trata de enfrentar al azúcar con los edulcorantes –sustancias que endulzan pero con menos calorías-. El problema, dice Monereo, es el mismo si consumimos demasiadas cantidades de edulcorantes, algo que cada vez puede estar ocurriendo más ya que se incluyen en muchos más alimentos de lo que creemos.

En cualquier caso, dice la experta, los edulcorantes son una muy buena opción para aquellas personas que «quieren seguir disfrutando de sabores dulces pero sin consumir tantas calorías». Son, afirma, «un buenos sustitutivos del azúcar». Los más habituales son:

De origen natural

‘);
}
}
catch(err){}

De origen natural, como la stevia o estevia o la sucralosa. La estevia , explica Monereo, procede de una planta de su mismo nombre y se consume habitualmente. Muchos de los usos de la estevia son conocidos, como edulcorante de mesa, en bebidas, en pastelería, en dulces, en confituras, en mermeladas, en yogures, en chicles, entre otros.

En cuanto a la sucralosa, un derivado de la sacarosa que es aproximadamente 6 veces más dulce que el azúcar. Sin embargo, algunos estudios han sugerido su relación con algunos tumores, en animales. Y, dice Monereo, siempre en cantidades muy elevadas, «muy por encima de lo que sería un consumo en humanos».

De origen artificial

Los más conocidos, señala la experta, son la sacarina, el aspartato y el ciclamato. Los tres son edulcorantes artificiales, pero no son iguales.

La sacarina es uno de los educolrantes más antiguos que existen y se denomina en la industria alimentaria con las siglas E-954. Se puede emplear en bebidas instantáneas o refrescantes, zumos, productos lácteos, dulces, repostería, conservas, helados, chocolate, pasta de dientes, gelatinas o productos farmacéuticos.

Otro edulcorante que consumimos bajo el nombre de sacarina es el aspartamo, un polvo blanco e inodoro con un poder endulzante 200 veces mayor que el azúcar. Resalta e intensifica los sabores, especialmente de los cítricos y de varias frutas. Se usa sobre todo en bebidas refrescantes, bebidas no carbonatadas, postres, cremas pasteleras, edulcorantes de mesa en polvo o en pastillas, chicles, postres helados, cereales para el desayuno, repostería, refrescos en polvo o caramelos de menta entre otros.

El ciclamato es otro edulcorante que se encuentra en numerosos productos, especialmente en combinación con otros endulzantes bajos en calorías. Sus usos más comunes son como edulcorante de mesa, en bebidas instantáneas, en confituras, mermeladas, postres, gelatinas, frutas en conserva, batidos, productos lácteos o productos farmacéuticos entre otros. El ciclamato suele acompañar a la sacarina para potenciar el sabor de ambos compuestos.

Otros edulcorantes son el orbitol y el silitos, muy habituales en los caramelos y chicles sin azúcar, señala la experta, que se asocian con cuando se consumen en grandes cantidades con diarrea.

En cualquier caso, concluye Monereo, «la elección final depende del consumidor, porque cada uno de ellos tiene un sabor especial. Pero recuerde, consuma siempre las cantidades recomendadas»

¿qué edad tiene mi corazón?

¿Qué edad tiene mi corazón?

Tener un corazón sano es un seguro de vida. Por eso, científicos de Reino Unido han establecido una serie de recomendaciones, elaboradas por once sociedades profesionales y organizaciones, para la prevención de enfermedades cardiovasculares (ECV). Junto al informe proponen el uso de un nuevo método de evaluación, la calculadora de riesgo cardiovascular JBS3.

Este documento de consenso, publicado por las Joint British Societies en la revista «Heart», hace hincapié en la importancia de dejar a los pacientes que controlen ellos mismos la situación y comiencen una acción preventiva desde el principio.

Según los autores, el objetivo de dicha calculadora es ayudar a los profesionales sanitarios y a los pacientes a comprender mejor su riesgo acumulado de por vida y qué se puede hacer para disminuirlo.

Así, las nuevas recomendaciones aumentan el tratamiento preventivo actual que se centra en el riesgo de un ataque cardíaco o derrame cerebral en aquellas personas cuyo estilo de vida a edades tempranas indica un bajo riesgo a corto plazo pero representa un alto riesgo de desarrollar ECV.