Bimba en carne mortal

A veces, se te hiela la sangre al refrescar la pantalla del móvil. Acaricias la pantalla para actualizar por enésima vez las noticias esperando toparte con el enésimo Trumpazo, lees: “Muere Bimba Bosé a los 41 años”, y se te caen a plomo las defensas, las certezas y los ánimos. Bimba y muerte en la misma frase y no es un oxímoron: la vida es un asco; el mundo, una mierda; no somos nadie. Sabíamos por ella que estaba enferma. Por ella sabíamos que la cosa iba en serio. Ella y no otros había llamado desde el primer al último minuto a las cosas por su nombre. Pero siempre es demasiado pronto para morir, aunque se sepa. Bimba, lo decía su nombre de paz y de guerra, era todavía una muchacha. Quizá no tanto de armas tomar como de no deponerlas. Y su fin nos pone a todos en nuestro sitio.

Conocí a Bimba brevemente, hace cuatro años, durante una entrevista y una sesión de fotos para El País Semanal sobre la belleza rara. A fe que ella lo era. Bella. Y rara. Por única, por singular, por excéntrica, por hija de su padre y de su madre. Una mujer alta, grande, aparatosa, intimidante, incluso, con la rotunda anatomía y la delicada fisonomía de su casta ahormada por un esqueleto y una voluntad de hierro. Llegó como una amazona, en bici entre el caos del tráfico, camuflado el cuerpo bajo un jersey y un pantalón de guerrillera urbana, y aplastado el pelo a lo Juana de Arco bajo el casco. Acorazada, sí, como reconoció luego, por la armadura con la que se enfrentaba desde adolescente a los prejuicios ajenos.

Costaba reconocerla luego, cuando emergió de la sesión de maquillaje y peluquería convertida en una diosa de la feminidad carnalísima y juguetona con la cámara de Nico, el fotógrafo. Una mujer poderosa, a gusto con su cuerpo y con su cerebro y, sí, con una autoestima a prueba de papanatas y de toda la corriente de hipercorrección e hiperperfección política y estética imperante. “Para mí lo bello, lo atractivo, reside precisamente en la imperfección y en el error. No todas somos flacas de ojos azules y con el cuerpo perfectamente depilado. Me niego a que me impongan ese canon”, diría, antes de bajar por fin la guardia y ponerse a hablar de lo humano y lo humano, porque para divinos ya estaban los ángeles del museo de su abuela Lucía. Habló así de sus amores. De sus hijas, Dora y June. De sus amigos, entre ellos David Delfín, aún sin diagnosticar, como ella, del mal de tantos que ahora se la ha llevado por delante. Habló de todos y de casi todo con la relativa rebeldía de quien todo lo tiene pero con la elegancia de quien pasa por la vida sin querer molestar a nadie, o solo, si acaso, a los puritanos con los pecados de la carne.

Al poco de aquellas fotos y aquella charla, llegaron las primeras malas nuevas que ahora se han resuelto de la peor manera posible. Ha muerto Bimba Bosé a los 41 años. La noticia no es insólita, por supuesto. Un cáncer de mama, una metástasis, un colapso, una catástrofe para ella y los suyos. Una más, una menos. Una historia triste como otra cualquiera. Lejos de la épica de trinchera de los que arengan a luchar a los enfermos hasta hacerles casi culpables de su posible derrota, y de la lírica de los que pregonan que la actitud lo es todo frente a un hecho bioquímico, la realidad suele ser más prosaica y, a veces, hay poco que hacer sino gozar de los últimos tiempos, preparase para la partida y acompañar al enfermo en las vísperas del viaje. Hablaba aquel día Bimba de la importancia de la individualidad, de la diferencia, de la propia fortaleza para resistir frente a los estereotipos. Frente a los otros papanatas, que haberlos también los había, que la llamaban divina a todas horas, su adiós la ha hecho, más humana que nunca: carne de nuestra carne.

Bélgica supera su récord de eutanasias en un año

El número de personas que decide poner fin a su vida voluntariamente se mantiene estable en Bélgica. La Comisión de Control y Evaluación de la Eutanasia ha informado este lunes de que 2.025 ciudadanos se sometieron a esta práctica el pasado año —una media de 5,5 cada día—, récord desde la puesta en marcha de la ley, aunque solo supera el registro de 2015 en tres personas. El pasado año no solo se batió la marca histórica, también fue pionero en la puesta en marcha de una nueva norma: por primera vez se aplicó la eutanasia a un menor de 17 años en fase terminal después de que en 2014 Bélgica se convirtiera, tras un intenso debate, en el primer país del mundo en eliminar el límite de edad para solicitarla.

Tras su legalización en 2002, casi 15.000 personas se han sometido a la eutanasia en Bélgica, pero en 2016, la velocidad a la que aumentan las solicitudes se ha ralentizado ostensiblemente respecto a ejercicios anteriores. Desde su aprobación, el número de pacientes que piden la eutanasia se venía multiplicando de forma imparable: en 2003 fueron solo 234, pero ya en esta década se superó ampliamente la barrera del millar. En 2011 se practicaron 1.133, 1.432 en 2012, 1.816 en 2013, 1.928 en 2014 y 2.022 en 2015. El organismo que registra cada caso no ha dado más detalles sobre su perfil, pero según los informes de los dos años anteriores, la proporción entre hombres y mujeres es similar, la mayoría se realiza a domicilio, poco más de la mitad está en el segmento de edad de entre 70 y 89 años, el cáncer es la enfermedad más habitual y las solicitudes de la región flamenca suponen el 80% del total.

Si el paciente elige someterse a la eutanasia a domicilio, las autoridades médicas cobran 25 euros en concepto de material y otros 25 más por la visita del médico

Bélgica es uno de los pocos países europeos —junto a Holanda, Luxemburgo y Suiza— que tiene regulada la ayuda a quienes eligen morir porque padecen una enfermedad incurable. La eutanasia es legal desde 2002 para adultos que expresen su voluntad de morir debido un sufrimiento físico o psíquico que no se puede aliviar de ningún modo. Para obtener el permiso deben demostrar que sus facultades mentales están intactas y realizar la petición por escrito tras un periodo mínimo de reflexión. En el caso de los menores los requisitos son más estrictos, un psiquiatra infantil evalúa cada caso y la decisión no corresponde únicamente al menor dado que necesita el consentimiento paterno.

Según el diario belga La Libre, en los casos en que el paciente elige someterse a la eutanasia a domicilio, las autoridades médicas cobran 25 euros en concepto de material y otros 25 euros por la visita del médico. Para los que eligen la hospitalización, el gasto es mayor. La eutanasia está ampliamente aceptada en Bélgica. Los sondeos revelaron que tres cuartas partes de la población apoyó la extensión de la ley a los menores en 2014. La cuestión se ha hecho más visible si cabe gracias a casos como el de la medallista paralímpica Marieke Vervoort, que cuenta con el permiso para acceder a la eutanasia en caso de que la enfermedad degenerativa que padece empeore, y se encuentra entre los deportistas más valorados por los belgas.

Si está nervioso, no muerda un lápiz: 8 hábitos inconscientes no tan inofensivos como pensaba

Muchas de nuestras manías o vicios los realizamos de forma inconsciente. Si pudiéramos elegir, probablemente no nos morderíamos las uñas, nos tiraríamos del pelo o nos meteríamos constantemente los dedos en la nariz. Pero más allá de lo antiestético de ver a alguien hurgándose las fosas nasales o de unas manos sin uñas, muchos de estos tics que relacionamos, a veces erróneamente, con un estado de estrés, pueden acarrear problemas para nuestra salud. Aquí algunas de las manías más comunes y sus consecuencias. ¿Cuál va a ser el primero que abandone?

Mordisquear objetos: daños en el esmalte dental

Lápiz, bolígrafo, funda de teléfono, tapón de la botella de agua, el cable de los cascos o el palito para remover el azúcar del café de máquina. Necesita mordisquear algo, llevarse cualquier cosa a la boca y enganchar con los dientes. Se hace para calmar los nervios, pero también es un gesto que muchas personas utilizan inconscientemente porque les sirve de ayuda para concentrarse. Los dientes están diseñados para masticar alimentos y utilizarlos para morder otros objetos hace que nuestra dentadura ejerza una presión que, con el tiempo, desplaza los dientes o incluso los rompe.

“El esmalte dental es el material más duro del cuerpo humano, pero no es inmune al desgaste. No podemos evitar masticar alimentos, pero sí morder o manipular con nuestros dientes objetos duros como lápices, botellas, caramelos duros e incluso abusar de los chicles, porque aunque estos facilitan la higiene oral y la producción de saliva, su uso continuado también puede producir un desgaste excesivo que puede llegar a dañar el esmalte”, señalan desde la Sociedad Española de Periodoncia.

Morderse la boca y el interior de las mejillas: llagas e infecciones

No se trata de esas veces que nos hemos pegado un bocado en el labio o en el interior de nuestras mejillas accidentalmente, ya sea porque queríamos hablar y comer al mismo tiempo o porque teníamos la boca acartonada después de la visita al dentista; el hábito de morderse la piel a propósito existe y se llama dermatofagia. La psiquiatría lo recoge dentro del apartado de control de impulsos, del mismo modo que morderse las uñas. Un trabajo del Centro de Dermatología de Seattle (EE UU), explica las razones que dan lugar a este vicio: “Es una forma de responder al estrés, un método para liberarlo. Muchas personas con dermatofagia comienzan mordiendo sus lápices en el colegio y en algún momento de su vida comienzan a morder su piel. Otras muchas veces desarrollan este hábito como consecuencia de otro trastorno y hay algunas que llevan toda su vida haciéndolo sin que les ocasione el menor problema”. Eso sí, los expertos advierten de que hay que tener cuidado con las llagas e infecciones que se pueden generar en la mucosa bucal en los casos más graves, esos en los que a pesar de ser consciente del dolor y las heridas, no hay voluntad de ponerle freno.

Toquetearse la cara: cicatrices y úlceras

Posiblemente no se dé ni cuenta, pero inmerso en un estado profundo de concentración o evasión total, puede que se toque y pellizque la cara una y otra vez. Esto se agrava si tiene granitos, espinillas o costras que rascarse hasta arrancarlos. La Foundation for Body-Focused Repetitive Behaviors (EE UU) considera que el chronic skin picking, el término utilizado en inglés para pellizcarse la piel, se produce casi siempre cuando la persona está ansiosa, tiene miedo, emoción o aburrimiento, siendo muy raros los casos que guardan conexión con otros trastornos físicos o mentales, como un trastorno obsesivo-compulsivo, autismo o trastornos dermatológicos o de abuso de sustancias.

Constanza Bahillo, dermatóloga de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), advierte de las consecuencias que tiene tocarse constantemente la cara: “El hábito de manipular estas lesiones constantemente puede partir de una obsesión por tener una piel perfecta sin granillos ni heridas, pero precisamente se consigue el efecto contrario, ya que puede crear sobreinfección, una mayor inflamación, cicatrices e incluso úlceras en los casos más extremos”, detalla la especialista.

Hurgarse la nariz: hemorragias

Nos hurgamos la nariz. A pesar de ser una de las cosas que más rechazo nos causa ver en otras personas, según algunas encuestas, pocos nos salvamos de caer en esa tentación, al parecer placentera. Incluso hay un término médico para ello: rinotilexis. Hace ya una década, los investigadores Trevor D. B. Thompson y James W. Jefferson publicaron un estudio en el Journal of Clinical Psichiatry para el que encuestaron a 1000 adultos: el 91% confesó hacerlo alguna vez al día y un 1,2 % aseguró que se hurgaba menos una vez cada hora. Los científicos concluyeron que este hábito no podía considerarse patológico. Cinco años más tarde, dos médicos del Instituto Nacional de Salud Mental y Neurociencias de Bangalore (India), descubrieron que casi el 100% de los 200 adolescentes a los que preguntaron se metían el dedo en la nariz una media de 4 veces al día. Lo hacían para rascarse o limpiar restos, pero el 12% admitió hacerlo por placer.

Carlos Ramírez, otorrinolaringólogo del Hospital Vithas Nuestra Señora de América de Madrid, nos cuenta que no es un hábito saludable. “Lo normal es que el rascado provoque pequeñas heridas en la nariz, que pueden dar lugar a hemorragias que, en ocasiones, requieren ser cauterizadas o taponadas. Pero también estos cortes se pueden sobreinfectar, especialmente en la parte más externa del vestíbulo nasal (parte anterior e inferior de las fosas nasales), pudiendo provocar inflamaciones y enrojecimiento que precisan tratamiento antibiótico”. En los casos más compulsivos, “pueden acabar generando una necrosis de la mucosa del tabique y al final una perforación del mismo”.

Morderse las uñas: infecciones en dedos y boca

Es uno de los hábitos más extendidos: una investigación de la Universidad de Ciencias Médicas de Shiraz (Irán) asegura que tres de cada 10 personas se muerden las uñas. Aunque solemos asociar este tic a un estado de nerviosismo, nadie ha podido confirmarlo. Por ejemplo, un estudio publicado en el 2015 en el Journal of Behavior Therapy and Experimental Psychiatry indicaba que el “motor de la onicofagia (que es como se llama en medicina a este hábito) no es la ansiedad, sino el perfeccionismo”. El Javier Correas Lauffer, jefe de Psiquiatría del Hospital Universitario del Henares, Madrid, lo define como “un trastorno del control de impulsos. En este tipo de conductas el individuo siente una sensación placentera, aunque también puede experimentar un alivio de tensión interna”

Por muy inofensivo que parezca, este hábito puede traer numerosas complicaciones. “La piel que rodea la uña puede inflamarse e infectarse, lo que puede provocar bastante dolor. Aunque es más raro que suceda, también se pueden producir quistes intraóseos e infección del hueso. Sin olvidar que algunas personas que se muerden las uñas también presentan en ellas manchas o bandas oscuras longitudinales y una mayor presencia de bacterias potencialmente patógenas en su boca”, explica José Domínguez Auñón, jefe de la Unidad de Dermatología del Hospital Universitario del Henares. Y los síntomas no están localizados únicamente en las manos: este hábito puede conllevar infecciones intestinales, desgaste en el esmalte dental, alteraciones en la mandíbula que pueden producir dolor y problemas al masticar, y lesiones en las encías causantes de gingivitis o enfermedad periodontal.

Crujir los huesos: dolor crónico

Quienes lo hacen, aseguran que hacer sonar los huesos de las manos, del cuello o de la espalda, relaja mucho. “El responsable del ruido no es ni el hueso, ni los tendones ni los ligamentos que rodean a la articulación, sino un gas intraarticular. Las articulaciones están rodeadas por una cápsula sinovial con líquido y una cierta cantidad de aire cuya función es la de lubricar las articulaciones para que nuestros huesos no se desgasten. Para provocar el chasquido, lo que hacemos es colocar la articulación en una posición determinada para que el espacio entre los huesos aumente y también el volumen de lesta cápsula, creando una zona de baja presión que provoca que los gases salgan del líquido en forma de burbujas que estallan y son las que producen el crujido”, explica José Santos, Secretario del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Madrid.

Hay personas que lo hacen para relajar una tensión muscular que se han detectado puntualmente, pero es cierto que hay quien recurre a este gesto de manera reiterada para aliviar un estado de estrés generalizado. “Es un problema y no porque, como erróneamente se piensa, estos estiramientos puedan producir una artrosis en el futuro, sino porque realmente así no está atajando su verdadero problema: el estrés. Si la razón es aliviar el dolor articular, tampoco ayudará a solucionarlo, ya que es el ejercicio y una buena dieta la que nos ayudará a tener un buen tono muscular, que repartirá más la tracción y compensación que sufren las articulaciones, previniendo así la rigidez y el dolor”, matiza el experto. Además, añade, se ha demostrado que a la larga este chascar de huesos no desgasta el cartílago, dado que no hay roce óseo entre ambas partes de la articulación, pero sí puede provocar una hiperexcitación de las terminaciones nerviosas de la articulación, una de las causas del dolor crónico.

Rechinar los dientes: dolor de cabeza y fracturas dentarias

Si suele apretar mucho sus dientes superiores contra los inferiores, o bien los hace rechinar al frotarlos unos contra otros, padece bruxismo. Según un informe realizado por expertos del Hospital Ruber Dental de Madrid, más de un 70% de la población adulta padece este hábito del que existen dos tipos: uno que es involuntario e inconsciente, que tiene lugar mientras dormimos y otro que se produce mientras estamos despiertos y que está más relacionado, como así lo prueban muchos estudios científicos al respecto, con el estrés psicológico y la ansiedad.

Óscar Castro Reino, médico estomatólogo y presidente del Consejo General de Dentistas de España, asegura que el bruxismo “también puede asociarse a una malposición dentaria, a alteraciones del sueño y a determinados hábitos al dormir, como por ejemplo dormir de espalda. Las consecuencias son el desgaste del esmalte, algo que provoca una sensibilidad dentaria bastante dolorosa, y lleva a padecer dolores de cabeza, contracciones musculares a nivel cervical, dolor en la mandíbula o fracturas en los dientes”

Tirarse del pelo: calvicie

Si usted enreda su cabello entre su dedo de manera habitual notará que algunos pelos terminan cortándose y consecuentemente se caen quedando atrapados en su mano. Es otra manera de liberar tensión que, en principio, no hay mayor problema que un cierto maltrato a la melena. Pero según el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, hay un 4% de la población mundial que lo hace compulsivamente y sin control, lo que se denomina tricotilomanía. Un estudio realizado por la Universidad de Duke (EE UU) y publicado en Nature, demostraba que no solo es un impulso llevado a cabo por personas obsesivas, sino que la mutación de un gen que interviene en la formación de las conexiones entre neuronas (el SLITKR1) también podía explicar el 5% de los casos.

Según la web de ayuda e información sobre la tricotilomanía, nos solemos tirar más de los pelos de la cabeza (75%), pero también hay personas que se tiran de las pestañas (53%), cejas (42%), pubis (17%), barba (10%) o pecho (3%). Los problemas capilares que provoca este hábito son evidentes, puesto que en los casos más extremos da lugar a una calvicie parcial o total.

“¿Fea yo? Este país no entiende de bellezas atípicas”

“¿Fea? ¿Fea yo? Rara o especial. Andrógina. Pero ¿fea? Este país no entiende de bellezas atípicas”. Así se mostraba Bimba Bosé en el corto Run Away, dirigido por David Delfín en 2012, y de paso ironizaba sobre esta España a la que tanto le duele la diferencia.

Bimba Bosé ha muerto hoy en el Hospital Ramón y Cajal víctima de un cáncer. Modelo, cantante, musa y madre, luchó con valentía y aplomo contra la enfermedad. En mayo de 2014 lo anunció en un comunicado y cuatro meses después aparecía en la portada de la revista VEIN con el pelo rapado y posando sin ocultar su entonces reciente mastectomía.

Tenía un físico andrógino y atípico, mucho antes de que los conceptos de “fluidez de género” o “sin género” cotizaran en la bolsa de la moda

Un gesto en el que se enfrentaba cara a cara con el cáncer y con el que quería mostrar su voluntad de seguir, dentro de todo lo posible, con su vida normal. “Nos hemos limitado a hacer lo que haríamos en cualquier otra sesión de moda, con la diferencia de que en esta ocasión la modelo ha pasado por unas circunstancias que han modificado su cuerpo”, explicaba Bimba entonces a la revista. También manifestó la voluntad de aprovechar su tirón mediático para ayudar a combatir una enfermedad que afecta actualmente a una de cada ocho mujeres: “Estos son los recursos que tenemos más a mano para hablar de ello. El cáncer es una pandemia actualmente. Cuanto más mostremos y hablemos de él mejor lo entenderemos y así ayudaremos a otros”.

Resultaba difícil imaginar una vida convencional para esa Bimba que creció en el seno de la artística familia Bosé. Con su físico andrógino y atípico, mucho antes de que los conceptos de “fluidez de género” o “sin género” cotizaran en la bolsa de la moda, Bimba llegó a protagonizar la portada de Vogue Italia y un extenso reportaje disparado por el incombustible Steven Meisel en diciembre de 2000.

Siempre mostró una gran capacidad para ir a la suya. Absolutamente icónica, nos enseñó el valor de trazar un camino propio en busca de aquello que nos hace únicos

Fue justo después de haber debutado en la pasarela al frente de Gucci. El editorial, de esos que logra trascender en el tiempo, la catapultó a la escena internacional. Tom Ford y Carine Roitfeld la contratarían como imagen de su campaña primavera-verano 2001 para Gucci junto a Kate Moss. Y unos meses después defendería con su androginia irrepetible otras portadas internacionales: en febrero de 2001 en Dazed&Confused y Jalouse, y en agosto de ese mismo año en i-D, entre muchas otras.

Ninguna modelo española ha logrado igualar un ascenso tan fulgurante como el que vivió Bimba a principios de los dos mil. Pero tras dos años en el candelero, decidió regresar a Madrid y dar por finalizada una carrera internacional con muchísimo potencial.

Fue a su vuelta cuando su trayectoria se liga de por vida con la del diseñador David Delfín. Musa, amiga y socia, juntos montan Davidelfin en 2001 junto a las parejas de ambos entonces: los hermanos Diego y Gorka Postigo. Los cuatro agitan la Pasarela Cibeles en 2002 con un desfile inspirado en el surrealismo y Magritte que marcará un antes y un después en la historia de la moda española. Huyendo de lo trillado, exprimirán la moda canalizando inquietudes artísticas que van mucho más allá de la ropa: la música, la interpretación, el arte y el inconformismo nutrirán las colecciones y el universo vital de Davidelfin y su troupe.

Aunque no siempre el entorno se lo puso fácil, Bimba siempre mostró una envidiable capacidad para ir a la suya. Absolutamente icónica, nos enseñó el valor de trazar un camino propio en busca de aquello que nos hace únicos.

¡Hasta siempre, Bimba!

Investigan la muerte de un bebé al que alumbró sola una menor

La Guardia Civil está investigando la muerte de un bebé al que su madre, una chica de 16 años, dio a luz sin asistencia sanitaria en su domicilio familiar, en la localidad alicantina de Pilar de la Horadada. Según han informado hoy fuentes del Instituto Armado, la madre de la menor y su actual pareja, ambos de origen estonio, dieron ayer por la tarde la voz de alarma. Los progenitores han declarado a los agentes que desconocían que su hija estuviera embarazada pese a convivía con ellos en una vivienda situada en la urbanización Pinar de Campoverde.. Según el testimonio de los dos adultos, ellos descubrieron el cadáver este domingo por la tarde en el cuarto de baño, pero el parto se habría producido al parecer tres días antes sin asistencia médica.

El juzgado de guardia de esta demarcación ordenó a primera hora de la noche el levantamiento del cadáver y su traslado a dependencias del Institituto de Medicina Legal de Alicante para la práctica de la autopsia. Por su parte, la menor de edad fue evacuada a un hospital de Torrevieja para que ser sometida a una exploración médica. Los forenses deberán determinar ahora si el bebé nació ya muerto o murió después del parto. Los investigadores barajan la hipótesis de que el fallecimiento se produjo al no haberse cortado el cordón umbilical. Agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil se ha hecho cargo de las pesquisas, según ha indicado la Comandancia de Alicante, aunque por el momento no se han producido detenciones.

Este es la segunda muerte de un recién nacido registrada en esta localidad de la comarca de la Vega Baja en menos de cuatro meses. A principios de octubre del pasado año, la Guardia Civil detuvo a la madre de otro bebé horas después de que fuera hallado muerto en un contenedor. Tanto la mujer como su marido ingresaron en prisión por orden de una juez de Orihuela como presuntos autores de un delito de asesinato.

Junto a ellos fueron arrestados otros dos individuos, de nacionalidad rumana como los anteriores, al existir indicios de que podían haber encubierto el crimen. El bebé, una niña de unos tres kilos de peso, fue asesinado presuntamente por sus padres y arrojado después a un contenedor de basuras situado en la calle Escultor Manuel Ribera Girona.

Un indigente que buscaba chatarra en la zona encontró a la niña ya fallecida y alertó a varios transeúntes. La Guardia Civil localizó horas más tarde y detuvo a los padres en la vivienda que compartían junto a sus dos compatriotas, ubicada a escasos 50 metros de donde se había producido el macabro hallazgo.

La impagable lección que Bimba Bosé nos dio sobre el cáncer

En mayo de 2014, Bimba Bosé anunciaba que tenía cáncer de mama y que estaba recibiendo un tratamiento de quimioterapia. Desde ese día, la modelo y cantante no ocultó nunca los efectos de la enfermedad, no dejó de trabajar ni de acudir a actos públicos, ni utilizó sinónimos para maquillar lo que le ocurría cuando se le preguntaba directamente. El triste día que se ha conocido su muerte, las noticias no han hablado de “una larga enfermedad”, sino de “cáncer”. Desgraciadamente Bimba no ha podido superar la enfermedad, pero con su valentía sí ha contribuido a normalizar una realidad cada vez más presente en nuestra sociedad.

“Su ejemplo nos resulta fundamental, porque gracias a personas como ella somos mucho más conscientes de lo que supone el cáncer”, señala Ana González, responsable del departamento de Psicooncología de la Asociación Española contra el Cáncer de Madrid. González, que trabaja muy de cerca con enfermos, explica que estos tienden a sentirse identificados con quienes lo hacen público: “Ven que es algo que le puede pasar a cualquiera, que nadie está exento de la enfermedad. Y de esa forma no se siente solos”.

Un mensaje que secundan desde la AECC: “Respetamos a quienes no lo dicen, pero agradecemos a quienes hablan claro, normalizan la enfermedad y no utilizan eufemismos. Al hablar, por ejemplo, de ‘una dolorosa enfermedad’ la estigmatizan y hacen que se vea como algo terrible, que lo es, pero esos términos no se utilizan cuando nos referimos a otras enfermedades que también lo son”.

“Desde que anunció la enfermedad Bimba nos ha hecho ver que se había conectado con la vida, con las cosas que le aportaban plenitud como su familia y amigos, y ha seguido activa”. (Ana González, responsable del departamento de Psicooncología de AECC Madrid)

La responsable del departamento de Psicooncología explica, además, que quienes lo hacen público suelen transmitir un mensaje positivo: “Desde que anunció la enfermedad Bimba nos ha hecho ver que se había conectado con la vida, con las cosas que le aportaban plenitud como su familia y amigos, y ha seguido activa, con muchas ganas de hacer cosas. Esto es algo en lo que siempre hacemos mucho hincapié a los enfermos: la necesidad de ponerse metas y tener objetivos por los que luchar”.

Además de protagonizar distintas campañas de concienciación y visibilización del cáncer de mama en septiembre de 2014, después de haberse sometido a una mastectomía, Bimba posó para la foto de portada de la revista de moda Vein Magazine mostrando la cicatriz de su pecho. Entonces, la modelo y cantante señaló que solo quería posar con el pecho al descubierto como había hecho en muchas otras ocasiones sin tener que dar ninguna explicación más. “Habrá enfermos a los que esto les ayude y otros a los que no les produzca tanto impacto”, explican desde la AECC, “pero desde luego que siempre es bueno que se hable del proceso oncológico al que debes someterte de una forma natural, que no se tenga miedo a exteriorizar lo que ocurre durante el tratamiento”.

Una forma de encarar la enfermedad —que también han hecho suyas otras personas famosas con repercusión pública— que han aplaudido muchas otras mujeres anónimas. Así se expresaba una lectora de EL PAÍS en una carta al director publicada en 2015 con motivo del Día Internacional contra El Cáncer de Mama y titulada Grandes luchadoras: “Como mujer me identifico de lleno con lo trascendente de este día que no conmemora el sufrimiento, sino la fuerza de espíritu de tantas mujeres que han tenido que experimentar traumas tan intensos como la caída del cabello o la extirpación de sus pechos. Bimba Bosé o Luz Casal son algunos ejemplos de aceptación y de superación, ya que jamás dejaron de creer en sí mismas”.

“Hay que permitirse cierto dolor, pero también hay que entender que cada paciente es único, que la enfermedad no siempre avanza igual y que es muy importante tener esperanza”.(Ana González,de AECC Madrid)

Gonzalez recuerda que es normal que en un día como hoy otros enfermos se sientan tristes: “Se produce una identificación y hay que permitirse cierto dolor, pero también hay que entender que cada paciente es único, que la enfermedad no siempre avanza igual y que es muy importante tener esperanza. Y fijarnos siempre en su ejemplo: en cómo consiguió conectar con lo que de verdad importaba en la vida”.

Deslumbrante ambigüedad

En este momento, enterándome en Manila de su partida, donde cubro la elección de Miss Universo, no puedo dejar de pensar en ella cantando junto a su tío, Miguel Bosé, la versión de Como un lobo que hicieron juntos para Papito. Eran, en ese vídeo, una combinación de complicidad y electricidad maravillosa. Y luego en las giras de ese disco, que fueron muchas, los dos eran casi lo más esperado de los conciertos.

Bimba Bosé supo transmitir la ambigüedad sinónimo del apellido Bosé al modelaje de los últimos años noventa y principios de este siglo, trabajos que fueron recogidos por importantes fotógrafos de ese tiempo y en pasarelas y colecciones de París a Nueva York. ¡Fotógrafos desde Steven Meisel hasta Juan Gatti! ¡Y ella regresaba a la casa familiar de Somosaguas como si hubiera ido a una excursión del instituto! ¡Me fascinaba esa actitud! Y siempre creí que su deslumbrante y polémica ambigüedad era deudora de la de su abuela, Lucía Bosé, una belleza fascinante precisamente por no ser clásica sino en permanente estado de contemporaneidad.

Bimba Bose y Lucia Bose
Bimba y, a la derecha, su abuela Lucía Bosé, en un acto en abril de 2012. gtresonline

Bimba siempre fue muy independiente, muy suya, pero sin que su familia le significara un peso, todo lo contrario, creo que siempre fue una fuente de inspiración, ¡e incluso de documentación! Muchos de los primeros diseños de David Delfín estaban directamente inspirados en trajes que Lucía le había regalado a Bimba, Jacques Fath de ensueño, Balenciagas hechos en la tienda de Madrid del célebre modisto que habían sido propiedad de Lucía.

Bimba Bose y David Delfin
Bimba Bosé y el diseñador David Delfín, en 2008. cordon press

También la puedo y debo recordar muy, muy joven, apareciendo con el pelo azul en la casa de Somosaguas. ¡Y fue ella la que pintó el pelo de Lucía de ese color por primera vez! Y los recuerdo a David Delfín y a ella haciéndose amigos, luego inseparables y después socios y cómplices, ¡enseñándonos tanto sobre lo maravilloso y fuerte de la amistad!

Bimba, con su vozarrón y sus maneras de niña bien educada y David, con ese sentido del humor filoso y cierta socarronería de la calle, su acento malagueño… podía pasar horas contemplando cómo iban armando esa unidad que representaban.

Creo que ambos han cimentado las bases del estilo y forma de ser de este nuevo milenio. Siento que fue un privilegio haberla conocido y visto crecer. ¡Gracias por dejarme dormir en tu cuarto las primeras Navidades que pasé con vosotros!

¿Qué hará falta para vencer al sida?

Expertos de todo el mundo creen que tenemos lo necesario para vencer a la epidemia del sida de aquí a 2030. Los grandes avances científicos y las lecciones aprendidas a lo largo de los años son la causa principal de esta confianza. Pero vencer al sida no significa que no haya nuevas infecciones de VIH. Por el contrario, indica que se puede poner fin a la epidemia como amenaza para la salud mundial. Para alcanzar este objetivo de aquí a 2030, los países deberían reducir el número de nuevas infecciones un 90% respecto al año 2010, explica el Programa Conjunto de Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA).

Esto significa no superar en todo el mundo las 200.000 nuevas infecciones anuales entre adultos antes de 2030.

¿Dónde estamos?

Anualmente, desde 2010, aproximadamente 1,9 millones de adultos se han contagiado de VIH. Solo en Sudáfrica, el departamento de Sanidad calcula que este año han debido de producirse 270.000 nuevas infecciones. El departamento quiere reducir esa cifra a 100.000 infecciones anuales de aquí a 2022. Queda mucho por recorrer.

De modo que, como hoja de ruta para vencer al sida en 2030, ONUSIDA ha planteado objetivos a más corto plazo, en especial para países con tasas de infección por VIH elevadas, como Sudáfrica. Se conocen como los objetivos 90-90-90, y deben alcanzarse de aquí a 2020. Para entonces, el 90% de todos los infectados por VIH deberían conocer su estado, el 90% debería estar en tratamiento antirretroviral (TAR), y el 90% de los sometidos a tratamiento debería alcanzar la supresión viral.

¿Qué utilidad tendrá esto?

Bien, la ciencia ha demostrado que el TAR no solo mantiene sanos a los contagiados de VIH, sino que también ayuda a evitar la propagación del virus. Cuando los infectados de VIH toman correctamente el tratamiento, la cantidad de VIH en su cuerpo se reduce tanto que es prácticamente imposible que infecten a otros. Esto se denomina supresión viral. De modo que la tasa de nuevas infecciones por VIH disminuirá drásticamente si la mayoría de los infectados recibe tratamiento.

La Organización Mundial de la Salud afirma que solo el 60% de los infectados por VIH en el mundo lo saben. Sudáfrica va a la cabeza en esto: las cifras publicadas por el departamento de Sanidad muestran que el 76% de los adultos infectados conocen su situación.

En 2015, el 46% de los infectados de VIH tenían acceso a tratamiento en todo el mundo, según ONUSIDA. De nuevo, el porcentaje es más alto en Sudáfica, donde el 65% de los adultos que han dado positivo en VIH recibe tratamiento, según revelan los datos del Departamento de Sanidad.

Solo el 60% de los infectados por VIH en el mundo lo saben

Pero vamos a la zaga en el seguimiento de si los pacientes que reciben TAR han alcanzado la supresión viral: las cifras aportadas por el sistema Tyer.net del departamento de Sanidad muestran que solo hemos medido la cantidad de virus en sangre aproximadamente del 50% de los pacientes tratados. Los que se han hecho los análisis van bien, pero para el resto, sencillamente no tenemos ni idea, porque los resultados de sus pruebas no se han registrado o porque no se les han hecho pruebas.

Este informe especial se centra en qué podemos hacer para alcanzar los objetivos 90-90-90 y lograr finalmente acabar con la epidemia de sida de aquí a 2030. Ha habido muchos descubrimientos científicos: las personas no infectadas pueden tomar fármacos antirretrovirales para reducir el riesgo de infección, la circuncisión médica de los varones disminuye en un 60% la probabilidad de que los hombres heterosexuales se infecten, ahora disponemos de pruebas caseras para determinar si una persona está infectada, y Sudáfrica está probando una vacuna muy prometedora contra el VIH.

Pero también hay aspectos que se interponen en el camino hacia la victoria contra el sida. Uno de los objetivos del ONUSIDA para 2030 es eliminar por completo la discriminación contra los infectados de VIH. En Sudáfrica, la discriminación sigue estando muy extendida. Impide que las personas de riesgo se hagan la prueba, o que recojan su tratamiento en las clínicas. Literalmente, el estigma propaga el virus.

Los avances científicos no significan nada si los infectados se sienten demasiado avergonzados y demasiado juzgados como para solicitarlos.

Información publicada originalmente en Bhekisisa, la sección sobre salud del periódico sudafricano Mail & Guardian y con la que Planeta Futuro mantiene un acuerdo de colaboración.

Si quieres perder grasa y hacer músculos, sigue esta dieta

El nutricionista Álvaro Sánchez ha elaborado un ejemplo de menú de una semana cuyo objetivo es fortalecer los músculos y evitar ganar grasa. La idea es que este programa se incorpore como una rutina. Obviamente, con espacio para romperla puntualmente

- LUNES

Desayuno. Café con ½ vaso de leche + 8 cucharadas de avena + un puñado de frutos secos + 8-9 fresas.

Media mañana. 1 yogur desnatado + un pequeño trozo de pan integral +  2 lonchas de pavo + 1 manzana.

Comida. 40g (en crudo) de legumbres + una rodaja de salmón + 2 cucharadas de aceite de oliva + 1 pieza de fruta.

Merienda. 30g de queso de burgos + 1 cucharada de miel + 1 plátano.

Cena. Puré de verduras con patata + 2 huevos y 2 lonchas de pavo + 2 cucharadas de aceite de oliva + 1 yogur desnatado.

- MARTES

Desayuno. Café con ½ vaso de leche + 2 tostadas de pan integral + 40g queso de burgos + 1 kiwi.

Media mañana. Café con ½ vaso de leche + 4 cucharadas de cereales + un puñado de frutos secos + 1 naranja.

Comida. Ensalada de tomate + 40g (en crudo) de arroz integral + filete mediano de pollo o pavo (150g) + ½ aguacate + 1 pieza de fruta.

Merienda. 1 yogur desnatado + 2 cucharadas de cereales + 1 vaso de zumo natural.

Cena. 50 g de salteado de verduras + un pequeño trozo de pan integral + una rodaja de merluza + 2 cucharadas de aceite de oliva + 1 yogur desnatado.

- MIÉRCOLES

Desayuno. Café con ½ vaso de leche + 5 galletas integrales + 8-9 fresas.

Media mañana. 1 yogur desnatado + un pequeño trozo de pan integral + 2 lonchas de pavo + 1 manzana.

Comida. 50 g de salteado de verduras + 40g (en crudo) de legumbres y 2 huevos + un puñado de frutos secos + 2 cucharadas de aceite de oliva + 1 pieza de fruta.

Merienda. ½ vaso de leche + 1 cucharada de miel + 1 plátano.

Cena. 50g de judías verdes + 30g (en crudo) de pasta + lonchas de jamón ibérico (30g) + 8-10 gambas medianas + 1 yogur desnatado.

- JUEVES

Desayuno. Café con ½ vaso de leche + 80g de pan + 2 lonchas de pavo + 1 kiwi.

Media mañana. Café con ½ vaso de leche + 4 cucharadas de cereales + un puñado de frutos secos + 1 naranja.

Comida. Puré de verduras con patata + una rodaja mediana de pescado azul + 2 cucharadas de aceite de oliva + 1 pieza de fruta.

Merienda. 1 yogur desnatado + 2 cucharadas de cereales + 1 vaso de zumo natural.

Cena. 50g de calabacín a la plancha + un pequeño trozo de pan integral + filete mediano de pollo o pavo (150g) + 2 cucharadas de aceite de oliva + 1 yogur desnatado.

- VIERNES

Desayuno. Café con ½ vaso de leche + 8 cucharadas de avena + un puñado de frutos secos + 8-9 fresas.

Media mañana. 1 yogur desnatado + un pequeño trozo de pan integral + 2 lonchas de pavo + 1 manzana.

Comida. ½ plato de ensalada + 40g (en crudo) de pasta integral + filete mediano de ternera o buey (150 g.) + un puñado de aceitunas + 1 pieza de fruta.

Merienda. 30g de queso de burgos + 1 cucharada de miel + 1 plátano.

Cena. 50g de salteado de verduras + rodaja de pescado blanco + 2 cucharadas de aceite de oliva + 1 yogur desnatado.

- SÁBADO

Desayuno. Café con ½ vaso de leche + 8 cucharadas de avena + un puñado de frutos secos + 1 kiwi.

Media mañana. Café con ½ vaso de leche + 4 cucharadas de cereales + 1 puñado de frutos secos + 1 naranja.

Comida. 50g de verduras cocidas + 40g (en crudo) de legumbres + rodaja de pescado blanco + 2 cucharadas de aceite de oliva + 1 pieza de fruta.

Merienda. 1 yogur desnatado + 2 cucharadas de cereales + 1 vaso de zumo natural.

Cena. 50g de acelgas + 2 patatas medianas + 2 huevos revueltos + un puñado de frutos secos + 1 yogur desnatado.

- DOMINGO

Desayuno. Café con ½ vaso de leche + 8 cucharadas de cereales + 1 puñado de frutos secos + 8-9 fresas.

Media mañana. 1 yogur desnatado + un pequeño trozo de pan integral + 2 lonchas de pavo + 1 manzana.

Comida. Lasaña vegetal + filete mediano de pollo o pavo (150g) + 2 cucharadas de aceite de oliva + 1 pieza de fruta.

Merienda. ½ vaso de leche + 2 cucharadas de avena + 1 plátano.

Cena. 50g de salteado de verduras + 1 cazo de guisantes + 1 patata + 150g de sardinas + 1 yogur desnatado.


11 personas intoxicadas por humo en Carballiño, Forcarei y Castro de Rei

Un total de 11 personas han resultado afectadas por inhalación de humo e intoxicación de monóxido en sendos accidentes en O Carballiño (Ourense), Forcarei (Pontevedra) y Castro de Rei (Lugo).

En concreto, cinco personas -tres adultos y dos menores- han resultado afectadas por inhalación de humo tras declararse un pequeño incendio en su casa, en O Carballiño. Según se le indicó al 112, el incendio afectó únicamente a la televisión del salón de la vivienda, situada en Cabanelas. Todo pudo deberse a un cortocircuito.

Aunque el fuego fue sofocado por los propios particulares, el humo afectó a toda la vivienda, por lo que las víctimas fueron evacuadas al Hospital Cristal Piñor. Fue una persona particular quien contactó con el 112 Galicia a las 3,30 horas de la madrugada de este domingo para alertar de la situación. El personal de la central de emergencias del 112 informó a Urgencias Médicas, a Protección Civil y a la Guardia Civil.

También en la madrugada de este domingo, esta vez en el municipio de Forcarei, tres personas han resultado afectadas por una intoxicación de monóxido de carbono. La mala combustión de una cocina o brasero podría estar detrás de la intoxicación. Los hechos tuvieron lugar en una vivienda de Ventoxo. Los servicios sanitarios informaron de la situación al 112 a la 1,45 horas de este domingo. Acto seguido, desde el CAE 112 Galicia se avisó a los Bombeiros do Deza, al GES de A Estrada, a Protección Civil y a la Guardia Civil. Las tres personas afectadas recibieron asistencia sanitaria en distintos centros.

Además, tres vecinos de la localidad lucense de Castro de Rei han tenido que ser trasladados hoy a un centro hospitalario después de sufrir una intoxicación debido a la mala combustión de un calentador. El suceso ocurrió en torno a las 14,30 horas de este domingo en Castrillón, en la parroquia de Ribeiras de Lea, y según ha informado el CAE 112 Galicia todo apunta a que la causa de la intoxicación fue el mal funcionamiento del calentador de la casa.

Las tres personas fueron trasladadas al Hospital Lucus Augusti de Lugo. Una de ellas permanecía inconsciente en el interior de la vivienda, por lo que los efectivos sanitarios se desplazaron al lugar con una UVI móvil. Además de alertar a Urxencias Médicas, el 112 Galicia también dio aviso a los Bombeiros de Vilalba, Guardia Civil y a la compañía responsable de la suministración del gas.